Comprueba si tu conexión a Internet es lenta o puedes hacer algo al respecto

Siempre que notemos cierta lentitud en nuestra conexión a Internet, hay dos opciones: el problema está en tu lado o es cosa de tu proveedor de Internet. Si hablamos del segundo caso no podemos hacer mucho, pero si es algún problema puramente nuestro, lo más seguro es que habrá una solución a nuestro alcance.

Si tu conexión a Internet comienza a ir lenta, puede que te estés boicoteando a ti mismo sin saberlo. Que el problema esté en tu lado y sea cosa del router, cables, señal del Wi-Fi o cualquier otro aspecto a tu alcance para que puedas configurarlo, repararlo o reemplazarlo para garantizarte la mejor velocidad de navegación posible.

Mejor conexión por cable

La primera es básica para saber si una conexión a Internet lenta -o al menos más lenta de lo contratado- es cosa tuya. Si optamos por la conexión inalámbrica ganaremos en comodidad, pero perderemos en calidad. La preferencia es siempre configurar tu red en modo alámbrico. Por cable, para que nos entendamos.

Cables de red

Ethernet conectado a un router

Incluso aunque sea tu caso, puede que estemos teniendo algún tipo de desgaste en el cable y merezca la pena reemplazarlo o incluso que hayamos subido la velocidad contratada con nuestra compañía, pero los cables de red Ethernet que estemos usando estén limitando nuestras propias posibilidades. Algo tan sencillo como la compra del tipo de cable de red que mejor se ajuste a tus necesidades puede marcar la diferencia.

¿Me pasa solo a mí?

En caso de tener dudas sobre si una carga lenta de alguna web en concreto se debe a algún problema de su lado o el tuyo, hay una herramienta que literalmente se llama Down For Everyone Or Just Me.

Down for Everyone or Just Me

Web «Down for Everyone or Just Me?»

Con solamente introducir una dirección URL en concreto puedes saber si hay algún problema en la página web en cuestión o «es cosa tuya». Lo mismo aplica para caídas de servicio, que se suelen reportar rápidamente en DownDetector. Si Twitter, WhatsApp o Facebook no funcionan, o tu operador está fallando, quizás no tengas nada que ver en la ecuación.

Canales saturados por los vecinos

En el caso de optar por la conexión inalámbrica, puede ser que necesites cambiar de canal. Si vivimos en un bloque de vecinos, cada uno con su propio router, provocará un descontrol que hace que en nuestro entorno se mezclen todas las señales de las distintas redes ocupando las mismas bandas de frecuencia.

Saturación de canales

Saturación de canales WiFi.

Esta situación hace que en la mayoría de las ocasiones nos encontremos con problemas de interferencias, por lo tanto, una buena solución es cambiar nuestro canal WiFi. Lo primero que tendremos que hacer es analizar nuestro entorno para saber qué redes WiFi son detectadas a nuestro alrededor, podremos ver también el canal que utiliza cada una de ellas, potencia y qué canales son los que se están superponiendo para así ayudarnos a elegir la mejor opción posible con el objetivo de evitar interferencias o canales más colapsados.

Para ayudar en esta tarea hay multitud de herramientas y aplicaciones similares. Podemos desde abrir una ventana del símbolo del sistema o CMD y ejecutar el comando netsh wlan show all a descargar un programa como InSSIDer. Si estamos utilizando un dispositivo móvil conectado a nuestra red inalámbrica doméstica, una buena alternativa es la app gratuita WiFi Analyzer.

Wifi Analyzer
Wifi Analyzer
Developer: farproc

Dejar descansar el router

Uno de los aspectos más desconocidos cuando la conexión a Internet va lenta es que cuanto más se calienta el router, peor funciona y podría ralentizarse o incluso bloquearse. La solución a corto plazo es más sencilla, bastaría con dejar descansar el router para se enfríe y recupere su máximo potencial, aunque, de acumularse los sobrecalentamientos, podría derivar en avería para el futuro.

Router descansando

El router debe descansar

En este caso, puedes intentar rebajar el ritmo de cómo usas Internet, especialmente en aplicaciones que hacen un uso intensivo y desconectarlo por ejemplo por la noche si no tienes ningún dispositivo que requiera de conexión permanente.

Jubilar el router del operador

La tecnología avanza y cada vez hay routers mejor preparados para el futuro, por ejemplo con Wi-Fi 6. Sin embargo, la mayoría de las operadoras no suelen ser precisamente muy proactivas en lo que se refiere a cambiar el aparato que nos instalaron hace unos años en casa y se conforman con actualizar su firmware de vez en cuando y prácticamente sin enterarnos de estas optimizaciones.

Router nuevo

Valora la compra de un router nuevo (y/o mejor)

Lo más sencillo es llamar a tu proveedor de Internet, exponer tus problemas con la conexión y esperar a que te ofrezcan una solución. Sin embargo, sabemos que esa es la teoría y que probablemente no atiendan nuestras demandas. Dependiendo de tu operador puede que incluso tengas tú la sarten por el mango para que acuda un técnico a realizar nuevas mediciones o directamente puedas acceder a un router más moderno (y nuevo) que aquel que te colocaron hace ya tiempo.

Amplificar la señal Wi-Fi

Si igualmente preferimos seguir conectados de forma inalámbrica por la disposición arquitectónica de nuestro hogar o cualquier otro motivo, una de las mejores y más efectivas soluciones que podemos llevar a cabo es la de amplificar la señal WiFi.

Amplificar Wi-Fi

Formas de amplificar señal Wi-Fi.

Si no llega el Wi-Fi correctamente a toda tu casa, considera usar un repetidor Wi-Fi o unos PLC. No son soluciones perfectas, pero permitirán que la señal llegue a esas habitaciones en las que peor calidad de conexión llega.

¡Sé el primero en comentar!