Diferencias entre cables Ethernet y en qué fijarte al comprar uno

El WiFi es cada vez más avanzado y tiene menos inconvenientes, pero el cable Ethernet sigue siendo una opción imprescindible para muchos usuarios, aporta más estabilidad y nos asegura tener Internet incluso donde la señal WiFi no llega. Pero no siempre sabemos qué cable Ethernet elegir, qué ventajas tiene cada uno de ellos o cuál debemos elegir para utilizar normalmente en nuestra casa.

Como decimos, el cable de red o cable Ethernet es un accesorio imprescindible para tu Smart TV si quieres que no se corten las películas que estás viendo en Netflix, si quieres que la conexión no sea inestable o si quieres aprovechar al máximo la velocidad de conexión de fibra óptica que te corresponde por contrato.

Además, hay que tener en cuenta en todo momento que la transmisión es más rápida. Aunque, como es lógico, tiene el inconveniente de “dependencia” frente al WiFi ya que debemos estar cerca de un puerto de red y del propio router. Más allá de conocer las ventajas, podemos creer que basta con comprar un cable Ethernet para conectarnos y ya está.

Pero, lo cierto es que no todo es eso. Básicamente, porque hay diferencias entre ellos, tanto en la velocidad de transferencia como en la frecuencia de transmisión. No obstante, también verás diferencias en la protección que los recubre. Por lo que pasaremos a ver los diferentes tipos y en qué deberemos fijarnos a la hora de comprar uno.

Tipos de cable Ethernet

Como os veníamos avisando, existen diferentes tipos de cables ethernet, ya que unos y otros cuentan con diferentes características. Por esto mismo, os venimos a explicar en dos cosas en las que debes fijarte y, sobre todo, en que se diferencian los cables Ethernet: la categoría y la protección. A continuación, te detallamos las diferentes categorías existentes que podemos encontrar en la actualidad:

Categorías

Se diferencian, como decimos, en la velocidad o en la frecuencia de transmisión. La frecuencia nos dice la potencia que tiene el cable. A mayor longitud, más posibilidad de que la potencia se vaya perdiendo a medida que avanza hasta llegar al dispositivo en cuestión. La velocidad, por su parte, nos permite saber la velocidad máxima soportada por el cable. De nada sirve que tengas una gran velocidad contratada si no puedes disfrutarla a través del cable Ethernet que vas a utilizar. Cada cable se conoce como CAT 5, CAT 5E, CAT 6, CAT 6A… Hasta CAT 8. Se trata de la denominación que se ha ido dando con el paso del tiempo a estos cables y cada una de las categorías cuenta con mejores con respecto a la anterior. Por ejemplo, nos permite mayores velocidades de transmisión.

  • CAT 5 nos permite una velocidad de 100 Mbps y frecuencia de 100 MHz.
  • CAT 5e nos permite una velocidad de 1.000 Mbps y frecuencia de 100 MHz.
  • CAT 6 que nos ofrece velocidades de hasta 1.000 Mbps y frecuencia de 250 MHz.
  • CAT 6A con velocidades de 10.000 Mbps y frecuencia de 500 MHz.
  • CAT 7 con velocidades de 10.000 Mbps y frecuencias de 600 MHz.
  • CAT 7A con velocidades de 10.000 Mbps y frecuencias de 1.000 MHz.
  • CAT 8 con velocidad de 40.000 Mbps y frecuencia de 2.000 MHz.

Cables anteriores a CAT 5 (CAT-3) son cables obsoletos y totalmente desaconsejables. Podemos encontrarlos por casa, pero ya prácticamente no se fabrican y te recomendamos que apuestes siempre por modelos iguales o superiores a categorías 5e, como veremos en los próximos párrafos.

Cat 5 y 5e

Los cables más populares del mercado, aunque cada vez más desaconsejados por la irrupción de nuevas tecnologías que necesitarán Cat 6 o superior. Permiten una velocidad máxima de transmisión de 1000 Mbps a distancias de hasta 100 metros. Para conexiones de fibra de 500 o 600 Mbps son más que suficientes, pero no lo serán para las de 1 Gbps ni mucho menos, para las futuras XGSPON de 10 Gbps.

Si usamos estos cables, corremos el riesgo de saturar con facilidad el cable simplemente descargando algo de Internet o saturando la subida si tenemos una conexión simétrica. Si estamos descargando algo de Internet a máxima velocidad, no podemos descargar del NAS, o si tenemos la subida al máximo, no podemos compartir nada más en la red.

Cat 6 y 6a

Los cableados de Categoría 6 (Cat6), se encuentran basados en cables de 4 pares trenzados, en versión UTP y poseen una conectividad RJ45. Por otro lado, nacieron en el año 2002, al publicarse los primeros estándares internacionales que definían su rendimiento. La opción más recomendada del momento por precio y posibilidades de futuro.

Soportan velocidades de hasta 10.000 Mbps (10 Gbps), más que de sobra para no tener ningún problema de cuello de botella. Esta velocidad está garantizada en un cable de hasta 55 metros. Una vez pasada esa distancia la velocidad baja a 1.000 Mbps. En caso de necesitar cubrir distancias más largas, deberemos apostar por cables Cat6a, con velocidades de hasta 10.000 Mbps a 100 metros.

Cat 7 y 7a

Siempre es mejor ir un paso por delante de la tecnología actual, sobre todo cuando hablamos de cablear una casa con el trabajo que conlleva. Los cables Cat 7 soportan hasta 100.000 Mbps (100 Gbps) en una distancia de hasta 15 metros, o 40.000 Mbps (40 Gbps) hasta 50 metros. Los Cat 7a son una versión mejorada con más capacidad.

La Cat 7 se estableció para ofrecer una frecuencia más alta y un mayor rendimiento que el de la Categoría 6, con capacidad de transmisión a 10 Gb/s. Asimismo, la Cat 7A aporta una frecuencia más alta y un margen mayor de rendimiento que la Cat 6A, pero no aumenta con el ancho de banda. Eso sí, las Cat 7 y 7A nunca han sido muy adoptadas.

Cat 8

Lo último de lo último es también lo más caro. Velocidades de 40.000 Mbps nos garantizan toda una vida de tranquilidad con nuestra instalación, aunque a costa de invertir un buen dinero. No se recomiendan todavía en entornos domésticos ni en pequeñas empresas, por lo que si este es tu objetivo no es recomendable.

Cat8 está destinado a proporcionar mejores características de frecuencia, ofreciendo velocidades más altas para una mejor transferencia de datos. Habiendo estado en desarrollo desde el año 2013, lo normal es que Cat 8 soporte ancho de banda de hasta 2Ghz para hasta 30m de distancia entre dispositivos. Esto se traduce en soporte de velocidades de hasta 25 Gbps / 40 Gbps.

Trenzado de hilos

La mayoría de los cables Ethernet están formados en pares de cables trenzados de cobre. En el interior de los cables, varía el trenzado según la categoría elegida. El trenzado de los cables Ethernet permite reducir las interferencias que se producen entre cables externos e internos.

Cuanto más frecuente sea la trenza, menores son las interferencias y mejor es el resultado. En cables Cat-5, por ejemplo, vemos que son menos veces las que se entrelazan los pares en toda su longitud, algo más entrelazados en la versión Cat-5e o aún más en el caso de Cat-6, con una trenza más frecuente y ajustada.

Apantallamiento

Al fijarte en la categoría, también verás que viene más información impresa en la inscripción de la cubierta. Normalmente, se trata el tipo de apantallamiento que protege al cable. ¿Qué es apantallamiento? La forma en la que se ha blindado el cable y que hará que esté protegido en la instalación. Este apantallamiento influirá en la calidad de la velocidad del mismo o en la estabilidad que nos va a aportar.

Por lo tanto, debes tener claro en cualquier ocasión en la que vayas a comprar este tipo de cable que, el color de los cables de red no influye en nada en absoluto en la categoría. Por lo tanto, lo único para lo que sirve es para que puedas diferenciar los cables en los casos en los que tengas varios conectados a un mismo router o servidor. Lo importante, como os comentábamos, será la información que venga impresa en la cubierta del cable.

Además, hay cuatro tipos diferentes de protección o apantallamiento: UTP o Unshielded Twisted Pair (par de trenzado sin blindaje) es el más sencillo de todos y, como indica su nombre, no tiene apantallamiento. Es recomendable o práctico si necesitas usar un cable Ethernet para enchufar a cualquier dispositivo desde el router pero no es recomendable para instalaciones que tengas que hacer en casa o que vayan dentro de la pared. Sólo cuenta con la protección del plástico exterior y no con un apantallamiento que mantenga protegidos los hilos de cobre. FTP o Foiled Twisted Pair (Par de trenzado con pantalla global) es un cable con apantallamiento global para todos los hilos de cobre. Es decir, hay una pantalla que recubre todos en conjunto, una lámina metálica.

Esto los protege de las interferencias externas, pero en este caso los cables trenzados no están protegidos de forma individual como sí estarán en versiones “superiores” de apantallamiento. STP o Shield Twister Pair (Par de trenzado blindado) En este caso, sí tenemos una funda metálica para cada uno de los pares de hilos trenzados que van por dentro del cable Ethernet. Así se consigue una protección más fuerte para la señal. Esta opción sí es recomendable para una instalación eléctrica. SFTP o Shield Foiled Twisted Pair (Par de trenzado blidado y apantallado).

El más protegido de todos los cables Ethernet del mercado es el tipo SFTP que cuenta con la protección STP individual para cada par de hilo trenzado, pero también cuenta con la protección FTP que hace un apantallamiento global de todos los pares. Este, como es lógico, es el cable con mejor apantallamiento. Usa los dos sistemas de blindaje y una lámina protege cada par, pero también el recubrimiento exterior los protege a todos. cable-de-red-apantallado

Ventajas e inconvenientes cables Ethernet

Aunque en el día a día de cada persona lo habitual es el uso de redes inalámbricas, lo cierto es que tanto en el entorno doméstico, pero sobre todo en el empresarial o profesional, las redes cableadas son las más utilizadas. Ahora bien, el uso de cables Ethernet ofrece ciertas ventajas e inconvenientes que debemos tener en cuenta. Una conexión a través de cable Ethernet ofrece una mayor estabilidad y velocidad de transferencia de datos en condiciones óptimas, ya que depende el tipo de cable, el estado del mismo o su calidad. Pero no son las únicas ventajas del uso de este cableado, ya que, además, ofrecen una sencilla instalación, sobre todo si no es necesario el uso de hubs, ofrecen diferentes formas de cableado, mayor seguridad y, además, es la solución más económica cuando queremos conectar en una misma red varios equipos cercanos.

Por el contrario, uno de los principales inconvenientes es la conexión física necesaria. Es decir, necesitamos un cable para conectar los diferentes dispositivos de una red, por lo que deben estar relativamente cercanos unos de otros. La instalación por cable es bastante más compleja, sobre todo cuando son muchos los equipos de una red. Además, podemos estar limitados por la distancia entre equipos o al propio hub. El uso del protocolo Ethernet también puede hacer que la velocidad de la red se vea comprometida cuando hay muchos usuarios conectados al mismo tiempo a Internet dentro de la propia red.

Ethernet

¿Cómo elegir un cable?

A simple vista, serán idénticos. Hay cables de muchos colores, pero el color no tiene nada que ver con la categoría a la que pertenecen. Para elegir, tendrás que fijarte en la categoría siguiendo los detalles de la tabla que puedes encontrar en párrafos anteriores. También debes tener en cuenta el apantallamiento según el uso que pretendas darle a este cable Ethernet, si será para uso doméstico o para instalación. En el caso de hacer un uso doméstico del cable, no necesitarás que vaya más allá de una categoría 5e o categoría 6.

El cable Ethernet de categoría 5e es el que encontramos habitualmente en los routers de los operadores convencionales y nos permiten una velocidad máxima de transmisión de 1.000 Mbps a distancias de hasta cien metros, por lo que debería ser suficiente (en la actualidad) para el día a día, ya que se trata de lo que nos ofrecen las operadoras como velocidad. Eso sí, es muy probable que sea cuestión de años que esta categoría nos resulte insuficiente por lo que es recomendable apostar por modelos más avanzados para conexiones de alta velocidad, como CAT-6 o CAT-6A que nos asegurará la velocidad estable incluso si el cable tiene una gran longitud. Cables-ethernet

En cuanto a la protección, no necesitarás un apantallamiento muy completo si simplemente vas a conectar el cable desde el router al ordenador o desde el router a la Smart TV. Te bastará lo más básico y no hay ningún problema en que uses un cable Ethernet con apantallamiento UTP, más económico.Si quieres crear una instalación de red doméstica, la categoría 5E de cable Ethernet se nos queda demasiado pequeña y se nos saturará. En caso de crear una red local, es más recomendable apostar por cables de categoría 6A o superior. En modelos CAT 6A, CAT 7 o CAT 7A tenemos velocidades de hasta 10.000 Mbps así no encontraríamos ningún problema de saturación ni cuellos de botella y podrá soportar sin problemas la transmisión desde varios dispositivos. Los cat 8 pueden tener velocidades de 40.000 Mbps.

Por otro lado, a medida que los routers han ido actualizándose, estos se han vuelto más rápidos y eficientes. Es por ello que, si acabas de comprarte un router necesitarás un cable acorde con el que puedas aprovecharlo al máximo. Una buena idea, por tanto, será elegir una de las versiones más recientes, tanto para aprovechar la velocidad de conexión como para preparar su configuración. Es decir, tendrías que elegir al menos un cable CAT6a o incluso un CAT8. De esta forma podrás asegurarte de que tu conexión es lo más estable posible.

Algunos cables

Después de conocer los diferentes tipos y, sobre todo, en qué debernos fijarnos a la hora de comprar un cable ethernet por nuestra cuenta, es el momento de pasar a ver algunas de las mejores opciones que podremos llegar a comprar para nuestra casa y dispositivos. Por eso mismo, os vamos a dejar algunos cables que consideramos que podrían ser de vuestro interés, por si aprovechando nuestro artículo también queréis haceros con alguno que sepáis los que pueden dar buen resultado y ser una compra acertada.

SHULIANCABLE

Este es un cable Ethernet Cat.8, siendo de tipo plano. Puede alcanzar los 40 Gbps, con 2.000 MHz de frecuencia. Además, es un cable ideal para conectarse con las redes más exigentes posibles. Es adecuado para todos los dispositivos de red con conexión RJ45. Es compatible con versiones anteriores Cat7, Cat6, Cat6a, Cat5 y Cat5e.

También puedes usarlo en ordenador de sobremesa, portátil, impresora, servidor, módem, router y televisión. Está hecho de cobre de alta calidad como conductor interno con blindaje y enchufes RJ45 chapados en oro. Puedes encontrar la misma versión del cable desde 1 metro hasta los 20 metros, aunque cuanto más tenga mayor será su precio. Por poco más de 10 euros encontrarás uno de un metro, más que suficiente en la mayoría de casos. Tiene un diseño de cinta plana con monobloque de par trenzado blindado en papel de aluminio doble. SHULIANCABLE

KabelDirekt

Este cable es capaz de conseguir 1 Gbps de velocidad (Cat. 5e) y es ideal para redes Gigabit con las que conectar para conectar ordenadores, consolas de videojuegos, módem DSL, router o tomas de red. Mide, nada más y nada menos, que 30 metros este cable. Puedes encontrarlo en otras dimensiones de cable si estos te parecen mucho, aunque por su calidad y precio este modelo es una auténtica pasada. Es insensible a las transferencias.

Es muy flexible y de fácil colocación. Además, tiene una garantía del fabricante de 36 meses, lo que supone 3 años completos en los que puedes acudir a su servicio técnico y solucionar cualquier problema. Ha pasado por muchas pruebas antes de llegar a Amazon. Para la transferencia de datos es una opción que debes considerar por sus posibilidades. kabeldirekt

DBillionDa

Aunque tal vez sea demasiado si solo vas a darle un uso doméstico, este modelo es de los más potentes del mercado y de los mejores en cuestiones de rendimiento y blindaje. Este cable ethernet (con chapa de oro y una longitud de 6 metros) admite un ancho de banda de 2,000 MHz y transmisión de datos de hasta 40 Gbps.

Este modelo Cat 8 también es impermeable, anticorrosión y utiliza material de PVC más duradero para que pueda ser utilizado tanto en interiores como en exteriores. Es una opción ideal, por tanto, si vas a darle un uso profesional o simplemente para mejorar de forma considerable tu conexión. Además, DBillionDa cuenta con una garantía de 18 meses.

Primewire

Son 5 metros de cable revestido de tela, Cat.8 capaz de otorgarnos 40.000 MB/s ideal para redes Ethernet 10/100 / 1000 / 10000 / 25000 / 40000 Mbit. | 304376. Los conectores RJ45 tienen un blindaje metálico de zinc y una funda de protección contra torceduras, además de una palanca de bloqueo. El cable es de doble apantallamiento con cables trenzados en pares y conductores interiores fabricados en cobre. Además, ofrece buen aislamiento libre de halógenos y es totalmente compatible con todos los dispositivos con conexión de red RJ45 y compatible con otros modelos como Cat. 5, Cat.5e, Cat.6, Cat.6a

Puedes obtenerlo en varios colores, ya sea blanco, negro o todo negro, incluso puedes plantearte otras dimensiones hasta un máximo de 20 metros si los necesitas o 0,25 metros si buscas algo más reducido. Su precio es muy económico y accesible, por lo que se presenta como una excelente opción de buena calidad para tus transferencias de datos. Sirve para ordenador de sobremesa, portátil, monitor, televisión, router, consolas y módem, entre otros.

4 Comentarios