No apagues el router por las noches: estas son las razones para tenerlo siempre encendido

No apagues el router por las noches: estas son las razones para tenerlo siempre encendido

Daniel Caballero

Muchos creen que es buena idea apagar el router cada noche, sin embargo, hay una serie de motivos que te van a hacer ver por qué es mejor dejarlo encendido. Incluso cuando estés buscando ahorrar algo de luz todos los meses. En este caso, todo dependerá de una serie de elementos que son clave en este aspecto: los dispositivos que tengas en casa.

Si eres de los que han convertido su casa en un hogar inteligente y tiene todo tipo de dispositivos conectados al WiFi. Entonces, olvídate de apagar el router por las noches. Aunque creas que no va a pasar nada, lo cierto es que este es el principal motivo por el que tienes que dejar el equipo encendido. Por más que estés fuera de casa o no uses directamente Internet por las noches, no deberás apagarlo nunca más.

La domótica es la clave

Por más que te vayas de vacaciones, estés todo el día fuera de casa por el trabajo o quieras apagar el router por las noches, lo cierto es que hay un punto clave para que lo dejes encendido siempre: la domótica. Los dispositivos inteligentes que tienes en tu hogar pueden ser la clave para que no lo desconectes nunca más. Y todo porque se quedarán sin conexión a Internet y, por tanto, no podrán cumplir su respectivo objetivo.

En función del dispositivo inteligente que sea, será más importante o menos que tenga conexión a Internet. Pero, está claro que te tendrás que olvidar de apagarlo y no te quedará otra que tenerlo encendido en todo momento. Da igual que te vayas un tiempo de viaje fuera de casa… piensa que estos dispositivos en sí no tendrán conexión y no van a servirte de nada. Entre los aparatos que puedes tener conectados en casa están: cámaras de seguridad, enchufes o bombillas inteligentes, sensores de movimiento, electrodomésticos inteligentes, etc.

Aire acondicionado WiFi

Todos estos aparatos nos llevan al mismo punto, necesitan de conexión a Internet para que se puedan controlar o realizar sus respectivas funciones. De hecho, sin Internet, muchos de estos dejarían de cumplir hasta su principal objetivo o podría ser un riesgo para la vivienda, como quitar la conexión a los sensores de humo, movimiento… al igual que sucede con las cámaras de seguridad.

Sin embargo, no es el único motivo, también está el hecho de que si lo dejamos apagado no se cargue las respectivas actualizaciones al router. Lo normal es que se den por las noches, pero si lo apagamos continuamente, estas no se instalarán de manera automática. Otro ejemplo es que la vida útil del equipo se va reduciendo con el paso del tiempo. Y no solo esto, sino que vas a conseguir que funcione hasta peor.

Y cuándo hay que apagarlo

Está claro que, en algún momento, puede darse el caso de que se tenga que apagar. Y todo porque no quedará otra opción que no sea reiniciarlo. Sin embargo, los siguientes ejemplos son algo que no van a pasar siempre, por lo que no tendrás que apagarlo ni durante mucho tiempo ni constantemente:

  • Para resolver un problema de conexión: el Internet va lento, el router no funciona bien, etc.
  • Si quieres actualizar el router.

Estos son dos ejemplos claros en los que sí será necesario apagar el dispositivo. Pero, está claro que no va a ser algo que dure mucho tiempo, será un caso puntual. Por tanto, el inconveniente de tener una casa inteligente hace que no sea posible apagar el router por las noches, y todo porque estaríamos dejando de disfrutar las principales funcionalidades de esos dispositivos inteligentes que hacen de nuestro hogar, una Smart Home.

¡Sé el primero en comentar!