¿Quieres cambiar el router de sitio? Ten esto en cuenta

El momento en el que nos instalan la fibra óptica por primera vez en casa es bastante importante. En ese momento el instalador nos preguntará donde queremos que nos instale el router, y esto es algo que debemos de pensar muy bien antes de dar una respuesta. El router quedará instalado en una posición de nuestra casa, y lo hará durante bastante tiempo. Pero, ¿es posible que cambiemos nosotros mismos el router de sitio en nuestro hogar? Vamos a darle respuesta a esta pregunta.

Hay muchas razones para querer cambiar el router de sitio es nuestro hogar. Como decimos, la instalación se produce en un momento y bajo unas circunstancias que pueden cambiar en nuestro hogar (por ejemplo, cambiamos la televisión principal a otra estancia de la casa). También puede ocurrir que la señal del WiFi de tu router no llegue a todas las estancias de la casa, algo que especialmente ocurre en casas grandes o en aquellas que tienen una distribución alargada.

Es posible cambiar el router…aunque no a todas partes

La instalación de fibra óptica de tu casa cuenta de dos dispositivos que, según tu operador, puede que estén unidos en el mismo. Nos estamos refiriendo, por un lado, al router y, por otro lado, al ONT que será donde vaya conectado el cable o latiguillo de la roseta óptica. Es muy importante señalar que según si tenemos uno o dos dispositivos podremos hacer más movimientos o menos movimientos.

En el caso de que tengamos los dos equipos por separado, vamos a tener bastantes más opciones para mover el router en nuestro hogar. Eso se debe a que el cable que va desde el ONT al router es un cable Ethernet completamente normal, y para instalarlo solamente tendremos que conectarlo a ambos dispositivos. Con ello, podremos colocar nuestro router dentro de la misma habitación donde nosotros queramos, o incluso en otra habitación si compramos un cable Ethernet bastante largo y lo colocamos por nuestro hogar.

Por otro lado, si lo que tenemos en casa es un router con el ONT incorporado entonces vamos a tener más problemas. En este caso lo único que podremos hacer es mover el dispositivo hasta donde nos permita el latiguillo de la fibra óptica, que no suele ser demasiado, ya que estos cables suelen ser muy cortos. Tienes la opción de comprar por tu cuenta un latiguillo de mayor longitud para instalarlo tú, pero es una operación que no te recomendamos. En este caso, la opción más recomendada es avisar a nuestra operadora para que nos mande un técnico, aunque esto nos costará dinero.

Si tienes en casa contratado un servicio de ADSL, entonces lo vas a tener también muy fácil para cambiar el router de sitio. Lo único que deberás tener en el sitio donde lo vayas a instalar es una roseta telefónica para conectar el cable que va directamente hasta el router. Bastará con que te lleves el router a la nueva habitación y lo conectes a la roseta de teléfono con un cable RJ11 para cambiar de sitio el dispositivo.

Alternativas a cambiar el router de sitio

Como os hemos explicado más arriba, puede haber varias razones por las cuales pretendas mover el router de tu casa de una ubicación a otra. Si la razón principal de mover el dispositivo es que no te llega la señal bien del WiFi al resto de tu domicilio, hay algunas alternativas que puedes utilizar para poder llevar la señal de manera correcta a estas estancias. Para ello, basta con que nos hagamos con algún repetidor de señal WiFi, que hay de varios tipos, modelos y características en el mercado.

Tenemos disponibles dispositivos como los PLC, que nos ayudarán a llevar la señal de Internet a través de la corriente eléctrica. Estos dispositivos están recomendados sobre todo para edificios cuyas instalaciones eléctricas son más modernas, ya que de lo contrario pueden dar fallos. Si no, siempre puedes hacerte con una red de malla o mesh que te permitirá extender la señal de tu WiFi sin necesidad de depender de la instalación eléctrica.

¡Sé el primero en comentar!