Multiplica la señal inalámbrica con estos repetidores Wi-Fi

Multiplica la señal inalámbrica con estos repetidores Wi-Fi

Rocío GR

La señal no siempre nos llega correctamente a todos los rincones de la casa. Es posible que a tu habitación no lo haga y que te enfade que la película o serie de Netflix se pare continuamente cuando intentas verla. O que tu señal se desconecte automáticamente y lleves horas gastando datos móviles sin darte cuenta. En esos casos, buscar algunos de los mejores repetidores Wi-Fi puede ser la solución.

Dependiendo de la organización de la casa o de los “obstáculos” que encuentre la señal, puede llegar mejor o peor. En muchas ocasiones es excesivamente débil o ni siquiera llega, como puede ser habitual en casas con varias plantas. En esos casos, puedes apostar por usar repetidores Wi-Fi que multipliquen cobertura y velocidad. De esta manera, la conexión inalámbrica del router de tu casa llegará a cualquier rincón, por muy alejado que esté.

 

¿Qué es un repetidor Wi-Fi?

Un repetidor Wi-Fi es un dispositivo que se conecta a un enchufe (de manera habitual) y que mejora y amplía el alcance de la conexión a Internet. Se conecta al router principal de forma inalámbrica (en la mayoría de los casos, aunque hay excepciones) y nos permite que el Wi-Fi llegue a zonas donde la señal del router no llega o suele ser muy débil. Los repetidores Wi-Fi no requieren avanzados conocimientos para configurarlos, tan solo es necesario seguir el asistente de configuración o apretar el botón de sincronización que incorporan, además, hay modelos de todos los precios y gamas para adaptarse a tus necesidades y presupuesto.

Encontramos repetidores Wi-Fi de banda simple, de doble banda o de triple banda, siendo estos dos últimos los de gamas más altas. Los repetidores de triple banda simultánea son los mejores que puedes encontrar y se conectan a través de una banda de frecuencias en 5 GHz a máxima velocidad y sin clientes inalámbricos conectados. Estos repetidores WiFi te aseguran tener una mayor velocidad inalámbrica desde cualquier lugar.

No todos los repetidores son iguales. Por ejemplo, existen los que son compatibles con las redes de malla o WiFi Mesh que se diferencian en que cuando los clientes no están muy lejos del router o repetidor, ayudan a realizar el roaming Wi-Fi para pasar de un modo a otro sin corte en la señal inalámbrica. También encontraremos otras alternativas que no funcionan extendiendo la señal de forma inalámbrica desde el router sino que se conectan a la red a través del cableado.

repetidor wifi

 

Tipos de repetidores Wifi

Ahora que conocemos exactamente qué es este tipo de dispositivo, lo cierto es que todavía no hemos pasado a ver cada una de las ventajas que nos ofrecen los ampliadores de red WiFi. Y, tampoco, hemos visto todavía los diferentes tipos de repetidores que podemos instalar en casa. Concretamente, existen tres tipos de repetidores WiFi. A continuación, vamos a explicar en qué consiste cada uno:

  • Repetidor Wifi tradicional: este dispositivo recoge la señal Wifi desde nuestro rúter y la vuelve a enviar, pero amplificada, por lo que es necesario que reciba una buena señal de la ‘fuente’ principal.
  • Repetidor Wifi con PLC: este tipo de repetidores suponen una mejora respecto al tradicional, ya que los datos viajan desde nuestro rúter al repetidor a través del cableado del domicilio, por lo que emite una señal más sólida y estable.
  • Repetidor Wifi en malla: es el tipo más avanzado hasta el momento. Se compone de dos o más dispositivos que, estratégicamente situados en el domicilio, crean una ‘malla’ dentro de la cual podemos obtener una mayor cobertura y mejor señal. Es el más recomendado para hogares de varias plantas.

En cualquier caso, a continuación, vamos a hablar en mayor profundidad de los dos últimos, que no son menos conocidos entre el gran público y cuentan con un buen número de novedades que debemos conocer. De esta manera, podemos hacernos una idea en qué se diferencian del dispositivo más clásico, y si son mejores o peores.

 

Qué es un router Wi-Fi Mesh

Una alternativa a usar repetidores convencionales es apostar por la tecnología WiFi Mesh para mejorar la cobertura disponible en casa o en cualquier lugar (oficinas, tiendas…) Entre los mejores repetidores de 2022 encontramos algunos compatibles con esta tecnología de malla que nos permite llegar a cada rincón de forma efectiva. Se trata de una red de malla en la que existe un router y varios satélites o nodos. A diferencia de los repetidores normales, los satélites de Wi-Fi Mesh no solo se conectan con el router sino que también son capaces de conectarse entre sí.

De hecho, las redes Wifi mesh calculan a qué nodo es mejor conectarse en cada momento según el estado de otros nodos, la cantidad de dispositivos conectados, la distancia de cada uno con los satélites, la potencia de la señal y otros factores. Todo ello siempre de manera transparente, por lo que no tendrás que preocuparte de a qué nodo está conectado tu dispositivo. La gestión inteligente del tráfico de los nodos y la situación de la red es una de las principales diferencias con los repetidores, pues las redes Wifi mesh valoran la situación real de la red.

De esta forma, tendrás una mayor cobertura entre zonas más remotas y siempre habrá una señal buena basándose en la ruta más corta posible o menos saturada. A veces, encontramos que los “packs Mesh” llegan ya con varios nodos integrados y que sólo tienes que instalarlos en puntos estratégicos para conectarte.

 

Pros

Se trata de una tecnología fácil de instalar, pues solo necesita un cable de alimentación. Es por ello que no requiere ser un experto en redes para poder tener un sistema en casa. Además, muchos operadores ya ofrecen routers compatibles con esta red de malla.

Otra de sus grandes ventajas es que tendrás mejor cobertura en todas las zonas de la casa y que la calidad de la señal será mejor gracias a que hay conexión entre todos los nodos. El sistema de satélite decide en tiempo real cuál es el mejor nodo al que puedes conectarte según donde estés o la cantidad de dispositivos que haya. Además, las redes de malla no requieren routers adicionales, ya que cada nodo actúa como un enrutador. Esto quiere decir que podemos cambiar rápida y fácilmente el tamaño de la red.

 

Contras

Por otro lado, el principal inconveniente es que se trata de una opción que suele ser más cara que el resto (amplificadores normales o los extensores que veremos en el apartado anterior) pero la ventaja es que nos permite crear una red y que tiene una serie de ventajas frente a otros.

Una vez que está en funcionamiento, agregar nodos es bastante simple. Sin embargo, crear una red de malla desde cero suele ser mucho más complicado y lento que configurar algo más tradicional. Como pista, los problemas de latencia nos dictarán dónde hay que colocar los nodos. Es posible que debamos añadir nodos con el único fin de reenviar mensajes. También hay que tener en cuenta el aumento de energía consumida. Cada nodo supone una mayor carga de trabajo que genera tensión. Esto se traduce en consumir más energía de lo normal para funcionar correctamente. Es probable que esto no sea un gran problema si el nodo es grande y está conectado directamente al sistema eléctrico. Pero puede convertirse en un problema para los nodos pequeños que funcionan con baterías.

Y tendríamos que pensar también en el tamaño del piso, casa o local donde queremos ponerla. No será la misma inversión para un piso de menos 140 metros cuadrados, donde necesitaremos colocar dos nodos obligatoriamente, con la posibilidad de un tercero. O si mide más de 140 metros cuadrados, será imprescindible tener tres.

WiFi-Mesh.jpg

 

Qué son los extensores de red Wi-Fi

¿Qué diferencia hay entre un repetidor convencional y un extensor de red? Los repetidores se conectan a través de la red inalámbrica mientras que los extensores se conectan al router a través del cableado. No llevas la señal “saltando” entre repetidores, sino que la llevas a través de los enchufes e las habitaciones. Es decir, se trata de aparatos que debes enchufarlos a un enchufe de la habitación en la que quieres que haya Internet y funcionarán siempre y cuando estén en la misma fase del cuadro eléctrico. Una vez que lo enchufes, lo que haces es crear una red WiFi para esa habitación y para que haya cobertura desde esa zona de la casa.

Un PLC o extensor de red WiFi no solo es un dispositivo que utilizas para rebotar la señal, sino que incluye varios aparatos: uno envía la señal, el otro la recibe. En este caso, dependemos de la instalación y el cableado para que funcione. Pero la ventaja es que no solo amplia la señal, sino que en este caso creamos la red WiFi gracias a estos dos o más dispositivos, permitiendo que haya señal en cualquier parte.  El primero es un dispositivo que lleva la señal a la red eléctrica y el segundo es otro dispositivo desde el que se emitirá la señal WiFi cogiéndola de la red eléctrica. Además, la mayoría de PLC (cuentan con socket eléctrico para que no tengas que sacrificar un enchufe.

 

Ventajas de usar un amplificador

¿Por qué deberíamos usar un amplificador WiFi o, en este caso, uno de la marca Xiaomi? Hay varios motivos claros a la hora de apostar por ellos. A continuación, te mostramos los beneficios más importantes si estás pensando en instalar uno en tu vivienda. ¡Toma nota!

  • Mejor cobertura sin cambiar de router

No tenemos que cambiar de router para mejorar la cobertura que tenemos en casa, sino que podemos amplificar la señal con dispositivos baratos que harán que Internet llegue correctamente a todas las habitaciones sin ningún problema. Están pensados para multiplicar los metros de cobertura sin reducir velocidad y eso hace que sean una opción recomendable tanto en pisos con una distribución complicada de pasillos y habitaciones o si tienes una casa con varias plantas.

  • Son baratos

Son opciones muy asequibles por lo que puedes probar si es la solución definitiva. ¿No lo es? Apenas te habrás gastado 20 o 30 euros en uno de estos aparatos sin necesidad de preocuparte de una gran instalación compleja de Internet para solucionar el problema. Además, que sean asequibles permite que compres uno o dos o tres sin ningún problema y multipliques la cobertura.

  • Son fáciles de usar

Además, no tenemos que ser expertos para utilizar uno de los amplificadores porque la mayoría de ellos no necesitan controladores, sino que basta con conectarlos y automáticamente empezará a funcionar y cumplir con su cometido. No hace falta ser un genio de la informática para poder usar este tipo de aparatos. Aunque, también dependerá del modelo, pero, por lo general, la instalación de este tipo de dispositivos nos llevará unos minutos nada más.

  • Son pequeños y manejables

No ocupan un gran espacio. El repetidor Mi 2, por ejemplo, es similar a un pendrive que conectas como un puerto USB y apenas notarás espacio. No tienes que tener otro aparato similar al router y puedes transportarlo siempre que lo necesites en cualquier lugar de trabajo, en tu oficina, en otro piso de vacaciones.

  • Superan obstáculos

Es posible que, con el paso del tiempo, la distribución de tu casa o tu oficina cambie. Es por ello que podrían surgir nuevos obstáculos que tu red WiFi tal vez no pueda superar. Sin embargo, con la ayuda de un amplificador podrás superar dichas barreras sin ningún tipo de inconveniente, por lo que no necesitarás hacer obras o reformas.

  • Es una opción práctica y funcional

Esta solución tecnológica se integra perfectamente en tu vivienda y ofrece un gran rendimiento. Además, como decíamos anteriormente, no requiere de obras y su instalación es bastante sencilla. Por tanto, es una excelente solución si quieres mejorar la señal WiFi en tu vivienda.

 

En qué fijarnos

A la hora de elegir qué comprar, no solo nos tenemos que fijar en los tres tipos diferentes de amplificadores o repetidores que tenemos y entre los que podemos elegir, sino que hay otros apartados interesantes que debemos tener en cuenta. Por esto mismo, os diremos los puntos clave a la hora de comprar un repetidor para ampliar la conexión WiFi de casa:

  • Dónde vas a colocarlo

Aunque es menos habitual, debes tener en cuenta que hay repetidores que podemos colocar al aire libre y otros que están pensados para interior. Lo habitual es que los coloquemos dentro de casa, pero puede que no llegue bien la señal a tu terraza y que quieras tener WiFi cuando haces barbacoas con tus amigos. En ese caso, busca amplificadores o repetidores exteriores.

  • Puertos Ethernet

Debemos fijarnos si el amplificador cuenta o no con puertos Ethernet. Esto nos permitirá no solo mejorar la cobertura en toda la casa, sino que también podemos conectar un ordenador portátil o de sobremesa o conectar nuestra tele por cable. Además, lo recomendable es que nos fijemos que el puerto sea Gigabit Ethernet para que sea de una buena calidad.

  • Versión de WiFi

En la actualidad, es importante que nos fijemos si nuestro amplificador es compatible o no con el estándar Wi-Fi 6. Lo mejor es que lo tenga ya que nos permitirá tener mejor velocidad, aunque siempre tendremos que pagar más si es así. Fíjate en el estándar siempre y cuando tengas dispositivos compatibles o si tienes intención de tenerlos próximamente.

  • Firmware

¿Qué opciones nos permite el firmware que incorpora? Hay marcas que tienen aplicaciones muy completas donde nos permiten configurar todo tipo de redes. Por ejemplo, podemos crear redes de invitados u otras nos permiten gestionar las características o rendimiento. Por lo que, en este caso, no será ningún tipo de inconveniente.

  • Espacio y cobertura

Es importante que nos fijemos también en qué espacio queremos cubrir porque no será lo mismo que tengas que llevar la cobertura desde la habitación al salón en un piso de 40 metros que si tienes que ampliar la cobertura en una casa de seiscientos metros con varias plantas diferentes porque el WiFi no te llega al sótano. En el segundo caso es probable que debas crear una red de malla mucho más completa que simplemente alargar algo más tu señal. En cualquier caso, uno de los puntos más vitales será centrarnos en qué parte de la casa no llega la conexión WiFi, para poder instalar el repetidor cerca de esa zona y conseguir que la conectividad sea buena en todo momento.

 

Repetidor o amplificador WiFi: diferencias

Como bien indica su nombre, el amplificador WiFi se conecta a tu router y trata de mejorar la señal existente. Tu router puede emitir señales inalámbricas para un área determinada. Si usamos el que el operador instala por defecto, generalmente el poder de sus antenas no es muy elevado y eso verá mermado el alcance y la penetración de la señal.

Un amplificador de señal WiFi amplía el espacio de cobertura de la red WiFi aumentando o amplificando las señales existentes: convierte una señal débil en algo más útil al que puede conectar todos sus dispositivos.

Puedes transmitir las señales a un radio mayor con amplificadores inalámbricos. Los amplificadores tienen una antena fuerte, por lo que captan la señal y la amplifican. Este tipo de mejora de la señal inalámbrica es ideal para espacios grandes y planos. No reducirá la velocidad de la red ni la calidad de la conexión, simplemente hará que el rango al que puede abarcar la señal inalámbrica sea más amplio y, por tanto, dispositivos más alejados puedan conectarse por WiFi con un buen porcentaje de señal.

El repetidor WiFi, en cambio, toma la señal original que emite el router inalámbrico y replica esta señal en otra estancia de la casa. En este caso, el router envía la señal al repetidor y este retransmite la señal a la nueva zona. Un repetidor inalámbrico (también llamado Wireless Range extender) toma una señal existente de un router inalámbrico o punto de acceso inalámbrico y la retransmite para crear una segunda red. De esta forma, tienes dos zonas diferentes cubiertas.

repetidor wifi

Un repetidor es el dispositivo perfecto para emitir señales en espacios donde la señal normal no puede llegar. Por ejemplo, si deseas cubrir otro piso de su casa con una buena señal WiFi, o si deseas establecer una conexión en el sótano, utilizar un repetidor es una opción excelente. Sin embargo, es menos eficaz en espacios abiertos, ya que puede reducir la velocidad de banda ancha.

Lo mejor que puedes hacer cuando estás buscando un nuevo dispositivo para aumentar la cobertura WiFi es no juzgar por el nombre, sino leer las especificaciones del dispositivo y decidir si es adecuado para ti.

Como te comentábamos, dependerá bastante del tipo de vivienda, oficina o lugar en el que quieras mejorar la conexión inalámbrica y qué disposición tiene. Para lugares planos, quizá lo mejor sea un amplificador.

En cambio, si necesitas ir haciendo que la señal rebote por varias plantas o lugares a priori inconexos, mejor elige un repetidor. Eso sí, el WiFi va perdiendo potencia conforme nos alejamos del router, y si al repetidor le llega poca señal, extenderá una señal de mala calidad.

 

Repetidores de Wi-Fi recomendados

Si no sabes qué repetidor WiFi comprar hay algunos modelos recomendables que podemos encontrar en Amazon según el presupuesto que tengas o el tipo de aparato que quieras instalar. Dependerá no solo del presupuesto sino del tipo que hayas elegido o de los problemas que tengas. No es lo mismo ampliar la cobertura de la red inalámbrica en un piso de 100 metros cuadrados que en una casa de 600.

 

WiFi Range Extender Pro

Xiaomi tiene su propio amplificador de señal que soporta hasta 24 dispositivos diferentes. Tiene dos antenas externas y una única banda de 2,4 GHz. Es un dispositivo que puede conectarse a cualquier enchufe, aunque no dejará el socket libre y tiene unas dimensiones de 80 x 54 x 70 milímetros que hará que nos olvidemos de buscar una estantería o mesa donde colocarlo. Además, promete ser sencillo de configurar: no requiere instalación y tiene tecnología plug and play que empezará a funcionar en el momento en el que lo enchufes.

Puedes controlarlo desde la aplicación de Xiaomi y permite aumentar la cobertura inalámbrica en casa a bajo precio. Desde dicha app podremos configurar las diferentes habitaciones para que siempre se conecten a la mejor opción o la más potente pero también podemos ver la señal en ese momento.

Extensor-WiFI-Xiaomi.jpg

 

WiFi Repetidor Mi 2

Otro de los amplificadores WiFi de Xiaomi es el Mi 2. Un repetidor pequeño si buscas algo que no ocupe más que un pendrive. Xiaomi ofrece este diminuto amplificador WiFi por menos de 25 euros. Es pequeño, funciona con puerto USB 2.0 y solo pesa 30 gramos por lo que es perfecto para llevarlo a cualquier parte. Cuenta con dos antenas de configuración MIMO 2T2R y con velocidad de hasta 300 Mbps.

Permite hasta 16 clientes de forma simultánea y funciona sin necesidad de instalar ningún controlador, basta con conectarlo y enchufarlo y empezará a funcionar. Además, es compatible con cualquier router inalámbrico y podemos controlarlo desde la app de Xiaomi donde registraremos los parámetros que nos interesen en nuestra red.

xiaomi-repetidor-wifi.jpg

 

AVM FRITZ!Repeater 3000

El repetidor AVM FRITZ!Repeater 3000 es uno de los mejores repetidores WiFi que puedes comprar en 2022, con triple banda simultánea y con velocidad de hasta 1.733 Mbps en la segunda banda de 5 GHz para conectarse al router principal. Tiene dos puertos Gigabit Ethernet para LAN que nos permitirán conectar varios dispositivos WiFi a la red local y es compatible con las redes de Wi-Fi Mesh de FRITZ! Tiene doble banda simultánea con Wi-Fi AC1300 de cara a los clientes inalámbricos, por lo que podemos conseguir 400 Mbps y 857 Mbps en las bandas de 2.4 GHz y de 5 GHz respectivamente.

El repetidor de FRIZT! Cuenta con botón físico Connect para sincronizar clientes inalámbricos o el router FRITZ!Box, y dispone de todas las tecnologías para que la experiencia de usuario sea perfecta, como Beamforming, Smart Connect, roaming WiFi, entre otras.

repetidores Wi-Fi FRITZ!Repeater 3000

 

NETGEAR Nighthawk X6S EX8000

Otro de los mejores repetidores WiFi y más avanzados del mercado con triple banda simultánea es el NETGEAR Nighthawk X6S EX8000, de alto rendimiento y que promete una gran cobertura y una excelente velocidad para cualquier tipo de actividad, desde reproducción de series y películas en 4K hasta juegos. Este repetidor tiene una banda de frecuencia en 5 GHz de hasta 1.733 Mbps. Con respecto a los clientes inalámbricos que se pueden conectar al repetidor, es capaz de proporcionar velocidades de 400 Mbps y de 867 Mbps en bandas de 2.4 Ghz y 5 Ghz respectivamente.

Cuenta con tecnologías inalámbricas como MU-MIMO que nos ayuda a mejorar el rendimiento de la red, con Smart Connect para unificar las conexiones y redes WiFi, con Beamforming y con Smart Roaming. Destaca, sobre todo, por el Modo FastLane3 que usa la banda de 5 GHz a una velocidad, como ya hemos dicho, de hasta 1733 Mbps.

Más allá de todo tipo de tecnologías, tiene cuatro puertos Gigabit Ethernet para LAN, tiene un puerto USB 2.0 y botón WPS para sincronizar el router o conectar los clientes inalámbricos. También tiene modos de funcionamiento AP o modo Extender, por ejemplo.

repetidores Wi-Fi NETGEAR

 

ASUS RP-AC66 AC1750

Si estás buscando algo más asequible que los anteriores, pero sin renunciar a la calidad, el repetidor ASUS RP-AC66 AC1750 es uno de los mejores en este segmento. Se trata de un repetidor inalámbrico que cuenta con doble banda simultánea con tecnología Wi-Fi 5, con dos antenas externas y una antena adicional interna. Además, una de las ventajas es que es disponible con cualquier router inalámbrico con estándar hasta WiFi 5 (802.11ac/n/g/b/a)

En este caso, tenemos un repetidor que nos permite una velocidad de hasta 450 MBps en la banda de 2.4 GHz y una velocidad de 1.300 Mbps en el caso de la banda de 5 GHz. Más allá de su velocidad, cuenta con otros botones y características como un botón WPS para hacer más sencilla la conexión, puerto Ethernet para LAN o LEDs de cobertura. Aunque se ha agotado en Amazon, puedes verlo en otras tirendas.

repetidores Wi-Fi ASUS

 

D-Link DAP-1620 B1 AC1200

A un precio mucho más asequible y ya en la parte superior de la gama media (en lugar del alta, como los anteriores modelos) encontramos algunos de los mejores repetidores Wi-FI por menos de 50 euros. Como es el caso del D-Link DAP-1620 B1 AC1200 con doble banda simultánea y tecnología Wi-Fi 5. Una de las ventajas interesantes de este repetidor es que nos permitirá crear una red Wi-Fi Mesh siempre y cuando tengamos alguno de los routers compatibles de la marca, los D-Link EXO compatibles con redes de malla. Además, tiene LEDs de estado de cobertura del router principal, botón WPS para una conexión sencilla o puerto Gigabit Ethernet para LAN, como los anteriores.

En cuanto a velocidad, el repetidor consigue una velocidad de 400 Mbps y de hasta 867 Mbps en la banda de 2.4 GHz y de 5 GHz respectivamente y cuenta con dos antenas externas desplegables con configuración MIMO 2T2R para cada banda. Si buscas algo sencillo, barato y de calidad, el de D-Link es una de las mejores opciones que puedes encontrar.

repetidores Wi-Fi DLINK

 

TP-Link RE650 (AC2600)

Tiene 4 antenas que proporcionan una amplia cobertura WiFi de hasta 100 metros cuadrados. Es capaz de alcanzar velocidades de 800 Mbps en la banda 2,4 GHz y 1.733 Mbps en 5 GHz. Tiene un puerto Ethernet Giganit con el que proporciona altas velocidades a posible ordenadores, consolas o Smart TV que se pudieran conectar por este sistema, de 10, 100 y 1000 Mbps.

Es compatible con cualquier router WiFi del mercado ayudando a ampliar la señal de manera considerable. Se instala de manera fácil y sencilla, poco más que enchufarlo es lo que hay que hacer para que funcione por un precio bastante interesante.

TP-Link RE650 (AC2600)

 

Routers WiFi Mesh

Hay algunos sistemas que puedes comprar si en lugar de apostar por los mejores repetidores Wi-Fi prefieres apostar por una red en formato malla para mejorar la cobertura. Podemos crear una red de malla con routers compatibles sin necesidad de comprar amplificadores independientes. Por esto mismo, os traemos una recopilación con algunos de los más interesantes que puedes encontrar en Amazon.

 

TP-Link Deco P9

Se trata de un pack de dos de un sistema WiFi Mesh híbrido con WiFi doble blanda AC1200 y Powerline AV1000 que ha sido diseñado para casas situadas en edificios más modernos con estructuras blindadas o aislantes o paredes más gruesas, donde Internet no se transmite con tanta facilidad. Ofrece una gran cobertura hasta 370 metros cuadrados. Es de una marca de confianza de la que mostramos otros modelos también estacables y que goza de buenas garantías de la marca a un precio bastante competitivo. Cuenta con gran seguridad gracias a su cifrado WPA3 y TP-Link HomeCareTM con funciones personalizadas como antivirus, control parental, QoS y mucho más.

Cada una de sus unidades tiene 2 puertos Gigabit con 10, 100 o 1000 Mbps para conexiones de cable, y te permite conectar hasta un total de 100 dispositivos. Te conectarás por tu propia casa a la velocidad más rápida posible. Es muy fácil de configurar, por lo que empezarás a disfrutar de él muy rápidamente desde que lo tengas contigo recibiendo la mejor conexión posible en tu casa mejorando considerablemente la cobertura hasta ahora.

deco p9 wifi mesh

 

ASUS Lyra Trio (no disponible)

El equipo Asus tiene banda simultánea con WiFi AC1750 y con velocidad de hasta 450 Mbps en la banda de 2.4 GHz y de hasta 1.300 Mbps en la banda de 5GHz. Tiene Roaming WiFi para poder ir de un nodo a otro sin que se corte la señal y apuesta por tecnologías MU-MIMO, Beamforming o Band Sterring. Puede controlarse desde el teléfono móvil a través de la app Asus Lyra y desde la aplicación podrás ver cualquier problema técnico, configurar la red o administrar el ancho de banda.

Asus cuenta con todo tipo de funciones para un hogar inteligente y con software como AiProtection Classic Seguridad que pretende proteger la red doméstica. Según explica la propia marca, mantiene todos los dispositivos conectados a salvo de ataques incluso si los conectados son dispositivos IoT como electrodomésticos inteligentes. Además, también es compatible con asistentes de voz como Alexa que permitirán que se priorice el tráfico destinado al streaming a la hora de ver una película para que no se corte. Bastará, según explican desde Asus, con decir «Alexa, activa el Modo Multimedia del router ASUS».

ASUS Lira Trio

 

NETGEAR Orbi RBK 23

El NETGEAR Orbi RBK 23 es otro de los mejores kits para configurar una red de malla o Wi-Fi Mesh, incluye tres nodos en total y permite que la cobertura inalámbrica llegue a cualquier punto de la casa sin ningún problema. Además, una de sus principales ventajas es que podemos ampliar la red y no sólo tenemos que conectar los que vienen en el pack, sino que admitiría hasta un total de siete notos conectados al Orbi Router. Cuentan con triple banda simultánea y conseguirían, para los clientes Wi-Fi, una doble banda simultánea con Wi-Fi AC1300: 400 Mbps en la banda de los 2.4 GHz y hasta 867 Mbps en la banda de los 5 GHz.

Podemos configura toda la red Wi-Fi Mesh desde la web o bien desde la aplicación especializada NETGEAR Orbi App gratuita y disponible para iOS y Android, por lo que la instalación es sencilla y el manejo es intuitivo y muy cómodo. Por lo que dará el tipo de sistema operativo que tengamos en el smartphone.

Repetidores Wi-Fi Orbi

 

Xiaomi WiFi Mesh

Xiaomi también cuenta con un router WiFi Mesh que se vende en packs de dos unidades y que está disponible desde el año 2019 si queremos crear una red de malla con aparatos de la marca china.  Combina las bandas de frecuencia de 2.4 GHz y 5 GHz y tiene hasta cuatro amplificadores de señal independientes y con conexión Ethernet Gigabit en los dos dispositivos. Tiene MU-MIMO 4×4, soporte para IPv6 y la velocidad máxima combinando Ethernet y WiFi es de 2.567 Mbps,

Puede que en nuestro país cueste más encontrarlo que ortos de esta lista, pero el router ha sido lanzado de forma oficial y su precio rondaba en el lanzamiento los 130 euros

Xiaomi-WiFI-Mesh.jpg

 

Eero de Amazon

La gama eero de Amazon cuenta con la posibilidad de crear una red Mesh para tener buena cobertura. El sistema de malla promete cubrir hasta 460 metros cuadrados con tres dispositivos diferentes que reemplazan al router y que podemos colocar donde consideremos oportuno.

También presume de una configuración muy sencilla en cuestión de minutos gracias a la aplicación específica que sirve como guía para cualquier usuario, aunque sea principiante. Además, es compatible con Alexa y otras tecnologías para casas inteligentes si quieres tenerlo todo controlado. La aplicación nos permite ver qué dispositivos hay conectados, pero también revisar el uso de los mismos o compartir la red con amigos o con invitados si recibimos a alguien en casa y no queremos darle nuestra contraseña, por ejemplo.

Hay varios sets según el tamaño de la vivienda y los dispositivos eero cuentan con cifrado WPA, con posibilidad de crear perfiles familiares. Es compatible con Alexa, con Bluetooth 5.0 y con Apple HomeKit e incluye un procesador de cuatro núcleos de 700 MHz, 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento flash. El precio de eero depende de la cobertura que necesites y del modelo elegido. Hay packs desde 99 euros para viviendas de hasta 140 metros cuadrados, pero también otros compatible con WiFi 6 y cuyo precio va hasta los 299 euros en el pack de tres. O hasta 379 euros si buscas el pack de tres de Amazon eero Pro que cubre hasta 560 metros cuadrados y que cuenta con mejoras con respecto al modelo clásico más barato.

 

Mejores PLC

La diferencia de los PLC con los repetidores es que no expanden la red funcionando como repetidores WiFi, sino que aprovechan la instalación y el cableado y son compatibles siempre y cuando los enchufes estén en la misma fase del cuadro eléctrico. Son opciones muy interesantes y podrás crear la red WiFi a la que conectarte en habitaciones donde no llega correctamente la señal o no puedes usar cable de red.

 

TP-LINK TL-WPA422o

Este repetidor es uno de los más populares y vendidos ya que cuenta con una gran relación calidad precio. Si no necesitamos grandes exigencias, lo cierto es que este repetidor PLC nos permite llevar la señal WiFi a cualquier rincón de nuestra casa por un módico precio. Eso sí, siempre y cuando lo que queremos es llevar la señal para realizar tareas de navegación y un uso de Internet sencillo.

Si queremos hacer streaming, gaming o usar ciertas aplicaciones que requieren de conexión a gran velocidad, entonces tendremos que elegir un modelo más potente. Pero, si no es así, este tipo de dispositivo nos servirá a la perfección en todo momento.

 

Devolo 9448 (no disponible)

Con este adaptador Devolo podremos ampliar la zona de cobertura de nuestra WiFi de manera muy sencilla. Ofrece WiFi ac con hasta 1200Mbps, cuenta con dos conexiones LAN Gigabit integradas y además cuenta con enchufe integrado seguro para niños y para que no tengamos que perder ningún enchufe de la casa. La instalación de este tipo de dispositivos es muy sencilla y además, este modelo Devolo 9448 cuenta con tecnología patentada PowerSave, que reduce el consumo de energía de nuestro hogar.

 

ASUS PL-AC56 (no disponible)

Este modelo de PLC de Asus ofrece una potente conectividad powerline HomePLug AV2 con repetidor Dual-Band AC1200 WiFi MIMO a 1200Mbps. Cuenta con tres puertos LAN Gigabit y WiFi, la configuración es instantánea y el emparejamiento cifrado para bloquear dispositivo no autorizados en nuestra red.

Por lo tanto, su configuración no puede ser más sencilla, basta con conectar el adaptador pequeño a nuestro router con un cable de red y conectarlo a su vez a la corriente eléctrica y posteriormente conectar el adaptador WiFi en cualquier enchufe de nuestra casa para que haga las funciones de repetidor de la señal y podamos tener cobertura WiFi en cualquier rincón.

 

FRITZ!Powerline 1260E WLAN Set

Otra opción es el kit de dispositivos FRITZ!Powerline 1260E WLAN Set, uno de los mejores en este campo. Cuenta con dos PLC: el principal 1220E y el secundario FRITZ! Powerline 1260E y ambos permiten llevar la conexión inalámbrica de Internet a cualquier parte. El primero es el encargado de conectarse al router y cuenta con un socket eléctrico para que no perdamos ningún enchufe en la habitación, dos puertos Gigabit Ethernet para LAN y cuenta con la capacidad de transferir datos a velocidad de 1.2000 Mbps a través de la red eléctrica.

En el caso del dispositivo secundario, en banda de 2.4 GHz es capaz de proporcionar una velocidad de hasta 4000 Mbps y en la banda de 5 GHz conseguimos una velocidad de hasta 867 Mbps gracias a sus dos antenas MIMO 2T2R y a la tecnología Wi-Fi AC incorporada.

FRITZ

 

Tenda PH3 (AV1000)

Son compatibles con el estándar HomePluge AV2 y tienen una velocidad de transmisión de datos de 1.000 Mbps. Se instalan de manera muy sencilla y su distancia de transmisión es de 300 metros. Es compatible con los protocolos HomePlug AV2, IEEE 802.3, IEEE 802.3u y IEEE 802.3ab. Consiguen extender la transmisión de la señal a través de la línea eléctrica gracias a la tecnología Powerline.

Incorpora un circuito de baja potencia cuyo consumo de energía es inferior a 3,2 W. Además, también tiene una opción de ahorro de energía inteligente. Cuando el dispositivo no está conectado o se encuentra en modo espera, se pasa de manera automática al modo de ahorro de energía con un consumo de 0,36 W, lo cual puede suponer un ahorro de hasta el 88 %, según la marca.

Tenda PH3 (AV1000)

 

ASUS RP-AC51

Otro modelo recomendable entre los mejores repetidores Wi-Fi es el ASUS RP-AC51 capaz de conseguir una velocidad para clientes inalámbricos de hasta 750 Mbps. Tiene un indicador LED que nos sirve para saber dónde podemos colocarlo y recibir la mejor señal. La aplicación ASUS Extender App nos permite configurar el repetidor sin tener que hacer absolutamente nada en el ordenador.

Se trata de un extensor de red con indicador LED y una configuración sencilla que podremos conectar con un único clic para aumentar la cobertura inalámbrica en casa.

asus

 

ASUS RR-AC53 AC750

Otra opción asequible en la gama de entrada es el ASUS R-AC53 AC750 con banda en 2.4 GHz a 300 Mbps de velocidad y con banda 5 GHz a 433 Mbps de velocidad. No utiliza ambas bandas de forma simultánea, sino que elige entre una u otra en caso de que una se caiga o tenga poca cobertura.

Tiene diferentes modos de funcionamiento (repetidor universal, punto de acceso, Media Bridge, Express-Way), un puerto Fast-Ethernet para LAN y botón WPS. También cuenta con un socket eléctrico adicional que hará que no perdamos un enchufe, aunque tengamos el repetidor conectado a la corriente. Otra de las ventajas del repetidor (además de su precio, inferior a 50 euros) es que es compatible con la aplicación ASUS Extender y podremos configurarlo desde el smartphone.

ASUS-RP-AC53 repetidores Wi-Fi

 

Antes de comprar: dónde colocar el router

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de ubicar el router es que esté en el centro de la casa. Su colocación es sencilla: lo más cerca posible de los dispositivos o los aparatos que vas a conectar a Internet. Si está en el centro de la casa, llegará a todas las habitaciones por igual. Pero dependerá de la distribución de cada domicilio, de las plantas, de los usos que hagas de Internet e incluso de cómo es la habitación (no será lo mismo colocarlo en la cocina que en el salón, como veremos en próximos párrafos y apartados) Colocarlo en el centro es la regla general, sí, pero no la única.

Estar en el centro nos aseguraría que llegase correctamente a todas partes, aunque sacrifiques una cobertura excelente en algunas zonas. Más cerca, más cobertura. Colocarlo en el centro del domicilio nos asegura que haya cobertura suficiente para conectarte a Internet desde la Smart TV, pero también desde el ordenador si vas a jugar online o que llegue cobertura suficiente a tu habitación para usar el móvil antes de dormir y que no haya cortes.

 

¿Una casa nueva? Tienes PAU

Las nuevas casas cuentan con un PAU o Punto de Acceso al Usuario. Se trata de un armario o punto de acceso en el que la fibra óptica va hasta el RITI y donde el instalador simplemente debe conectar la fibra preinstalada. Pero esto implica que el router deba ir obligatoriamente en el PAU y este está en la entrada de tu casa.

¿Qué ocurre? Nos estaremos saltando la regla anterior: la entrada no será el punto más céntrico de la casa en la mayoría de los casos. Además, hay otro inconveniente y es que estaremos encerrando el router con una tapa tras un mueble así que la cobertura empeorará frente a si lo colocamos “libre” en otra habitación.

En este caso, una de las mejores opciones que podemos hacer es mantener el router del operador en el PAU de la entrada y utilizar redes de malla o utilizar un router secundario que lleve la señal con buena cobertura al resto de habitaciones.

PAU Router

 

¿Qué tener en cuenta? Tus usos de Internet

Dependerá de cuáles son los usos que hagamos del router que debemos elegir una ubicación u otra. Si vas a hacer un uso general del mismo lo aconsejable es que apuestes por colocarlo en la habitación o la ubicación más céntrica posible, como hemos explicado en el apartado anterior. Pero no siempre vamos a querer Internet para lo mismo y variará dependiendo de cada casa, de cada usuario…

Puede que quieras teletrabajar o que quieras usar Internet para gaming online y quieras tener el router lo más cerca posible del ordenador. En este caso, lo aconsejable sería tenerlo en la habitación donde vas a trabajar o donde vas a jugar, aunque siempre hay alternativas que nos permiten mejorar la señal o la cobertura como utilizar un router de tu operador como router principal y utilizar un segundo router como repetidor o amplificador de la señal justo en el lugar en el que vas a conectarte y donde quieres la mejor cobertura posible, sin cortes. La señal llegará a toda la casa colocándolo en el centro o en la entrada, pero tendrás asegurada la cobertura desde la habitación donde más vas a usar la conexión a Internet.

Router gaming Xiaomi

 

Ni baños ni cocina

Colocar el router en la cocina puede ser una tentación si te preocupa la estética o si no quieres que se vea en el salón o en el dormitorio, que quede feo. Puede que pienses que el baño es un buen sitio porque está en el centro de la casa y puede llegar mejor la señal a todas las habitaciones… O simplemente puede que lo coloques en la entrada de tu casa y coincide con la cocina… ¿Está bien porque conseguiremos que llegue la señal a todas partes? No, no es buena idea.

Las baldosas y azulejos del cuarto de baño y de la cocina perjudican a la señal de tu red WiFi por lo que lo mejor es que evitemos estas ubicaciones. Además, estas habitaciones pueden tener otros elementos que pueden dificultar que la señal llegue a todas partes con intensidad debido a instalaciones como tuberías o metal en las paredes, que hace que la cocina o el baño no sea una buena localización para el router.

aseo

Otro problema habitual con colocar el router en el baño o la cocina es que hay otros elementos que pueden causar problemas. En el caso de los baños, tenemos espejos o cristales que harán que la señal sea más tenue. En el caso de la cocina, tendremos todo tipo de electrodomésticos que pueden causar interferencias en la red y que estropearán la señal… El microondas, el frigorífico…

 

Esconder el router, ¿buena idea?

Según un estudio de Google del año 2019, los sitios más habituales donde los usuarios esconden el router es detrás de un mueble o detrás de unos libros. Escondemos el aparato porque consideramos que daña la estética, que puede ser feo. Según este estudio, los usuarios también eligen guardarlo dentro de cajones o papeleras, dentro de un armario, dentro de cajones y cajas… ¿Hay que esconder el router? No es lo mejor que puedes hacer ya que podemos perder cobertura.

Esconder-router-cajas.jpg

Hay muchas opciones para camuflarlo, pero lo aconsejable es que utilicemos un espacio libre. Que el router esté sobre un mueble o que no esté dentro de ninguna caja ni cajones. Puedes dejarlo tras un mueble, siendo esto menos perjudicial que introducirlo dentro de cestas o de cajas de metal, por ejemplo. Pero también debemos tener en cuenta que ocultar o esconderlo puede provocar sobrecalentamientos y esto podría causar problemas mayores y evitables.

wifi5.max-1000x1000.png

 

¿Cuál comprar? Repetidor Wi-Fi y PLC

¿Cuándo debemos usar cada uno? Cuáles son las diferencias entre repetidor Wi-Fi y PLC. Deberás tener en cuenta una serie de criterios a la hora de elegir por uno u otro.

 

Tamaño y ubicación

El tamaño de la casa o el piso es fundamental a la hora de elegir entre una opción u otra. Si es demasiado grande o tienes muchas habitaciones o varias plantas a la que debe llegar la señal, quizá es más recomendable que apuestes por un PLC o por una red de malla o WiFi Mesh porque un solo repetidor puede no ser suficiente.

 

La señal

 Si la señal es débil es recomendable que apuestes directamente por un PLC usando el cableado y la instalación porque con el repetidor no conseguirás que llegue correctamente o perderá fuerza a medida que va rebotándose. Eso sí, deberás tener en cuenta que si usas un PLC los enchufes a los que lo conectas deben estar en la misma fase del cuadro eléctrico.

  

Instalación

Los repetidores Wi-Fi son fáciles de instalar y sólo tendrás que tener un dispositivo por casa. Con las redes de malla o WiFi Mesh y con los PLC tendrás que tener dos o más dispositivos pero la instalación sigue siendo bastante sencilla y apta para cualquier persona sin conocimientos informáticos o técnicos. Únicamente habrá que enchufar y conectar. Solo deberás elegir correctamente los lugares en los que colocarlos y deberás tener en cuenta dónde llega y no llega la cobertura, dónde te conectas a Internet.

 

Presupuesto

Si simplemente quieres mejorar ligeramente la señal pero no gastarte mucho dinero, un repetidor Wi-Fi suele ser buena opción en la mayoría de los casos si vives en un piso con unas dimensiones normales o si simplemente es un problema leve de señal. Si no te importa gastar mucho más, te recomendamos instalar una red de WiFi Mesh.

 

Dispositivos que ya tengas en casa

Puede que tengas dos buenos routers «viejos» en casa. En ese caso, no necesitas ni amplificador ni PLC ni router WiFi Mesh porque podemos usar estos dispositivos con función de amplificador o de multiplicador de la red WiFi sin necesidad de comprar un aparato específico. Si ya tienes gadgets que pueden servirte puedes empezar utilizando estos antes de comprar nuevos.

 

Necesidad y usos

Estudia qué uso vas a darle a ese aparato que vas a comprar. Por ejemplo, un PLC te permitirá conectarte por conexión inalámbrica o cable, pero un repetidor Wi-Fi no te deja usar una conexión Ethernet en una habitación en la que no hay puerto de este tipo. Si quieres tener tu portátil conectado a un puerto Ethernet y no tienes, un PLC será mejor.

Instalación

Fíjate en la instalación de tu casa, en los enchufes. Es posible que estés preguntándote qué elegir o comprar, pero ni siquiera tienes la opción del PLC porque la instalación eléctrica no te lo permite o los enchufes están rotos o simplemente no hay ningún enchufe en el que puedas usarlo. No siempre podemos permitirnos utilizar PLC porque no hay enchufes o porque el cuadro eléctrico está dividido en zonas y no coinciden las dos en la misma. En ese caso, no te queda más remedio que usar un amplificador.

 

Seguridad

Normalmente, la seguridad será igual en ambos y simplemente tendrás que preocuparte de tener bien configurado el router. Hay una serie de medidas de seguridad que todos debemos seguir cuando instalamos un nuevo router o contratamos una nueva compañía y es cambiar la contraseña de acceso al WiFi, por ejemplo, pero también modificar el acceso al propio router. Por defecto suele ser de 1234 y 1234 para la contraseña o user y user para usuario y contraseña. Independientemente de si usas amplificador o PLC es imprescindible que modifiques esto para conseguir la mejor seguridad posible.

 

Qué es una antena WiFi USB y usos

Como su propio nombre indica, una antena WiFi USB es una antena con un puerto USB que nos permite enchufarla a cualquier dispositivo con el fin de poder conectarnos a una red inalámbrica cercana. Por ejemplo, si tienes un ordenador portátil y la señal no llega correctamente puedes tener una antena conectada al puerto USB del aparato para que consiga recibir mejor la señal del router a través de la misma. Funciona de forma similar a un repetidor WiFi pero haciendo una función contraria: lo que hace la antena es atraer la señal de la red inalámbrica para que llegue bien a tu ordenador.

Su forma o diseño puede variar, pero generalmente es un puerto USB con una antena que conectamos al ordenador o a otro dispositivo, como puede ser una Smart TV, y que funciona como receptor del WiFi para mejorar la señal que nos llega y evitar cortes o mejorar la velocidad con la que navegamos por Internet, por ejemplo.

antena wifi usb

Puede que quieras una antena WiFi USB para mejorar la señal que llega a tu ordenador si no quieres usar un repetidor o un amplificador WiFi o una red de malla o WiFi Mesh. Pero también debemos tener en cuenta que haya adaptadores WiFi USB que tienen formato de pendrive y cuya misión es similar: lo que hacemos es dotar de conexión inalámbrica a un aparato que no lo tiene. Como puedes hacer en tu ordenador a través de un adaptador USB Bluetooth si quieres conectar un teclado o auriculares, por ejemplo, lo mismo podemos hacer con la conexión WiFi de un dispositivo. Lo que permite un stick USB WiFi es conectar cualquier aparato a Internet a través de la señal inalámbrica, aunque este no lo tenga por defecto.

 

¿Para qué sirve? Usos frecuentes

El mejor uso que podemos darle a una antena WiFi USB es, como hemos explicado en párrafos anteriores, para mejorar la cobertura de nuestro ordenador si estamos lejos del router o si la distribución de nuestra casa hace que no llegue correctamente. Aunque siempre será más recomendable o útil apostar por otros sistemas como repetidores o amplificadores WiFi o un sistema de WiFi Mesh, por ejemplo, puede ser una alternativa para conseguir conectarnos a la señal con mayor facilidad.

Otra opción es que queramos utilizarlo fuera de casa, donde no tenemos “control” de la cobertura WiFi a través de mejoras como las anteriores. Por ejemplo, si llevas tu ordenador a la universidad pero la cobertura en tu clase o en la biblioteca suele ser insuficiente… Tener este tipo de antena USB hará que puedas conectarte con una mejor cobertura desde el ordenador portátil y sin complicaciones.

También puede ser útil en caso de querer conectarte a redes WiFi abiertas, algo poco recomendable para la seguridad del ordenador si no usas una VPN, y quieres ser capaz de conectarte con facilidad y tener Internet gratis en cualquier lugar. Ya sea un hotel, una biblioteca, una cafetería o en el transporte público como trenes, etc.

 

Conclusiones: el mejor repetidor Wifi

A la hora de quedarnos con uno u otro de estos dispositivos debemos tener en cuenta todos los aspectos comentados hasta el momento. Dicho esto, lo primero que debemos diferenciar son los tipos de hogares: en caso de que residamos en un domicilio con varias plantas, cualquiera de los repetidores Wifi Mesh aquí comentados cumplirá con creces.

Si en lugar de eso vivimos en un piso o vivienda con una sola planta, un repetidor Wifi PLC puede ser la mejor opción y, dentro de esta gran categoría, nos inclinamos más por los años de experiencia en el sector que nos puede aportar una marca como TP-Link. Por unos 40 o 50 euros podemos tener uno de estos equipos en nuestra casa para llevar nuestra conexión un paso más allá de forma económica y segura.

¡Sé el primero en comentar!