Solo necesito mirar 5 cosas para saber si es un buen router o no

Solo necesito mirar 5 cosas para saber si es un buen router o no

David Soriano

Aunque no lo cambiamos tanto como con otros dispositivos, un buen router es crucial si queremos tener una conexión a la altura de lo que estamos pagando a nuestro operador. Puede que estés más familiarizado con los criterios que te dicen si una Smart TV o un smartphone es bueno o no, pero elegir bien tu router también tiene su miga.

Para echarte una mano en esto, a continuación te vamos a contar qué criterios deberías seguir a la hora de elegir nuevo router y en qué deberías fijarte para decidir si es bueno o no.

El WiFi es clave un buen router

Bien sea por comodidad o por la cantidad de dispositivos que tenemos en nuestro hogar conectado, la conexión inalámbrica se ha convertido en la más utilizada por la mayoría de los usuarios medios.

Router WiFi 6

De esta forma, se hace prácticamente necesario contar al menos con el estándar WiFi 6 como compatible en nuestro router (o dar el salto al WiFi 6E que habilita la banda de 6GHz para tener aún más velocidad). Con cada evolución del estándar de WiFi disponemos de más velocidad real, más cobertura o menos latencia.

Para ayudar a su propagación, también deberíamos considerar el número de antenas que tiene nuestro router WiFi, pues una buena dispersión de la señal inalámbrica en su origen nos puede venir bien para evitar necesidades posteriores de amplificadores, WiFi Mesh, o cualquier otra fórmula para ampliar el alcance del WiFi. Como mínimo deberíamos considerar un router que tenga al menos dos antenas.

Puertos Ethernet y USB

Los puertos LAN y WAN deberían ser al menos Gigabit Ethernet como mínimo, aunque sería muy aconsejable que algunos de estos puertos sean 2.5G Multigigabit Ethernet, con el objetivo de no tener ningún tipo de cuello de botella. Los modelos más recientes y de gama alta tienen 2 puertos de este último tipo, uno para la LAN y otro para la WAN. Si encuentras una buena opción de compra para un modelo con puertos 10G, pues fetén, pero para un uso doméstico sería haberse venido muy arriba.

Aunque no solemos dar mucho uso a los puertos USB, es importante que este en un router sea 3.0 para compartir archivos a través de la red local o Internet, así como que el procesador del router sea potente. De esta forma nos aseguraremos conseguir buenas velocidades de lectura y escritura en estas transferencias.

El firmware del router también importa

Las actualizaciones de los fabricantes tienen un tiempo de vida, así que puede que en tu caso tu modelo se haya quedado obsoleto y no se haya actualizado su firmware desde hace un tiempo por abandono de sus creadores.

Si tu router es antiguo y no se actualiza desde hace un tiempo, sería recomendable cambiarlo por uno nuevo.

Velocidades reales que se consigue

El router puede hacer de cuello de botella y ser la primera limitación que va a hacer que no consigas la velocidad teórica que tengas contratado con tu operador. Así que es clave que compruebes la velocidad real que consigues por WiFi y cable.

Test de Velocidad

Si los resultados no se parecen a la velocidad que tengas contratada, básicamente estarás tirando dinero a la basura al no poder tener un router que vaya a darte la velocidad contratada. Puedes usar programas como Jperf o iPerf3 para analizar qué puede hacer o no tu modelo de router y saber si es hora de renovarlo y necesitas comprar uno nuevo que te proporcione mayor velocidad.

5 Comentarios