6 motivos para comprar Alexa y 3 para no hacerlo

Los altavoces inteligentes han pasado de ser un gadget que tenía muy poca presencia en los hogares a justo todo lo contrario. Cada vez son más las familias que apuestan por tener uno de ellos, y ahí estamos viendo como los Echo de Amazon se están abriendo hueco poco a poco. Eso se debe a su asistente de voz Alexa, que cuenta con unas funciones muy interesantes y a tener en cuenta. Si estabas pensando en hacerte con uno, te damos algunos motivos para comprarlo (y otros para no hacerlo).

En este artículo vamos a dar un repaso por las mejores funciones que nos permite hacer Alexa, que de hecho no son pocas. Además, también os damos algunos motivos para que no os lo compréis, sobre todo si sois recelosos con vuestra privacidad.

Motivos para comprar Alexa

Los dispositivos Echo de Amazon son productos de muy buena calidad que cuentan con Alexa como su gran baza. Estos han mejorado bastante con el paso de las generaciones, y hoy en día ofrecen mucho más que cuando llegaron al mercado.

Las Skills de Alexa, impresionantes

Vamos a empezar hablando del plato fuerte de Alexa, que no es otra cosa que las Skills. Estas vienen a ser pequeñas aplicaciones que tiene disponibles Alexa, y donde tenemos opciones para todo tipo de necesidades, incluso si queremos jugar en familia.

Skills de Amazon

Amazon cuenta con su propia tienda de Skills para que instalemos en nuestro dispositivo con Alexa las que queramos fácilmente. Para ello, solo tendremos que tener conectada nuestra cuenta de Amazon con el dispositivo y buscar la que queramos. Simple y sencillo.

Precio económico

De serie, los dispositivos Echo con Alexa no son para nada caros. Sí miramos por ejemplo el precio del último Amazon Echo Dot que ha llegado al mercado podemos ver como tiene un precio de 59,99 euros, nada mal para todo lo que ofrece.

Sin embargo, Amazon es muy propensa a poner todos sus dispositivos Echo de oferta, por lo que si estamos atentos nos podemos hacer con ellos por mucho menos. Este mismo Echo Dot de 4.ª generación suele estar de oferta a 29,99 euros, un precio irresistible.

Controla dispositivos de tu hogar

La domótica y lo que se conoce como hogar inteligente cada vez está más presente en nuestras casas. Aunque aún le queda tiempo para volverse algo totalmente común, sí que hay muchos dispositivos en casa que se pueden considerar inteligentes.

Modos de Alexa de Amazon

Amazon Echo 3.ª generación con Alexa integrada

Gracias a Alexa podremos tener un control sobre una larga lista de dispositivos como pueden ser bombillas o incluso nuestras Smart TV. Controlar todos estos dispositivos con comandos de voz es de lo más cómodo que te puedas imaginar, y una vez das el paso ya no quieres volver atrás.

La lista de la compra, más fácil

Alexa tiene como objetivo hacernos la vida mucho más fácil en prácticamente cualquier campo que se te ocurra. Una de las funciones más interesantes que tiene es que nos permite, a base de comandos de voz, crear una lista de la compra.

Con ella podremos ir anotando todo lo que queramos comprar con tan solo decir «Alexa añade X a la lista», e incluso tendremos la posibilidad de pedir cosas directamente a Amazon para que no tengamos que hacerlo ni siquiera con nuestro smartphone.

Diseño moderno

Alexa, como hemos dicho ya varias veces, tiene varias funciones, pero no podemos obviar que al final lo que estamos comprando a casa es un dispositivo con el que interactuar con ella. Estos, por cierto, son muy minimalistas y elegantes.

Echo Dot de 4.ª generación

No importa si nos decantamos por comprarnos un Echo Dot o un Echo Show, lo cierto es que no podemos decir que ninguno de ellos sea para nada feo. Lo podrás poner en tu salón o en cualquier estancia y no desentonará con el resto de la decoración.

Úsalo de interfono

Cuando nos decidimos por comprar un altavoz inteligente, lo más común es que nos hagamos con un solo dispositivo. Pero si tienes una casa grande quizás te interese comprar dos o más, ya que podrás formar con ellos una red en casa.

Esto tiene mucha utilidad, e incluso podrás usarlos de intercomunicador para poder hablar sin problemas con personas que estén en otras estancias de tu casa. Puede que pienses que esto es para vagos, pero si tienes una casa muy grande lo agradecerás.

No compres Alexa por estos motivos

Justo arriba os hemos dado bastante información que seguro que os empujará a decidiros por comprar uno de los dispositivos disponibles con Alexa. Sin embargo, no todo iba a ser bueno, y puede que haya algunos motivos que debas tener en cuenta antes de hacerte con uno de ellos.

Alexa no es Google

Si lo que te interesa es que tu asistente de voz tenga muchas funciones y «aplicaciones», está claro que la decisión más inteligente que puedes tomar es decantarte por Alexa. Pero si, por el contrario, lo que te interesa es que te conteste preguntas o te busque información quizás no es la opción más adecuada.

En este campo gana el Asistente de Google, aunque es cierto que la distancia entre ambos asistentes de voz se ha ido acortando poco a poco. Pese a ello, Google es Google, y su motor de búsqueda no tiene rival por parte de Alexa.

Calidad de sonido en la media

Al comprarte un altavoz inteligente o incluso un dispositivo Echo Show, uno puede esperar que su nivel de sonido sea sobresaliente. Obviamente, este no es nada malo, pero no podemos decir que ofrezca un sonido por encima de la media.

Varios dispositivos Echo

Dispositivos Echo con Alexa

A la hora de reproducir música no tendrás ningún problema si utilizas un nivel de sonido normal, pero si se lo subimos a niveles máximo sí que notaremos como el altavoz sufre un poco más. Si solo quieres un altavoz, mejor mira un dispositivo dedicado.

Eres celoso de tu privacidad

Y llegamos posiblemente al punto negativo que más puede echar para atrás a los consumidores. Estos altavoces con asistentes de voz tienen micrófonos como es lógico para escuchar nuestras peticiones y comandos de voz, pero, ¿nos escuchan cuando nosotros no queremos?

Son varias las noticias que han aparecido en diversos medios mundiales en las que hemos podido leer que estos altavoces pueden incluso a llegar a espiarnos. Hay algunos trucos para que no nos espíen, pero si esto te preocupa es mejor que no te compres un dispositivo con Alexa.

¡Sé el primero en comentar!