Sorpresa en las nuevas tarifas de Vodafone. Esta no la tiene ni Lowi

El pasado viernes 1 de julio entraban en vigor las nuevas tarifas de Vodafone, que simplificaban su portfolio de tarifas y mejoraban la práctica totalidad de las condiciones anteriores, con suculentos descuentos en todos los tipos de contratos con la compañía.

Eso sí, en el tramo de «solo fibra» hemos detectado una sorpresita que podría hacer que algún cliente despistado se comiera una permanencia que creería no tener al contratar dichas tarifas.

Sin permanencia, pero no siempre

Si echamos un vistazo a las nuevas condiciones de estas tarifas dentro del tramo de solo fibra, podremos ver que se ha simplificado esta oferta y, como en las convergentes, ahora la velocidad mínima será de 600 Mbps, haciendo, además, definitivos los precios que hasta ahora solamente ofrecía en promoción: fibra a 600 Mbps por 31 euros al mes o 1 Gbps por 41 euros mensuales.

Permanencia fibra Vodafone

Permanencia fibra Vodafone

Estas tarifas, además, se promocionan como «sin permanencia», pero como cada vez que llega un nuevo servicio o cambia la tarifa, hemos decidido echar un vistazo a la letra pequeña para ver qué esconde.

Es en este punto donde vemos que, para que las tarifas no tengan ningún tipo de permanencia ni penalización, tienes que acogerte a la modalidad autoinstalable. Si decides que sea un técnico quien vaya a tu hogar a instalar la red de fibra óptica, no solamente tendrás que acordar una cita con él, sino que te llevarás una permanencia de 12 meses a cambio de cubrir el coste estimado de dicha operación: 150 euros.

Autoinstalación de tu fibra Vodafone

Echando un vistazo en el apartado de preguntas frecuentes de la compañía, podemos ver en detalle el motivo de esta permanencia.

«¿Se adquiere algún compromiso al contratar la fibra óptica de Vodafone? La instalación del servicio de fibra, salvo que sea autoinstalable, tiene un coste para el cliente de 150 euros. Vodafone renuncia al cobro de este coste si el cliente se mantiene activo en el servicio durante, al menos, 12 meses desde la fecha de instalación».

Entrando más en detalle y visitando las condiciones legales, observamos lo siguiente, que se mantiene desde las antiguas tarifas a las que sustituyen estas nuevas.

«Por la instalación del Servicio de fibra Vodafone incurre en un coste de 150 euros. En el caso de que el servicio se dé de baja dentro de los 12 primeros meses desde la instalación, Vodafone repercutirá al cliente el citado coste por un importe de hasta 150 euros.

Si la dirección del cliente cumple las condiciones para la auto-instalación de los servicios de fibra, los equipos serán enviados a casa de cliente. Vodafone se pondrá en contacto con el cliente para realizar la validación de las condiciones de auto-instalación. En ese momento, el cliente podrá solicitar el envío de técnico para realizar dicha instalación, con un coste de 90 euros. Este tipo de instalaciones no llevarán asociado este coste de instalación de 150 euros».

Como veis, a pesar de que Vodafone promociona sus nuevas tarifas como «Más sencillas, Más claras y Sin sorpresas», sí que conviene echar un vistazo en profundidad para no caer en el «sin permanencia» si no cumplimos las condiciones para ello.

¡Sé el primero en comentar!