Así es como puedes quitarte el vicio de mirar el móvil cada dos por tres

Así es como puedes quitarte el vicio de mirar el móvil cada dos por tres

Justo Romanos

¿Cuántas veces desbloqueas el móvil cada día o miras la pantalla para ver tus notificaciones? Aunque a nadie nos guste reconocerlo, vivimos demasiado pendientes de nuestro smartphone. En algunos casos puede estar justificado, pero es frecuente que no sea así. ¿Y si hubiera una forma con la que nos pudiésemos quitar ese vicio de estar mirando el móvil todo el rato? En las próximas líneas, te contamos cómo puedes hacerlo.

Por mucho que X esté convirtiéndose cada vez más en una red social problemática, lo cierto es que de vez en cuando nos sigue dejando algunos descubrimientos interesantes. Hoy te hablamos del método de desconexión que ha compartido un usuario y que, como comprobarás, tiene muchas posibilidades de marcar la diferencia a la hora de proporcionarte ese descanso que puedes necesitar.

Un método sencillo

Lo que propone Matt Gray es que pongamos en práctica el método del Modo de escala de grises. A priori, puede resultar bastante loco. La forma sencilla de explicarlo es decir que lo que vas a hacer es configurar tu terminal para que se visualice en blanco y negro. Y podrías pensar que, el truco del método en cuestión, sea que te sientas incómodo mientras usas el móvil y que, de una manera u otra, acabes usándolo menos.

Imagen del usuario de twitter
MATT GRAY
@matt_gray_
I just learned about this crazy phone hack to cut your screen time by an hour in 2 minutes…

Grayscale mode: https://t.co/Vnvx88k78r

01 de febrero, 2024 • 23:31

1.2K

36

Pero, en realidad, no es tan simple. La idea es distinta y, como te explicaremos después, está más relacionada con la forma en la que nuestro teléfono nos embelesa sin que nosotros, en muchos de los casos, nos demos cuenta. Pero, como te decimos, sigue leyendo para saber qué es lo que tienes que hacer si tú también quieres ser un poco menos esclavo de tu dispositivo móvil.

Así lo puedes configurar

Es más que probable que nunca en la vida te hayas planteado que tu móvil tuviera un modo en el que pudieras utilizarlo en blanco y negro. ¿Para qué? Es obvio que no se trata de una característica que se nos venga a la cabeza y lo cierto es que su presencia está dirigida a las personas que lo necesitan configurar por fuerza mayor. Pero también puede resultar una forma adecuada para liberarte de la dependencia a tu smartphone.

Sujetando el móvil en posición horizontal

Lo que ocurre si activas el modo de blanco y negro es que el estímulo que tu móvil le manda al cerebro se reduce de manera considerable. El «brillo brillo» y los colores de las aplicaciones y de los demás elementos en pantalla ya no te afectan de la misma manera. No te genera tanta atracción y, por lo mismo, no recibes los aumentos de dopamina a los que estás habituado con el móvil. Debido a ello, no tienes tanta dependencia ni sientes adicción por estar consultando tu teléfono cada dos por tres.

Una vez ya te hemos explicado para qué sirve, ahora vamos a decirte cómo tienes que configurarlo. El proceso es bastante más sencillo de lo que podrías imaginar, así que no te preocupes porque lo podrás hacer de forma simple. En el iPhone tienes que entrar en el menú de Ajustes y luego bajar hasta Accesibilidad. Cuando estés dentro toca en la tercera opción, la que tiene el texto de «Pantalla y tamaño del texto». Una vez ahí, baja hasta «Filtros de color» y toca para entrar y cambiarlo, dado que estará marcado como «No». Activa la pestaña y eso hará que, automáticamente, todo se ponga en el modo de escala de grises. Hay distintos filtros que podrías activar, pero para el objetivo que estamos buscando, tendrás que tenerlo en blanco y negro. Luego solo tendrás que volver y ya lo tendrás configurado.

Menú de escala de grises en el iPhone

En Android el proceso es similar: entra en Ajustes, luego en Accesibilidad, ahora accede al menú de Pantalla y a la sección de Texto y pantalla. En el siguiente paso solo tienes que entrar en Corrección de color y ahí seleccionar la opción de Escala de grises. Cuando lo actives, se aplicará absolutamente a todo, tanto a los menús como a las aplicaciones que tengas como YouTube, Netflix o cualquier otra herramienta.

Por último, el autor de la publicación abre debate acerca de si es una buena idea o no crear un acceso directo que permita conectar y desconectar el modo de Escala de grises dependiendo del momento. Su punto de vista es que no es recomendable, puesto que tener una forma de cambiar entre las dos configuraciones de manera tan sencilla provocará que recaigas con rapidez y vuelvas a como estabas antes.

¡Sé el primero en comentar!