Esta web para compartir archivos de forma anónima se usaba tanto que ha tenido que cerrar

Esta web para compartir archivos de forma anónima se usaba tanto que ha tenido que cerrar

Justo Romanos

Víctima de su propio éxito. Una famosa web que es muy posible que hubieras utilizado en más de una ocasión para compartir archivos de manera anónima, ha anunciado su cierre. El motivo es tan simple como contundente: no pueden seguir gestionando la página teniendo en cuenta el abuso que se está haciendo de la misma.

En su origen, los responsables de Anonfiles habían visualizado su web como un servicio que pudiera solucionar problemas y dar un buen soporte a los usuarios de forma alternativa a opciones como WeTransfer. Posiblemente se imaginaban que habría personas que tratarían de utilizar su herramienta con malos fines, pero nunca se imaginaron que ocurriría al nivel al que llegó. Debido a la situación, no han tenido otra opción que cerrar el servicio de forma definitiva.

Del fallo a la desconexión

En un momento dado, algunos usuarios que utilizan Anonfiles comenzaron a mencionar que se estaban encontrando con problemas para cargar sus archivos. El servicio, que había estado rodeado de polémica durante años, se encontraba caído. Y no se trataba de una caída temporal, sino que los responsables de la web confirmaron que su proveedor de proxy había decidido desconectarles.

Hasta ese inesperado final, Anonfiles se había convertido en, posiblemente, la página principal donde usar este tipo de servicio. Le sacaban partido miles de usuarios, tanto expertos en seguridad que necesitaban medios anónimos como cibercriminales. Y el uso continuado por parte de los delincuentes es lo que también ha llevado a que los responsables de la web pierdan la motivación de seguir con ella. ¿Pero no habrá realmente otros motivos ocultos?

La web olía a chamusquina

En la comunidad de expertos a nadie se le escapaba que algo en Anonfiles no olía demasiado bien. Durante los años se han acumulado críticas y denuncias por parte de algunos especialistas en seguridad que han dicho que, si bien el servicio funcionaba, lo que estaba haciendo era exponer a los usuarios a graves infecciones.

Más exactamente, lo que se había criticado era que los anuncios publicitarios que aparecían en la web y en el proceso de descarga, estuvieran vinculados a páginas infectadas. Estaba bastante claro que el equipo de la página no controlaba los anunciantes y que dejaban en manos de sus usuarios el buscarse la vida para salvarse de las infecciones a las que les estaban exponiendo. Por ejemplo, había algunos enlaces que redirigían a páginas de malware y otros virus. En otros casos, al intentar descargar uno de los archivos anónimos, lo que le pasaba al usuario es que se le llevaba a otra página donde se intentaba descargar un archivo infectado con el mismo nombre. Por lo tanto, era muy obvio que había problemas.

En varias ocasiones, expertos en seguridad como los de Malwarebytes o el especialista Germán Fernández, denunciaron todas las amenazas a las que se redirigía a los usuarios de Anonfiles. Se mencionó, a lo largo del tiempo, un poco de todo, desde un malware muy peligroso con capacidad para robar los datos privados de los monederos digitales hasta extensiones para el navegador que también estaban infectadas.

Imagen del usuario de twitter
Germán Fernández
@1ZRR4H
Anonfiles > Malvertising
#Amadey C2: 185.215.113.38/f8dfksdj3
#RedLine C2: 185.215.113.85:10018 + 193.124.22.34:19489 + 185.215.113.24:15994
#Djvu Ransomware C2: /ugll.org/test3/get.php
#Vidar C2 (vía Telegram & Mastodon): 95.217.244.73 + 107.189.11.124

+ https://t.co/4Idnb3Igku https://t.co/RTQOdQAvc2 https://t.co/3cBv5USL6a

15 de septiembre, 2023 • 14:20

50

1

Por ello, en cierta medida se ha celebrado que Anonfiles acabe desapareciendo y que su servicio anónimo utilizado por tantos delincuentes y vinculado con virus e infecciones, ya no se encuentre disponible. Los creadores de la herramienta mencionan que no han podido seguir el ritmo que requería la gestión de la web. Comentan que han intentado bloquear todos los archivos ilegales que se han ido subiendo a los servidores, pero que, al final, ha sido demasiado. La única opción que les queda es poner en venta el dominio por si hay alguna empresa que quiera aprovechar la popularidad del nombre.

Pero teniendo en cuenta el precedente y los muchos comentarios negativos que se han publicado relacionados con Anonfiles, es posible que no llegue a aparecer ningún comprador. Al menos, no uno de los que seguro que están buscando, uno que pueda llegar a pagar una gran cantidad. Aunque nunca se sabe.