Por qué Internet se corta en mi Smart TV y no en el resto de dispositivos

Cada día aparecen nuevos dispositivos conectados a la red. Las televisiones se volvieron inteligentes ya hace unos años e incorporaron una serie de funcionalidades extra que ampliaron los horizontes de la televisión tradicional que solamente servía conectada a la antena. Ahora la clave es que esté conectada a Internet, ¿pero qué pasa si se nos queda offline?

Si tu Smart TV está conectada a una red Wi-Fi o por cable, varias funciones como servicios de streaming, información meteorológica y búsqueda, la harán más inteligente y tu vida más cómoda. Sin embargo, si tienes problemas con la red de tu televisión no podrás utilizar estas funciones. ¿Qué puede estar pasando?

Fallo de Internet en tu Smart TV

Si has comprobado que el resto de dispositivos conectados a tu red funciona, pero no así la televisión inteligente, vayamos a lo básico. En primer lugar, deberías descartar que se trate de un problema técnico que impida que tu Smart TV no se conecte no solamente a tu router, sino de ninguna forma. Prueba a hacer tethering o crear una red WiFi que comparta los datos de tu móvil. Si tampoco consigues conectarte a esta red alternativa (o pide a algún vecino cercano que te ceda momentáneamente su contraseña), el problema podría estar en el receptor WiFi de tu televisor, lo que explicaría por qué el resto de dispositivos están funcionando tan normales.

Smart TV offline

Smart TV offline

Si has pasado la primera prueba de fuego y sabes que tu Smart TV se puede conectar sin problema, es hora de ver por qué no se está entendiendo con tu router. Aquí dependerá de si está conectada por cable o de forma inalámbrica para saber qué pasa. Si es el primer caso, tal vez estemos utilizando un cableado antiguo o en mal estado. Igual que en el punto anterior, usa el mismo cable Ethernet con un PC, videoconsola, otra TV o cualquier aparato con conexión RJ45. ¿Funciona? De ser así, otro posible fallo descartado.

En el caso de estar conectada por WiFi, puede haber varios problemas. El primero puede estar relacionado con la posición de tu Smart TV con respecto a otros dispositivos que sí funcionen. Dependiendo de su posición, puede que no llegue suficiente señal o haya interferencias por los propios materiales de la casa que haya entre los dos aparatos.

La posición del router es algo indispensable. Trata de ponerlo en una ubicación elevada, alejarlo de otros aparatos eléctricos con los que pueda tener interferencias y de muros que puedan afectar a la propagación de la señal. Cosas sencillas como el suelo, las puertas o las paredes de tu hogar pueden obstaculizar la señal del router, especialmente si son de metal, ladrillo u hormigón.

Posibles soluciones

Las redes Wi-Fi actuales permiten que nos conectemos a la banda de los 2,4 Ghz y 5 GHz. Cada una de ellas puede ser mejor en determinadas ocasiones. Por ejemplo, en el primer caso podremos conectarnos más lejos del router sin perder estabilidad, mientras que la segunda es la que ofrece más velocidad. Quizás la causa de que en un equipo no haya Internet y en el resto funcione bien es que estemos conectados a la banda inadecuada. Podríamos probar algo tan sencillo como cambiar y ver si así se soluciona ese problema.

Smart TV OnePlus

Smart TV

Si no se conecta la Smart TV a Internet puede que hayas cambiado la contraseña de la red WiFi a la que estaba enlazada o simplemente que se ha desvinculado desde los ajustes del dispositivo. Deberías mirar en el apartado de Opciones/Ajustes y la opción Conectividad/Red/Internet (dependerá de marca y modelo). Busca la red que utilices habitualmente y asegúrate que está conectada. Si lo está, olvida la red e introduce de nuevo la contraseña asociada para comprobar que funciona.

Puede que el problema esté en el ancho de banda. Tu router teóricamente podría gestionar hasta 250 dispositivos a los que asignar una dirección IP, pero en la práctica, el número de terminales que pueden navegar por Internet al mismo tiempo suele ser de entre 15 y 20 dispositivos simultáneos con la tecnología actual. Comprueba tu red de casa, a ver si está saturada con tanto smartphone, altavoces inteligentes, smartwatch, aspiradores, etc. Quizás se haya producido un conflicto de IPs y justo sea tu TV la que ha pagado el pato.

¡Sé el primero en comentar!