Amazon devastado por el coronavirus: plazos de entrega largos y sin stock

Amazon devastado por el coronavirus: plazos de entrega largos y sin stock

Claudio Valero

El coronavirus no hace distinciones y está afectando a toda la sociedad en su conjunto. Da igual individuos en sus casas que grandes empresas, nadie se libra de sus efectos. Si hay empresas que puedan servir como “termómetro” para medir la situación, Amazon podría ser una de ellas. En los últimos días se ha vivido una auténtica fiebre por conseguir ciertos productos a lo que se une la paralización de muchos sectores o el confinamiento de la población en sus casas salvo causa de fuerza mayor. Un breve paseo para comprar en Amazon nos permite ver los elevados plazos de entrega o el inexistente stock de muchos productos.

Amazon no se libra del coronavirus en España. En los últimos días hemos conocido sus tres primeros casos de infectados por coronavirus en dos de sus mayores almacenes logísticos en España, San Fernando de Henares (Madrid) y El Prat de Llobregat (Barcelona). Pese a las críticas, el gigante del comercio online ha decidido no cerrar estos almacenes y seguir trabajando con aparente normalidad. Los sindicatos ya han anunciado que consideran que los trabajadores están en una zona de riesgo.

“No hay de casi nada y los plazos de entrega son más elevados”

Basta navegar un rato por Amazon para ver que la situación es extraordinaria. Productos que normalmente podríamos recibir en 2 horas en ciudades con Prime Now o al día siguiente en la práctica totalidad del país, ahora muestran plazos de envío superiores a una semana. El Kindle, un producto muy buscado para pasar la cuarentena, no se empieza a enviar hasta el 20 de marzo. De la misma forma, vemos como el Fire Stick no se envía hasta el 26 de marzo.

Eso es algo que no ocurre únicamente en la sección de tecnología. Amazon Pantry, el supermercado online, ofrece muchos menos productos de lo que es habitual. La oferta de papel higiénico, el bien más preciado en todo el mundo es escasa y en muchos casos se marca como “no disponible” el producto. La leche tampoco abunda, vendiéndose únicamente una modalidad semidesnatada y otra sin lactosa (de la que quedaba 1 unidad).

Tanto el stock como los plazos de entrega son muy superiores en Amazon. Esto es la consecuencia directa de un país, un continente y un planeta paralizados por la propagación de un virus. Pese a que las fronteras terrestres permanecen abiertas para la entrada de mercancías, todo se centra en abastecer a la población de los suministros básicos.

En este caso, debemos fijarnos si los productos son de Amazon o de otros vendedores, o bien si son gestionados por Amazon a pesar de venderlos a través de otros marketplace, ya que esto puede hacer que los plazos de entrega y la disponibilidad varíe mucho entre unos productos y otros. Un problema que se une también al del colapso en las agencias de transporte que reparten los productos de Amazon y que pueden añadir aún más retraso a los pedidos.

Sólo productos de primera necesidad

Para que nos hagamos una idea de la situación, Amazon está poniéndose en contacto con sus proveedores y vendedores para comunicarles que dejen de enviar a sus almacenes productos no esenciales. En el comunicado explican que”

“Hemos observado un incremento de las compras online y como consecuencia, algunos productos de primera necesidad para el hogar además de material médico están agotados. Como resultado, estamos priorizando de forma temporal los productos de primera necesidad para el hogar, material médico, así como otros productos importantes que llegan a nuestros centros logísticos para que podamos recibir, reabastecer y enviar más rápidamente estos productos a los clientes.

En el caso de otros productos, hemos deshabilitado temporalmente la opción de crear envíos. Estamos tomando medidas similares para nuestro propios productos de Retail.

Esto tiene efecto hoy hasta el 5 de abril de 2020, te lo haremos saber una vez recuperemos nuestras operaciones regulares. Los envíos creados en los días anteriores a hoy si serán recibidos.”