Ahora puedes subir vídeos a YouTube sin miedo a baneos por copyright

Ahora puedes subir vídeos a YouTube sin miedo a baneos por copyright

Alberto García

Si has subido vídeos a YouTube, seguro que más de una vez lo habrás hecho con miedo. Las reclamaciones de copyright son muy peligrosas, ya que con tres te cierran la cuenta. Estas reclamaciones se hacen de manera automática y después de subir los vídeos por parte de terceros, lo que hace que no haya forma de prevenirlas. Por suerte, YouTube ha implementado un nuevo sistema para evitarlas.

Recibir reclamaciones a la hora de subir un vídeo es una pesadilla, ya que de entrada pueden desmonetizarte el vídeo y que todo el dinero vaya a la persona que te lo ha denunciado. A partir de ahí, es posible reclamar a YouTube, pero por desgracia predomina la actitud de disparar primero y preguntar después.

Nueva herramienta antireclamaciones de YouTube

Ha sido esta semana cuando YouTube ha lanzado la función que «comprueba cualquier problema de derechos de autor que puedan restringir su visibilidad». Esta comprobación se hace conforme se va subiendo el vídeo, y si no detecta ningún problema, nos los dirá pasado un rato. El aviso está en la tercera parte de las cuatro que se nos ofrece al subir un vídeo a YouTube.

Nosotros hemos probado la función, y efectivamente da toda la información que necesitamos. Con un vídeo original nuestro no hay ningún problema de copyright ni de monetización.

Sin embargo, si subimos un fragmento de una película, YouTube detecta de momento que hay problemas de derechos de autor al comprobarlo con la película original, cuyos fotogramas usa el Content ID de YouTube para comprobarlos. Al detectarlo, nos informa de que el propietario de la película permite compartir fragmentos de la misma, pero en el vídeo se mostrarán anuncios cuyo dinero irá a parar íntegramente al propietario de esos derechos.

A su vez, otra información importante que se nos muestra es si subir el vídeo tendrá un impacto negativo en nuestro canal o no, donde podríamos recibir un strike por subir contenido no apto para ser compartido sin permiso del dueño de los derechos. Así, en este caso, lo único que no podemos hacer es monetizar el vídeo, pero sí subirlo. En el caso de que estemos seguros de que tenemos los derechos para reproducir el contenido que aparece, podemos darle a impugnar para aportar pruebas y explicaciones que lo demuestren, y que el vídeo salga «limpio».

youtube reclamaciones copyright 2021 nuevo sistema

Más allá de las películas o series, esto será también muy útil si los vídeos que subimos a YouTube tienen música cuyos derechos no tenemos. Es muy común que, por usar una canción durante 10 segundos, un vídeo quede desmonetizado al completo y todos sus ingresos vayan a sus propietarios. Por suerte, desde YouTube Studio ya se puede editar el sonido de los vídeos para eliminar esos fragmentos problemáticos y poder volver a monetizarlo.

Esta función debería haber estado disponible en YouTube desde hace años para evitar muchos quebraderos de cabeza a los creadores de contenido. Por suerte, parece que los días de problemas han llegado a su fin, y hacerse youtuber es hoy un poco más fácil.