No podremos utilizar Chrome con procesadores antiguos

La evolución de la tecnología es imparable, pero siempre se debe mantener un nivel de compatibilidad con sistemas o estándares más antiguos, al menos durante un tiempo. De esta forma, se garantiza que los usuarios pueden amortizar la inversión realizada en nuevo hardware. Sin embargo, cuando ya pasa mucho tiempo, cuando esta decisión impacta demasiado en el rendimiento o cuando el estándar tiene fallos graves de seguridad, los responsables de la aplicación o sistema operativo deben tomar una drástica decisión. En este caso, a partir de la próxima versión no podremos utilizar Google Chrome con algunos procesadores antiguos.

Son miles las personas que utilizan Google Chrome todos los días. Su versatilidad lo ha convertido en el navegador más utilizado del mundo, algo impensable cuando debutaba hace ya unos años y tenía enfrente al todopoderoso Internet Explorer. La facilidad para manejar Chrome con el teclado, la potente colección de extensiones que permiten, entre otras cosas, cambiar el cursor del ratón en Chrome, la seguridad y la velocidad de navegación, han sido sus principales valedores durante todos esos años.

Google Chrome y los procesadores sin soporte para SSE3

En un documento interno, los desarrolladores de Chromium, el proyecto en el que se basan navegadores como Google Chrome o Microsoft Edge, han confirmado que esta aplicación dejará de ser compatible con procesadores x86 que no tengan soporte para SSE3 (Supplemental Streaming SIMD Extensions 3) a partir de la próxima versión 89.

Google Chrome

De forma general, esto supone remontarnos bastantes años a procesadores anterior a Intel Core 2 Duro como Intel Atom y Celeron M. A partir del año 2005, muchos de los procesadores (o la práctica totalidad) ya tenían soporte para SSE3. El problema es que tanto Google Chrome como Windows 10, han garantizado el soporte mínimo para SSE2.

Esto cambiará a partir de la versión 89, pero ya se está mostrando un mensaje de aviso a los usuarios con estos procesadores desde la versión 87 del navegador. En este mensaje se indica que “este ordenador dejará de recibir actualizaciones debido a que el hardware dejará de contar con soporte”.

El cambio sólo afecta a los usuarios que puedan tener un viejo ordenador en Windows. Por lo tanto, todos los usuarios que ahora mismo estén utilizando Google Chrome en Chrome OS, Android o macOS pueden estar tranquilo ya que estas versiones sólo están disponibles para procesadores con soporte para SSE3.

Por el momento, no se han dado más detalles sobre los motivos para adoptar esta decisión. Algunos apuntan a que podría implicar un ligero aumento de rendimiento al prescindir de un componente que únicamente garantizaba la compatibilidad con ordenadores muy antiguos.