Hay gente metiendo su router en una jaula: no seas uno de ellos

Hay gente metiendo su router en una jaula: no seas uno de ellos

Alberto García

Cuando uno cree que la estupidez humana ha alcanzado su límite, llega una nueva sorpresa. En este caso, hay quien está usando la ciencia para hacer probablemente lo más tonto e inútil que puedes hacerle al router: ponerle una jaula de Faraday para evitar la propagación de sus ondas electromagnéticas. Y las opiniones de quienes la compran son de risa.

La jaula de Faraday fue descubierta en el siglo XIX por Michael Faraday, uno de los científicos más influyentes de la historia. En uno de sus múltiples experimentos, comprobó que el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio es nulo. Gracias a ello, las señales electromagnéticas no escapan ni penetran en un elemento metálico cerrado, como ocurre con los coches cuando les cae un rayo, o cuando encendemos el microondas; aunque en el caso del microondas alguna se escapa al no estar perfectamente aislado.

Por ello, si colocas una de estas cajas sobre un router, prácticamente ninguna señal va a escapar al exterior, y la conexión WiFi queda casi anulada. A pesar de ello, muchos usuarios han comprado esto en Amazon en Estados Unidos, y han comprobado que la potencia de la señal se desploma o se pierde por completo, ya sea para recibir o enviar información.

Aquí, por tanto, estamos teniendo un doble retraso mental. El primero es que, si se quiere anular la señal, es suficiente con desactivar el WiFi en el panel de configuración del router, asegurándonos de que no se emita ninguna señal, y sin tener que gastarnos más de 100 dólares. El segundo retraso está en querer anular esa señal pensando que es perjudicial.

Estas jaulas se están vendiendo por precios que van desde 70 hasta 190 dólares. En los anuncios se dice que la jaula protege de ondas perjudiciales sin afectar a la potencia de la señal ni a la velocidad de Internet. Sin embargo, como es lógico, esta señal sí que se ve fuertemente afectada por ello porque estamos hablando de una señal electromagnética bloqueada por algo diseñado para bloquear señales electromagnéticas. Piensa por ejemplo en lo que ocurre también cuando guardas el router en un cajón, o simplemente cerca de una pared.

La potencia de la señal del WiFi es irrisoria

Y es que la potencia de la señal emitida por un router es muy baja, y con simplemente colocar la jaula encima, ésta se degrada casi por completo. Las jaulas llevan un tiempo a la venta en Amazon, pero se han popularizado tras las múltiples conspiraciones relacionadas con la radiación electromagnética de los routers y el 5G.

El problema, como todos sabemos, es que el WiFi o las redes móviles 5G no son perjudiciales para la salud. La potencia de la señal es ínfima comparada por ejemplo con la de la propia luz del espectro visible. Esta radiación es no ionizante, lo que implica que no tienen suficiente energía para mover electrones o dañar las células de nuestro cuerpo. Lo único que puede hacer esta frecuencia es generar calor, siendo este el principio que usan por ejemplo los microondas para calentar la comida, pero con una potencia muchísimo mayor a la que usa un router o un móvil. El calor que desprendemos ya tiene más potencia que eso, igual que un radiador o un calefactor en invierno. Y la gente no se aleja de ellos.

Así, el WiFi o el 5G no son peores que la señal de la radio del coche o la que usa la TDT, donde, de hecho, gran parte del 4G opera actualmente donde antes estaba la TDT. Así que, por favor, no difundáis bulos que os dejen en evidencia y ni mucho menos gastéis vuestro dinero en algo tan inútil como estas jaulas para el router.