Las mejores formas para esconder el router y qué tener en cuenta

Las mejores formas para esconder el router y qué tener en cuenta

Rocío García

El router es un elemento que está prácticamente en cualquier casa y gracias al cual podemos conectarnos al WiFi desde nuestro ordenador o nuestro móvil pero también desde tabletas, robots de todo tipo, etc. Pero tiene un problema: no siempre es lo más atractivo para decorar el salón o el dormitorio y rompe con el diseño de todo lo demás. Es por eso que muchas personas deciden esconder el router y hay todo tipo de formas originales para hacerlo.

Aunque hay excepciones, normalmente el router que tienes en casa no es lo más bonito que va a haber sobre una estantería o sobre el mueble de la televisión. Especialmente los de los operadores que no eliges tú mismo sino que lo instalan porque viene incluido en el paquete de fibra que has contratado o de ADSL. Por eso esconder el router es una opción para muchas personas y hay todo tipo de ideas y trucos para hacerlo y disimularlo sin que nadie sepa que está ahí.

¿Debes esconder el router?

No es lo más aconsejable. Puede que quieras hacerlo aunque sepas que no es lo mejor pero, por lo general, esconder el router puede repercutir en que tendrás peor señal o llegue más débil. Será peor que si lo dejamos en un espacio libre sin estar rodeado de objetos y mucho menos sin estar cubierto de ellos.  En caso de que vayas a esconder el router, intenta siempre que sea en espacios donde esté abierto al menos por un lado, donde tenga algo de ventilación. Una caja completamente hermética no es una de las mejores ideas aunque sí hay alternativas.

Dónde colocar el router

Según explicaba Google en 2019, los sitios más habituales para esconder el router son: debajo de un mueble y detrás de unos libros. Muchas personas tratan de esconderlos debajo del sofá aunque es algo poco práctico si vas a pasar la aspiradora o si quieres que llegue correctamente la señal. Otros usuarios, según la misma información de Google, deciden esconder el aparato dentro de una caja, dentro de un cajón, dentro de una papelera, dentro de un armario…

Todas estas opciones camuflan el dispositivo para que no quede feo pero podemos perder alcance de la señal. Lo correcto sería colocarlo en un espacio libre. No dentro de nada. Tampoco detrás de ningún mueble ni objeto aunque esto sería menos malo. Además, otro de los consejos más habituales es que tengamos en cuenta con dispositivos inalámbricos u objetos metálicos que se dice que podrían provocar interferencias en la señal.

Otro de los problemas, más allá de perder alcance de señal, es que el router se sobrecaliente y pueda causarte algún problema y no solo con Internet. Pero siempre dependerá de dónde lo escondas, cómo lo escondas o el cuidado que tengas.

Esconder el router

Alternativas a esconder el router

Antes de explicarte algunas formas originales de esconder el router, que lo haremos por si te interesa y quieres que no se vea, hay otras alternativas y opciones disponibles. La más lógica y recomendable es comprar un router nuevo. Por lo general, los routers que incluyen las operadoras no son los mejores que vas a tener en el mercado y hay muchos de los mejores routers de cada año que no solo te ofrecen mejor cobertura o mejores formas de personalización sino que además tienen un diseño más cuidado y generalmente más moderno o atractivo. Eso sí, es importante que no priorices el diseño a la calidad o será peor solución (y más cara) que esconder el que ya tienes.

WiFi Mesh

Otra de las alternativas más recomendables es usar una red de WiFI malla o Mesh. Este tipo de routers nos ofrece dos ventajas: mejora la señal con respecto a los convencionales pero además suelen tener un diseño moderno y más cuidado. Lo que hacen las redes WiFi mesh es unir una estación base con varios satélites o nodos y amplificar la señal para llegar a todas las habitaciones. Suelen ser más caros que otros routers pero mejorará la cobertura tanto si quieres dejarlo a la vista porque te gusta su diseño como si decides esconderlo para que no se vea.

Amplificadores PLC

Más allá de esconder el router como tal, puedes buscar una ubicación en casa donde no se vea habitualmente. Por ejemplo, tu habitación. Aunque haya visitas que recibas y vayan al salón o a la cocina, por ejemplo, una esquina de tu habitación no será siempre lo más transitado. O cualquier otro lugar de la casa donde sea posible colocarlo y no sea susceptible de quedar mal con el decorad. Una vez hayas elegido el lugar podrás amplificar la señal con un PLC, repetidores que no expanden como WiFi sino que lo hacen a través del cableado, del enchufe. Será menos llamativo colocar el repetidor en un enchufe que tener routers o repetidores en cada esquina.

Dónde esconder el router

Hay todo tipo de ideas o lugares donde puedes esconder el router sin importar el tamaño de tu casa o lo que tengas por ella. Siempre hay formas posibles para camuflarlo y te damos algunas de las mejores ideas o más originales.

Compra una caja

Es uno de los procesos más sencillos si no te importa invertir algo de dinero pero no quieres complicarte. No necesitas saber manualidades y bastará con un pequeño agujero hecho con un cúter o tijera en la parte trasera para dejar pasar todos los cables. La caja de cartón tiene que ser lo suficientemente grande para que quepa el router y la parte trasera, la de los cables, colócala de forma que no se vea. Es muy aconsejable, en caso de usar esta opción, que abras de vez en cuando la caja y permitas que el router “respire” para evitar que se sobrecaliente. Puede ser una elección si quieres ocultarlo cuando hay visitas pero dejarlo al aire el resto del tiempo. O, al menos, controlalo y evita sobrecalentamientos si apuestas por esta forma.

Cajas para esconder el router

Usa un libro viejo

Puedes usar un libro viejo que no te interese y que no quieras tener por casa. Hay cajas con aspecto de libros pero podrás usar uno que ya tengas para no tener que invertir dinero en esconder el router. El proceso ws uno de los más sencillos si no quieres hacer demasiadas manualidades. Eso sí, ten en cuenta que la antena se verá si el router la tiene. Lo demás, es rápido: tienes que arrancar todas las páginas del libro que tengas y dejar solo las tapas del mismo. Ahí podrás meter el router en el hueco que queda aunque ten en cuenta que los  laterales quedarán visibles.

Si quieres que los laterales no queden visibles no arranques las páginas al completo sino que tendrás que cortarlas formando el espacio del router pero dejando que haya páginas por la parte superior e inferior del libro. Así por los lados se verán hojas pero entre ellas estará colocado el dispositivo para tener internet.

libro antiguo

Debajo de un mueble

Como explicó Google en su momento, debajo de los muebles es una de las preferencias más habituales para esconder el router y es bastante sencillo porque basta con pegarlo a la superficie y sujetarlo bien, ya sea debajo del sofá o debajo de una mesa. Esta es probablemente la opción con menos inconvenientes porque estará bastante destapado con respecto a otras (no queda enclaustrado como en una caja, por ejemplo) y también tiene la ventaja de que no necesitas nada especial para hacerlo.

router bajo mesa

En un mueble

Algunos pisos nuevos cuentan con la posibilidad de esconder el propio router dentro de la caja de luces donde habitualmente encuentras la instalación. Pero no todos y no siempre tenemos acceso a un piso nuevo. Eso sí, podemos crear nuestro propio mueble de cables o de telecomunicación donde podremos organizar regletas con enchufes para cargadores e incluso introducir el router. Basta con buscar un sitio de la casa donde creas que tiene una buena ubicación y colocarlo todo dentro bien ordenado y siempre y cuando puedas enchufar los cables. Además, si quieres que no se vea lo que hay dentro basta con que personalices el mueble y no tengas puertas de cristal que dejen ver los cables sueltos y no demasiado ordenados.

Mueble para routers

Caja WiFi

Como la anterior, puedes comprar cajas decoradas para colocar el router en la pared sin que quede feo. Podrás encontrar una caja pensada con los huecos para las antenas e incluso podrás elegir colores, tamaños o diseños diferentes para colgarla en la pared. Son muy baratas y es una opción muy recomendable.

Esconder router - cajas

Escóndelo en la librería

Puede que sea una de las opciones más complejas pero el acabado es realmente bueno. Necesitas alguna colección de libros que no te guste y que tengas por casa (alguna enciclopedia antigua, por ejemplo) y cortar todos ellos a la misma altura y con el mismo ancho, como puedes ver en el siguiente vídeo. Si no tienes libros que no quieras, puedes encontrar muchos de segunda mano o baratos o incluso gratuitos en algunos mercados.

Cuando los tengas, necesitarás una sierra y medir exactamente el hueco de los libros que vas a cortar. Corta todos iguales y colócalos en la estantería pegados unos a otros. Conseguirás así tener un espacio suficiente para colocar algo bajo los libros, ya sea para esconder el router o cualquier otra caja que quieras mantener secreta. Es una alternativa que conlleva más elaboración pero con un acabado perfecto si tienes una librería en casa.

Usa un cuadro

Puedes usar cualquier cuadro que tenga bastante fondo. Más allá de cuadros especialmente creados para ello, puedes buscar un lienzo que esté suficientemente separado de la pared. Esta separación debe ser suficiente como para que el router encaje bajo él, como puedes ver en las imágenes. Ten en cuenta que si el cuadro tiene colores claros y el router es oscuro las luces podrían transparentarse en caso de ser lienzo. Pero podrás buscar marcos de fotografías con marcos anchos que quedarán lo suficientemente separados para encajar tu router detrás. Si no encuentras nada que sirva, venden cuadros exclusivos para esconder el router o cualquier otro aparato que tengas por casa.

Esconder router en un cuadro

Cestas y baúles

Es una de las opciones más básicas siempre y cuando hagas un agujero y quieras tenerlo en el suelo. Hay muchas cestas y baúles que puedes comprar y quedarán bien en una esquina del salón. Algunas, además, tienen asas por las que será fácil conectar el router desde el interior hasta la pared, como explican desde la web A Pretty Happy Home.

Esconder el router en cestsa y baules

Archivador

Si el router está en el despacho de casa o en tu oficina, un archivador es tu mejor aliado. Tienen apertura por la parte trasera o por arriba así que te ahorrarás hacer agujeros o romperlos. Sea de cartón, de madera o de plástico este agujero superior hará que el calor se disipe y no está completamente cerrado. Basta con colocar los cables dentro, ponerlo en una mesa o mueble cerca del enchufe y no se verá nada.

router archivador