Así puedes saber si debes comprar un router nuevo para Internet

El router es sin duda una pieza fundamental para conectarnos a Internet. Es muy importante contar con uno que esté capacitado para responder a toda la demanda, puesto que a fin de cuentas es el aparato que conecta todos nuestros dispositivos, smartphone y ordenadores, ofreciéndonos la posibilidad de navegar por la red. Pero puede ser que, llegado a un tiempo, tengamos la idea de comprar uno nuevo. ¿Cómo saber si ha llegado el momento? Hay varias claves.

Quizá ha llegado el momento de cambiar tu router

Nuestro router es parte fundamental para que la conexión a Internet funcione correctamente. Es lo que nos permite tener una velocidad adecuada, estabilidad y evitar problemas que provoquen fallos en la conexión. Pero también hay que tener en cuenta que no todos los routers son iguales.

Con el paso del tiempo los routers han mejorado notablemente la calidad de su conexión, sabiendo soportar más dispositivos conectados, con más velocidad de transferencia y también incluso más cobertura inalámbrica.

En este sentido, y como explican los compañeros de RedesZone, puede llegar el momento en el que tengamos en casa un modelo de router más antiguo que quizá nos esté dando ciertos problemas a la hora de conectarnos a Internet o que, simplemente, se tenga la curiosidad en saber si sería posible mejorar la conexión utilizando un router más moderno. En este punto tienes dos posibilidades: o contactas con tu operadora para que te proporcione un modelo de nueva generación, u optar por comprar uno por nuestra cuenta. Pero, ¿qué tenemos que valorar?

Qué tener en cuenta

De todas formas, es importante valorar que un router antiguo u obsoleto puede suponer problemas, tanto para Internet como para otros usos. Por tanto, debemos tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales para poder hacer una comparativa respecto a sus funciones y así entender cuando están dejando de funcionar correctamente.

Con la misma conexión, si usamos un router de calidad podemos apreciar una gran mejora en la navegación web, pero mucho más en la cobertura WiFi y la velocidad obtenida, así como notar la diferencia a la hora de jugar online.

En todo caso, es importante para que adquieras un nuevo y buen equipo que pueda cumplir con las necesidades dependiendo de lo que se necesite en casa. Aunque la principal recomendación es que adquieras uno que te ofrezcan garantías de dos años como mínimo.

Router antiguo claves Internet

Problemas de ralentización o ancho de banda corto

Un factor muy importante está relacionado con los usos de Internet en el entorno doméstico y el número de usuarios de una sola conexión. Si somos varios en casa, o tenemos multitud de terminales asociados a una red, en ocasiones pueden aparecer problemas de ralentización muy significativos. Es cuando se dice que el ancho de banda de nuestro router es corto y nuestro Internet lento. En estos casos, puede ser necesaria la adquisición de un aparato más.

Hay que tener en cuenta que cada vez tenemos más dispositivos conectados a la red. Especialmente hablamos de lo que se conoce como el Internet de las Cosas. Esto va a suponer que necesiten contar con un ancho de banda adecuado. Debemos evitar que haya problemas y que el router no pueda ofrecer lo que los dispositivos requieren.

¿Es compatible con WiFi 6?

En esta dirección también surge un planteamiento clave: el WiFi 6: si nuestro router no es compatible con este estándar, eso evidenciará aún más que debemos hacernos con uno nuevo.

Así, en la ficha técnica del aparato, deberían constar o el nombre oficial o el nombre del estándar. En ocasiones tan sólo dirá algo así como «Wifi 802.11ax» o, más escueto todavía, «Wi-Fi b, g, n, ac, ax». Cada letra hace referencia a un estándar WiFi. El que nos interesa es ax, equivalente a WiFi 6.

Router test velocidad Internet

Malos resultados en los test de velocidad

Otro problema muy importante que puede darse con nuestro router y su conexión a Internet puede detectarse a través de los test de velocidad, que servirá para probar la frecuencia de red. Recomendamos que se hagan dos pruebas: una de la red inalámbrica y la otra conectando el cable Ethernet a un equipo.

Si el resultado de la conexión con el cable es superior, es necesario volver a hacer la prueba. Si las cifras siguen siendo distintas, puede que el router ya no está trabajando como debería y es hora de hacer ese cambio.

Cantidad de puertos

Partiendo de la base de que, lo normal, es contar con fibra hay que empezar a hacer distinciones. Si tu router es capaz de proporcionar dos redes, una 2.4 GHz y otra 5 GHz, entra dentro de la categoría de routers modernos; aunque si está ligado a la fibra, mejor.

Y ahí entran la cantidad de puertos que el aparato disponga. Normalmente tienen cuatro puertos Ethernet. Algunos tienen más y otros pueden tener apenas uno o dos, según el caso. Generalmente con cuatro puertos es suficiente para una vivienda. Por su parte, además, el claro indicativo será si no tiene un puerto Gigabit Ethernet, lo que significa es que es un router bastante antiguo.

¡Sé el primero en comentar!