No regales un móvil a tu hijo sin hacer estos tres ajustes antes

No regales un móvil a tu hijo sin hacer estos tres ajustes antes

Carlos Zapatero

En pleno apogeo de regalos, los teléfonos móviles siempre son uno de los grandes protagonistas. Si recientemente algún hijo o sobrino tuyo ha recibido uno, es importante tener en cuenta algunos ajustes que debes configurar antes de cederle el control.

Los teléfonos móviles cada vez llegan antes a los más pequeños de la casa. Y, pese a que actualmente encontramos una gran cantidad de aplicaciones y ajustes que nos permiten limitar algunas funciones, no siempre los conocemos. Ahora que estamos inmersos en plena época de regalos, es importante recordar algunos de ellos con el objetivo de que pueda usar su nuevo teléfono con total tranquilidad. Te los contamos.

El control parental

El control parental es una opción que podemos encontrar tanto en iOS como en Android y que nos permite poder establecer límites en la mayoría de las acciones que se pueden realizar con el teléfono. En función del sistema operativo, la ruta para llegar a este menú de configuración puede variar sensiblemente.

En iOS tenemos que ir al menú de “Ajustes”, tocar la opción de “Tiempo en uso”, activar la misma e identificar el móvil como que es el dispositivo de nuestro hijo. Desde ese momento, vamos a poder llevar a cabo todo tipo de configuraciones en las restricciones del dispositivo. Limitando aspectos tales como la descarga de apps, impedir el contenido web o restringir el Game Center, entre otras muchas opciones.

En Android, debemos ir a la aplicación de Google Play, seleccionar el icono de “Ajustes” y, en la parte de “Controles de usuarios”, activar la opción de “Control parental”. Una vez pongamos el código PIN definido, vamos a poder configurar todos los parámetros con diferentes niveles de acceso: de más a menos restricción.

móvil android en una mano

Bloquear las compras en aplicaciones

Uno de los grandes riesgos a los que cualquier padre se enfrenta con su hijo es lo que tiene que ver con las compras a través de las aplicaciones. Bloquear las mismas es muy importantes si queremos invertir en nuestra tranquilidad. Y, para ello, en el caso de iOS debemos acudir al menú de restricciones que ya hemos mencionado y encontrar la opción de Compras en la app. Desactivándola, no vamos a tener ninguna sorpresa.

En Android, tenemos que acceder a la sección de “Control de usuario” dentro de Google Play y escoger la opción de “Pedir la autenticación para todas las compras”. Desde ese momento, vamos a poder introducir la contraseña para cualquier cosa que llevemos a cabo.

El tiempo de uso

También es recomendable que limitemos el tiempo de uso de nuestro dispositivo. Especialmente con ciertas aplicaciones, como es el caso de las redes sociales. Para ello, en iOS debemos ir al mismo menú que hemos mencionado previamente y definir un límite para cada una de las aplicaciones que aparezcan en el listado. Si queremos ampliar el mismo, deberemos volver a introducir la contraseña de desbloqueo del dispositivo. 

En el caso de Android, tendremos que hacer uso de la aplicación de Bienestar digital, que se encuentra dentro del menú de ajustes de nuestro dispositivo. En esta pestaña vamos a poder seleccionar el tiempo máximo que queremos que pueda ser utilizada cada aplicación. Siendo necesario tener que introducir, de nuevo, el código para poder ampliar el mismo.

¡Sé el primero en comentar!