A Bizum se le acaba el chollo: los bancos ofrecerán transferencias instantáneas gratis

A Bizum se le acaba el chollo: los bancos ofrecerán transferencias instantáneas gratis

Justo Romanos

El reinado de Bizum en lo que se refiere a transferencias rápidas y baratas, podría estar llegando a su fin. Desde Europa se ha determinado que los bancos tengan que ofrecer transferencias instantáneas gratis, una medida que entrará en vigor antes de lo que se podría imaginar.

Desde que Bizum se estrenase en España se puede decir que cambiaron muchas cosas en lo relacionado con hacer pagos rápidos y transferencias. Sobre todo, se fomentó la comodidad de hacer pequeñas transferencias a los amigos y así, por ejemplo, tener facilidad para dividir la cuenta de un restaurante. Por supuesto, la herramienta se ha terminado usando de forma multitudinaria. Pero los tiempos del “hazme un Bizum” es posible que pasen pronto.

Medida aprobada de manera global

La medida se ha sometido a votación en el Parlamento Europeo y ha contado con el apoyo de la mayoría de los votantes. Ha reunido 599 votos a favor, quedando menos de 50 votos sumando abstenciones o en contra. Se aprecia así la importancia que se le da a esta medida que ayudará mucho a los ciudadanos, fomentará el aumento de seguridad en las transferencias y ayudará también a las empresas.

Dos usuarios envían y reciben dinero desde el móvil

A partir del momento en el que entre en vigor esta norma, tanto bancos como los demás servicios de pago que estén en disposición de ofrecerlo, deberán asegurarse de que sus clientes pueden acceder a transferencias que tendrán que cumplir dos características: que se procesen al instante y que sean baratas (o incluso gratis).

Así va a funcionar

Toda la zona SEPA, donde se incluye España, se va a beneficiar de esta medida. Son las naciones en las que se hace uso de pagos en euros y que comenzarán a disfrutar de la medida con, posiblemente, un nivel de aceptación que estará muy por encima de las expectativas. En España el cambio no será tan extremo como en otros países, ya que aquí llevamos mucho tiempo usando Bizum y beneficiándonos de sus posibilidades. Pero en otros lugares donde no han tenido acceso a este tipo de herramienta, supondrá un cambio radical.

Para los españoles también habrá una novedad, puesto que ahora no habrá que utilizar Bizum y las operaciones se podrán mantener dentro de la estructura de las propias aplicaciones de los bancos y de sus cuentas. La medida llevará a cabo su entrada en vigor 20 días tras el momento en el que se publique en el Diario Oficial de la Unión Europea. A partir de ese momento, las distintas regiones tendrán que ponerse en marcha para que se aplique con un plazo máximo de adopción de 12 meses.

Distintos billetes en euros en una caja registradora

Como decíamos, van a ser transferencias instantáneas que, además, resultarán muy económicas. El motivo de ello es que se ha establecido en la normativa que el coste de la transferencia, la cual tendrá que llegar en un máximo de 10 segundos, tendrá que ser el mismo o inferior al de una transferencia convencional. Por lo tanto, no hay ninguna duda de que, en muchos de los casos, el coste será mínimo o gratuito, lo que hará que Bizum se encuentre con un serio desafío por delante.

Uno de los aspectos importantes que se han materializado en el reglamento de esta medida es que la inmediatez se tendrá que garantizar bajo toda circunstancia. Al periodo de 10 segundos que ya hemos mencionado como plazo se sumará que no importará el momento en el que se haga la transferencia, siendo viable hacerlas en cualquier hora del día. Tampoco será relevante el día de la semana en la que se efectúe, por lo que ya se haga un lunes, miércoles, viernes o domingo, las transferencias instantáneas deberían llegar al instante. Además, habrá un sistema de aviso para que el ordenante de la transferencia tenga confirmación de la recepción del dinero por parte del receptor.

Un usuario envía dinero desde su tarjeta de crédito del banco al móvil de otro usuario

Lo mejor de todo, es que los bancos van a estar obligados a implementar nuevos sistemas de seguridad y verificación que eviten que haya errores en las transferencias. Por ejemplo, los usuarios tendrán la oportunidad de verificar la titularidad de la cuenta a la que van a enviar el dinero. Eso evitará que se produzcan errores en los que, por despiste, se envíe el dinero a la cuenta de otra persona. Además, los usuarios tendrán la posibilidad de definir una cantidad máxima que quieran tener marcada como tope a la hora de llevar a cabo transferencias instantáneas. Eso se espera que ayude a evitar estafas y otros problemas legales.

Aunque para Bizum y sus alternativas no vaya a ser la mejor noticia del día, no hay ninguna duda de que este es un gran avance para los ciudadanos europeos en lo que se refiere a la gestión de transferencias bancarias.