Estas son todas las veces que el Sol ha viajado por la Vía Láctea

Estas son todas las veces que el Sol ha viajado por la Vía Láctea

Justo Romanos

Más allá de parecer una información de dominio público, saber las veces que el Sol ha viajado por la Vía Láctea resulta algo complicado. Incluso se trata de un conocimiento que ha perseguido a los científicos y en el cual son muchos los que no se terminan de quedar satisfechos. Además, lo más probable es que la cifra te sorprenda, pero no por lo que te imaginas.

Cuando hablamos de astronomía y de fenómenos espaciales estamos habituados a hacerlo con cifras extensas que acumulan dígitos y llegan a ser incalculables. Al fin y al cabo, el Sol lleva orbitando alrededor de la galaxia durante más de 4,6 mil millones de años, así que sería lógico imaginar que ya la haya recorrido millones de veces. No obstante, esto no es cierto.

Es un recorrido largo

Para ser más exactos, hay que decir que lo que hace el Sol es orbitar el agujero negro que tiene la Vía Láctea en su centro, conocido como Sagitario A*. Dicen los científicos que uno de los problemas de intentar llegar a un dato concreto sobre la cantidad de veces que ha orbitado el Sol la galaxia es que el camino que recorre el astro mientras lo hace no resulta tan estable como otros casos. Es decir, no estamos considerando el mismo tipo de órbita que sigue la Tierra cuando hace su recorrido alrededor del Sol. El camino del Sol alrededor de la Vía Láctea es mucho más complejo y se ve entorpecido al nivel de no tener un tiempo exacto de orbitación.

El Sol recorriendo la Vía Láctea

Por ello, lo que hacen los científicos, aunque no es un método que termine de convencer a los más puristas o a quienes buscan un nivel de precisión mayor, es calcular el tiempo que necesita el Sol para hacer el recorrido y luego usar matemáticas. El resultado de esta operación que te explicamos más detalladamente en el siguiente párrafo es de 20 viajes a través de la galaxia. Sí, aunque te sorprenda, estaríamos hablando de que el Sol solo ha hecho su recorrido de órbita a lo largo de veinte ocasiones. Como decíamos antes, acostumbrados a cifras astronómicas, no se puede decir que no sea una respuesta interesante.

Así se hace el cálculo

La velocidad a la que el Sol recorre la Vía Láctea es de 720,000 km/h según los datos publicados por los científicos. Por lo tanto, el problema no solo es que el recorrido sea bastante largo, sino que, además, la del Sol (el Sistema Solar en general) no es una gran velocidad. Si piensas que 720.000 kilómetros por hora es rápido, deberías tener en cuenta que hay estrellas de las que se habla en series de ciencia que llegan a superar los 8 millones de kilómetros por hora. ¡Eso sí que es velocidad!

Por lo tanto, el Sol no va rápido. La galaxia tiene un diámetro de unos 105.700 años luz, mientras que el Sol se encuentra a unos 25.766 años luz del centro. La Tierra, por su lado, se contabiliza alrededor de 28.000 años luz del centro de la galaxia. Nos gusta una forma de expresar la disposición de nuestro planeta respecto al núcleo de la Vía Láctea, en la cual el profesor Keith Hawkins dice que nuestro planeta serían como las afueras de la ciudad. Con estos datos en cuenta, podemos hacernos a la idea de que el Sol necesita, para orbitar la Vía Láctea, 230 millones de años.

Imagen del Sol con su característico calor

Son muchos años, muchísimos en realidad. Solo hay que pensar en la cantidad de tiempo que supuestamente las personas llevan sobre la faz de la Tierra o el tiempo en el que existieron los dinosaurios para comprobar que son cifras realmente pequeñas en comparación al periodo que necesita el Sol para recorrer la galaxia. En base a esos datos y, sobre todo, a que sabemos que el Sol tiene unos 4,6 mil millones de años, podemos llegar a la cifra que comentábamos antes de 20 viajes galácticos.

La Tierra nació solo unos 100 millones de años después de la aparición del Sol, por lo que los científicos llegan a la conclusión de que nuestro planeta ha viajado por la Vía Láctea en la mayoría de ocasiones. Cifran el porcentaje en un 98% del total, así que no hay mucho margen de error. No obstante, estas cuentas serían convincentes si no fuera porque, tal y como algunos científicos afirman, el Sol no siempre ha estado en la misma posición que ahora.

Imagen artística de la Vía Láctea con varios colores

Dice Victor Debattista, por ejemplo, que el Sol, originariamente, se encontraba mucho más cerca del centro de la galaxia, por lo que los viajes que habría hecho a lo largo de ella en su órbita habrían sido más numerosos en sus orígenes. No hay constancia de en qué volumen de tiempo, velocidad o proporción se fue separando, por lo que el análisis se ve perjudicado hasta el punto en el que es difícil tener una cifra que sea reconocida por todos los científicos de manera unánime. Eso sigue dejando el debate abierto y, quién sabe, quizá en el futuro se pueda llegar a tener una respuesta más concreta.