Tesla actualiza el volante ‘yoke’ y mejora su ergonomía

Sin duda, el volante ‘yoke’ de Tesla es uno de los rasgos más identificativos que podemos tener con los coches más nuevos de la firma, aunque no todos lo incorporan. De todos modos, y vista su extraña configuración y diseño, son muchos los que han pedido un sistema que mejore su uso y respuesta a la hora de la conducción… y la de Elon Musk les ha respondido con una actualización más que importante.

El volante ‘yoke’ de Tesla, un concepto arriesgado

Tesla siempre parece encontrar la manera de causar un gran revuelo con un mínimo esfuerzo y así mantenerse en tendencia constantemente. En 2020, la firma había anunciado el lanzamiento del Model S y Model X actualizados para 2021, pero en esa actualización lo que se añadió fue un detalle más que nadie esperaba: el volante ‘yoke’.

En principio se hizo para el Model S (aquí su ficha técnica), y del luego llegó también para el X, al que fueron muchos usuarios que no le sentaron bien. Con todo, este es un volate que se aleja de los circulares tradicionales, lo que diera lugar a que ese cambio fuera realmente arriesgado, pero sobre todo preocupante. Entre los motivos de ello se daba sobre la seguridad que ofrecía, pero del que ahora la marca de Elon Musk ha ofrecido una solución.

Estas críticas se suman a las que ya habían surgido entre el público y seguidores de Tesla, incluso el piloto responsable del que registrara el récord del Tesla Model S Plaid en Nürburgring no quiso comentar (ni hacer uso) acerca de este nuevo volante. Mientras tanto, Elon Musk sigue restando importancia a estas críticas señalando que la idea nace para poder ver mejor la pantalla panorámica que hay tras el volante.

Cómo es ahora

El mismo recuerda a un control de un avión más que de un coche por su peculiar forma. Entre las características que incluía el yoke de Tesla es la eliminación por completo de las típicas palancas que se pueden encontrar detrás del volante y que sirve para algunas acciones básicas como poner intermitentes, accionar los limpiaparabrisas o encender las luces.

Tesla Yoke volante

A cambio, todas esas acciones están disponibles o bien en botones digitales en el propio volante o directamente en la pantalla central. De todos modos, una de las mayores críticas que ha recibido este volante es que el claxon del vehículo es un pequeño botón y no se activa al pulsar la parte central del volante (donde está el airbag) algo que podría cambiar en un futuro cercano.

Ahora, y con el fin de mejorar la ergonomía, la marca americana ha hecho por actualizar su software a la versión 2021.36 para adaptar la usabilidad de este elemento. Así, una de las principales novedades afecta directamente a los intermitentes. Y es que la adición del ‘yoke’ supuso la desaparición de las clásicas palancas tras el volante en el Model S.

Sus otros cambios

De igual forma, y como algo importante en relación con el primer modelo, se ha conseguido mejorar la gestión de los indicadores de dirección, ya que Tesla ha eliminado los controles físicos detrás del volante, reemplazándolos con controles táctiles en el volante

Además, en caso de que el coche haga por detectar un cambio de carril posterior, el indicador no se apagará hasta que se complete la maniobra. El objetivo de estas y otras pequeñas mejoras es hacer que el nuevo volante sea mucho más práctico e intuitivo de usar.

1 Comentario