Las tres pautas imprescindibles para cuidar tu batería

Cargar la batería de un coche eléctrico es una tarea muy fácil. Sin embargo, la mayoría de los usuarios que se dirigen por primera vez a este tipo de vehículos no son conscientes de que los malos hábitos de carga pueden acabar perjudicando al mismo. Es por esto que, para que tengamos una vida útil duradera y de buen rendimiento, te exponemos una serie de recomendaciones para cargar la batería de tu coche eléctrico de la forma más eficiente.

El eléctrico y su dependencia de la batería

Los eléctricos son así, vehículos con un concepto diferente que, además, necesitan una serie de atenciones en distintos frentes. A la hora de comprar un coche, poco a poco, están convenciendo a más conductores, aunque les quedan muchos kilómetros por recorrer.

Y es que, aunque poco a poco se van dando pasos en la dirección correcta (o la esperada), la batería sigue siendo un lastre, más en el caso del coche 100% eléctrico que en el de los híbridos. La autonomía y sus altos costes hacen difícil que se compense con el bajo precio de la electricidad o las pocas visitas al taller en cuestión de mantenimiento.

Jugando un papel fundamental en el óptimo funcionamiento del automóvil, de su estado depende el funcionamiento de otros componentes del mismo. En el caso de los coches eléctricos, la batería cobra mayor importancia llegando a ser uno de los elementos más diferenciadores en esta tipología de vehículos. Y sí; aunque la mayoría de los fabricantes garanticen la duración de la batería durante un tiempo aproximado a los 8 años, estas unidades tienden a perder capacidad con el uso y el paso del tiempo. Por eso es importantísimo garantizar su cuidado.

Los cuidados ayudarán a su mejor estado

En su caso, lo cierto, es que los propietarios de este tipo de coches suelen disponer de garaje, ya que ello supone una gran ventaja para cargar la batería por la noche y beneficiarse así de tarifas eléctricas más baratas. Y contar con un aparcamiento particular facilitará el mantenimiento de estos vehículos en cualquier momento.

Cabe mencionar, al mismo tiempo, que esto no quiere decir que requiera unos cuidados especiales para evitar su deterioro, aunque sí es aconsejable seguir una serie de pautas, fáciles de cumplir, que ayudarán a mantener la batería en perfecto estado durante más tiempo.

Estos consejos son válidos para cualquier coche eléctrico del mercado sea cual sea su batería y siempre y cuando esta cuente con la tecnología de ion-litio, que son el tipo de unidades que equipan la mayor parte de los vehículos electrificados que se dan en el mercado. Eso sí, sufren igual con las sobrecargas y, además, también presentan defectos de carga y pérdidas de voltaje.

Cuidados batería coche eléctrico

Evitar descargas y recargas completas

La principal causa por la que las baterías dejan de funcionar es cuando se quedan con poca carga o sin ella durante mucho tiempo. Es importante saber que la vida útil de la batería está marcada por la cantidad de ciclos de descarga y cómo éstos se realizan. Por lo tanto, debemos evitar que la batería se descargue completamente porque con cada descarga completa su capacidad va disminuyendo.

También, hay que tener en cuenta que, si dejamos la batería cargándose durante un período largo de tiempo, llegará un momento en el que el cargador percibirá que la batería ha perdido una pequeña cantidad de carga. Y entonces volverá a dejar pasar la corriente hasta que vuelva a detectar que está al 100%. Esto provoca que tanto el cargador como la batería alcancen una temperatura que no les conviene y perjudicará a su buen funcionamiento.

También es aconsejable no dejar el coche cargado al 100% durante más de ocho horas. Se puede fijar un rango óptimo para la recarga de la batería entre un 30 y un 90%. La mejor manera de evitar esta situación es instalando un punto de recarga en nuestra casa o parking, de manera que el coche siempre duerma conectado y así no tengas que apurar en tu día a día.

Atento a la climatología

Como en la mayoría de los dispositivos electrónicos, las condiciones climatológicas extremas afectan al funcionamiento y al envejecimiento de las baterías. Es recomendable dejar el coche cargando cuando se aparque para que los sistemas de refrigeración de la batería la mantengan a una temperatura óptima. En caso de que dejemos el coche en un ambiente caluroso, lo mejor es dejarlo en un sitio a la sombra para evitar que las baterías lleguen a temperaturas elevadas que comprometan su comportamiento en el futuro.

Para las temperaturas frías, lo mejor es guardar el coche en un garaje o aparcamiento cerrado que permita mantenerse a una temperatura constante y a temperaturas más cálidas que en el exterior. También es muy aconsejable dejar un tiempo prudencial entre el final de la carga y el inicio de nuestro viaje para que la batería tenga tiempo de reducir su temperatura tras el proceso.

Rutina carga batería coche eléctrico

Establece una rutina de recarga

Para prolongar la vida útil de la batería de nuestro coche eléctrico, y quizá como uno de los consejos siempre a atender, es que debemos establecer una rutina de recarga. Es decir, unos patrones que seguiremos todos los días para evitar situaciones extremas que puedan dañar la durabilidad de la misma.

Por ejemplo, recargar la batería siempre durante la noche utilizando cargadores inteligentes. Éstos se desconectan de la electricidad cuando notan por primera vez que la batería está totalmente cargada, y no la vuelven a dejar pasar a no ser que se desenchufen y se vuelvan a enchufar.

¡Sé el primero en comentar!