Dónde se permite aparcar un coche eléctrico y uno híbrido

A la hora de tener un coche eléctrico o híbrido, o bien los de combustión, encontramos notables diferencias. Ya no sólo a la hora de conducir, donde contamos con varias ventajas, sino que también podremos disfrutar de algunas comodidades que a otros segmentos no se les permite, como el aparcamiento. Pero, ¿es para todos igual? ¿Existen zonas que no estén permitidas para aparcar un coche eléctrico o híbrido?

Hacer el cambio a una movilidad sostenible es bueno para el medioambiente, pero también para tu bolsillo. En cuanto a los principales temas a tener en cuenta no solo destacan la comodidad, el ahorro de dinero en mantenimientos e impuestos o las facilidades de circulación. Sino también la diferencia que supone aparcar en las principales ciudades españolas. Porque no, no es lo mismo aparcar tu coche eléctrico de uno híbrido a otro de gasolina.

La diferencia que supone aparcar el coche eléctrico

Cada vez son más los conductores que se plantean comprar vehículos de nueva generación. Pero hacerlo entre un coche eléctrico o uno híbrido también suponen diferencias notables a la hora de su uso en la ciudad. En algunas como Madrid o Barcelona, la venta de este tipo de vehículos ecológicos se ha disparado por las restricciones al tráfico que impulsan los ayuntamientos.

Lo que han favorecido con numerosas medidas el uso de estos coches, como Sevilla. Allí aún no se han aplicado restricciones pese a existir ya un protocolo anticontaminación. Por lo tanto, no se ha desarrollado el mercado de eléctricos. Pese a ello, son algunos otros concejos los que han habilitado nuevos espacios a la hora de buscar aparcamiento… aunque con especificaciones.

Aquí es donde entran en juego las plazas de aparcamiento reservadas a vehículos de este tipo. Tanto para los conductores que buscan el aparcar su coche eléctrico como para los que usen un automóvil híbrido. Esto tiene una función doble: facilitar el aparcamiento a los pioneros y de paso, facilitarles la recarga de sus vehículos. De hecho, el propósito para el futuro más inmediato es la colocación de puntos de recarga en zonas para aparcar al aire libre.

Ubicaciones y puntos estratégicos

Es más; si incluso aparcar un coche de combustión en un sitio para el eléctrico o híbrido está penalizado en España (pueden suponer multas de hasta 55 euros), hacerlo en el sitio equivocado entre esta otra generación también supondría aportar un desembolso que nos podríamos ahorrar. Normalmente, este tipo de plazas tienen cargadores para recargar la batería del coche, así que el problema no es tanto haber quitado el hueco de aparcamiento, sino que imposibilita la recarga a quien pueda necesitarlo.

Zona verde coche eléctrico híbrido

Es por esto que cada vez es más habitual encontrarnos en las ciudades con puntos estratégicos para aparcar y cargar la batería de nuestro coche eléctrico, y hacerlo lo propio para los híbridos. Bien mediante las zonas azules (las de los visitantes), donde ya se instalan cargadores, en las llamadas como ubicaciones ORA, o en las zonas verdes y naranjas.

Uno de los puntos más importantes a los que debemos prestar atención es si nuestro vehículo está catalogado con la pegatina azul de la DGT. Con ella los conductores podrán estacionar en aquellas zonas azules que lo delimite sin pagar. Y en algunos casos, sin límite de tiempo. Esta es la de cero emisiones. Se asigna a los coches de autonomía extendida o de célula de combustible, a los vehículos de combustión de hidrógeno y a los híbridos enchufables. Por lo tanto, aquí algunos coches eléctricos (los que no sean de este tipo) no podrían ocupar plaza.

¿Qué coches pagan parquímetro?

Probablemente, y más si se tiene un coche eléctrico o híbrido (semi-híbrido, híbrido puro, híbrido enchufable o de rango extendido), te hayas preguntado si entre estas ventajas está la de pagar o no en plazas de estacionamiento regulado. O lo que es lo mismo: ¿tendría que recurrir al parquímetro con mi coche eléctrico?

El distintivo Cero Emisiones o etiqueta medioambiental 0 azul, de la DGT, clasifica a los coches menos contaminantes, por delante de aquellos con las otras etiquetas (ECO, B y C). Dentro de esta categoría Cero Emisiones están los vehículos de BEV, que son los vehículos híbridos de batería, los REEV vehículos de autonomía extendida, y los PHEV, vehículos híbridos enchufables.

Los puramente enchufables tienen aparcamiento gratuito

Todos estos vehículos deben cumplir además con una autonomía mínima de 40 kilómetros o ser vehículos de pila de combustible. En cualquier otro escenario, no les sería otorgada la etiqueta Cero Emisiones. Esto es en un claro paso para que el usuario se decida a adquirir vehículos de nueva generación, ya que se contaría, además, con ventajas que otros coches no contarían de la misma forma.

Tal y como señala la DGT, estas etiquetas ambientales tienen como “objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas del tráfico en episodios de contaminación

Esto ocurre en varias ciudades que han terminado por impulsar medidas favorables a los híbridos. En el caso de los eléctricos, la historia varía ciertamente. En su caso, las ordenanzas municipales sí son específicas para los coches puramente eléctricos enchufables, que pueden aparcar de forma gratuita.

Pueden aparcar gratis en los parkings del ayuntamiento

Por ejemplo; en Tarragona el estacionamiento es completamente gratuito en las zonas azules, verdes y naranjas; también lo es en las zonas azules y amarillas de Zaragoza o en las verdes y azules de Madrid o Barcelona. En otros lugares como Reus, tuvieron una iniciativa que, con el paso del tiempo, se ha llevado a cabo en otras ciudades como Málaga o Sevilla.

Esta es la de poder aparcar gratis en todos los parkings del ayuntamiento. Pero no sólo, los coches eléctricos tienen además libre acceso a las Áreas de Prioridad Residencial y están exentos de las medidas de prohibición de estacionamiento y restricción de la circulación establecidas en algunas ciudades de España. Esto ocurre cuando se activa el Protocolo de alta contaminación como ha sido el caso de Madrid y Barcelona donde dependiendo del episodio, las restricciones pueden variar desde mantener una cierta velocidad en la almendra central, hasta no poder estacionar un vehículo tradicional.

Aparcar coche eléctrico híbrido SER

Se debe registrar el coche para las zonas de Estacionamiento Regulado

Al mismo tiempo, y esto es igual para cada una de las ciudades en las que se permita estos beneficios en el aparcamiento, el servicio municipal hace uso del propio Registro de Vehículos de la DGT. Ante esto, la matrícula del vehículo 0 emisiones da cuenta de su condición.

Para asegurarse de esto, no hay más que introducir el número de matrícula en el parquímetro más cercano. Este nos informará de que el vehículo es 0 emisiones e imprimirá un resguardo en el que se explica que no está sujeto a pago ni a ninguna restricción horaria, tanto en zona azul, verde o naranja.

Ahora bien, para circular por ciudades como la de Madrid, existen motivos de peso para contar con la etiqueta 0 adherida. Los fabricantes la incluyen con la compra del coche y más si se trata de este tipo de vehículos (si no, es posible solicitarla en cualquier oficina de Correos). De todos modos, además del aparcamiento en zonas reguladas, también es necesaria para circular por la nueva área de bajas emisiones de Madrid 360.

Los eléctricos, a la zona verde o naranja

Pero siempre y cuando sus titulares se encuentren en la provincia y los vehículos tengan las certificaciones correspondientes por parte del fabricante. Es decir, tienen que sacarse el distintivo especial de aparcamiento y exhibirlo en el parabrisas junto al marcador de hora límite.

En este caso, los eléctricos no pueden aparcar de forma gratuita en la zona azul, pero sí en la verde o naranja dependiendo de las ciudades desmarcadas. Esto ocurre, por ejemplo, en ciudades como Madrid, que ni siquiera tienen una rebaja, pero de lo que sí ocurre en otras que están bonificados hasta un 50%. En la capital de España, de hecho, tan sólo con meter la matrícula en el parquímetro para sacar el tique, el sistema reconoce que se trata de un vehículo “Eco” y rebaja la mitad del precio.

Ciudades con ventajas de estacionamiento

El uso de vehículos de motor híbrido o eléctrico supone una enorme reducción en materia de contaminación acústica y medioambiental, tanto en su uso como en su fabricación. Estos son dos grandes problemas del mundo actual, sobre todo en las ciudades. Por ello, el establecimiento de estas zonas reservadas al aparcamiento es distinto en un lugar u otro.

Cero emisiones aparcar coche eléctrico

Así, y con la implantación de zonas azules exclusivas para aparcar coches eléctricos, esto haría fomentar indirectamente el uso de este tipo de vehículos respetuosos con el medio ambiente. Tanto es así que hay diversas ciudades en España (no sólo Madrid o Barcelona) que disponen de varias ventajas para estacionar nuestros vehículos de nueva generación.

  • Madrid. Los coches con etiqueta cero emisiones pueden aparcar gratis, sin restricciones de tiempo, en las zonas azules y verdes gestionadas por el Servicio de Estacionamiento Regulado. Además, tienen acceso libre a las Áreas de Prioridad Residencial que conforman Madrid Central y están exentos de las medidas del protocolo de actuación, donde en algunos casos prohíbe aparcar en la almendra central.
  • Barcelona. Los vehículos híbridos disfrutan de una tarifa bonificada al 100% en las zonas azules del Area. Para los coches eléctricos que no dispongan de la etiqueta cero podrán aparcar pagando las tarifas pero con límites de tiempo. En cuanto a la zona verde, solo pueden aparcar en estas plazas de forma gratuita aquellos coches eléctricos que sean de dicha zona de residencia.
  • Valencia. Para los coches híbridos, semi-híbridos, PHEV o de rango extendido que contengan la etiqueta cero emisiones estarán exentos de abonar las tasas de la zona azul, verde y naranja. Mientras que para el resto de los que sean coches eléctricos, sólo podrán disfrutar de dicha ventaja en las zonas naranja o verde, a no ser que sea residente.
  • Sevilla. Los coches eléctricos de esta ciudad andaluza pueden estacionar libremente sin tener que pagar la tasa. Pero, para ello, el titular deberá estar empadronado en la ciudad. También quedarán exentos de cumplir los protocolos anticontaminación y podrán circular sin restricciones por los carriles reservados para el transporte público.
  • Málaga. En esta ciudad, los coches eléctricos pueden estacionar de manera completamente gratuita en todas las zonas SARE (la famosa zona azul) siempre que cuenten con la tarjeta de acreditación de vehículos eléctricos. Con todo, no se podrá aparcar en las zonas de alta rotación, por lo que la parada en dichas zonas estará limitada a treinta minutos, en los cuales será necesario obtener un comprobante horario. Además, al igual que sucede en Sevilla, para obtener la tarjeta de acreditación será necesario estar empadronado en el municipio.
  • Zaragoza. En el caso de Zaragoza, su servicio de estacionamiento regulado exime a los vehículos eléctricos de abonar la taza (como sucede en Sevilla y Málaga, por ejemplo). Así, para disfrutar de esta ventaja los conductores deberán solicitar el alta de su matrícula en el Servicio de Movilidad Urbana.

Como puedes comprobar, cada ciudad está implementando su propia normativa en relación a este tipo de vehículos y las zonas de aparcamiento público. En algunos lugares están exentos de pagar la tasa por estacionar, mientras que en otros sí tendrán que pagar por el estacionamiento. Deberás revisar la normativa de tu ciudad para comprobar si ofrece algún tipo de beneficio o de rebaja económica a los vehículos eléctricos.

Recargas gratuitas

Con todo, el estacionamiento gratuito no es la única ventaja de la que podrás beneficiarte: cada vez es más habitual encontrar puntos de carga en espacios públicos y privados. Así, algunos supermercados e hipermercados ya disponen de cargadores eléctricos donde podrás recargar, de manera completamente gratuita, tu vehículo eléctrico. Mercadona, Carrefour, Ikea o El Corte Inglés son algunas de las compañías que ya se han sumado a esta iniciativa. A pesar de que la mayoría son gratuitos, lo ideal es que consultes primero si deberás abonar el servicio.

También es posible recargar los coches eléctricos (de forma gratuita) tanto en aeropuertos como en las estaciones de trenes, sin importar que sean de corta o larga distancia. De hecho, la mayoría ya dispone de cargadores donde poder conectar el vehículo si el usuario debe viajar. Por tanto, si debes acudir a un parking de Aena o Adif también podrás repostar sin pagar absolutamente nada.

De igual forma, algunas empresas punteras como Nissan (en Barcelona) o Repsol y Endesa han instalado puestos de recarga gratuitos para los coches eléctricos de sus trabajadores. Con esta iniciativa, buscan incentivar que su propia plantilla se anime a formar parte de los vehículos eléctricos, pues forma parte de la responsabilidad corporativa de muchas compañías españolas. En algunos centros deportivos, centros comerciales e incluso en algunas playas también podrás encontrar cargadores para coches eléctricos gratuitos, algo que sin duda te facilitará el ahorro mensual.

¡Sé el primero en comentar!