Minority Report en la carretera: este sistema se anticipa a lo que pasa

¿Recuerdas la película de ‘Minority Report’? Pues ahora podría darse la situación que viviste en el cine… pero dentro de tu coche. O mejor dicho, en la carretera. Porque, con el fin de prevenir los accidentes y tener una mayor seguridad mientras realizamos nuestros trayectos, el fabricante de Ford ha ideado un sistema que alerta y anticipa a las decisiones que podamos tener en carretera.

Tomar el control del coche en carretera con la mente

Probablemente recuerdes la película de Steven Spielberg de ‘Minority Report’ donde se imaginaba un mundo futurista -abril de 2054- en el que la policía usaba métodos avanzados en su unidad de ‘PreCrimen’ para evitar asesinatos. Pues eso podríamos tener ahora los conductores a partir de un sistema novedoso que evitaría en su mayor parte los accidentes.

Como tal, se trata de un sistema de seguridad que, mediante la utilización de escáneres cerebrales, hace por para anticiparse a las decisiones que podría tomar el conductor. Ideado y patentado por el fabricante de Ford, en él se exhiben sus avances en una tecnología que experimenta en un sistema de dirección controlada por la mente.

Pero aunque parezca algo lejano o de ciencia ficción es algo que está muy cercano. De hecho, podríamos tenerlo antes de lo esperado. Bajo el título de Chassis Input Intention Prediction Via Brain Machine Interface (‘Predicción de la intención de entrada del chasis mediante una interfaz cerebro-máquina’), los ingenieros de la marca detallan un sistema que utiliza una interfaz informática para predecir el comportamiento del conductor.

De qué trata

En este sentido, hablamos de una propuesta de Ford que se presentó en 2020 pero que no se ha hecho pública hasta ahora y que, pese a sus reticencias, no es tan descabellada como podría parecer.

Lo que hace es que no sustituye el volante o los pedales tradicionales, sino que utiliza escáneres cerebrales para anticiparse a las decisiones que podría tomar el conductor y ajustar la configuración del vehículo, incluida la frenada de emergencia autónoma y la dirección delantera adaptativa en ese sentido.

Una tecnología que podría utilizarse para la conducción telepática completa o bien con el fin de ayudar a los sistemas de seguridad activa y determinar si el conductor ha detectado un obstáculo. Por otro lado, Ford ha explicado que el sistema se colocaría en el reposacabezas del vehículo y que está integrado por un método que controla el vehículo mediante un dispositivo de interfaz cerebro-máquina (ICM).

Conducción por telepatía Ford

Una mejora del acto de conducir, pero sin reemplazarlo

De acuerdo al comunicado de la compañía, «los recientes avances en la ciencia de los IMC han contemplado aspectos del control de vehículos empleando los IMC». O lo que es lo mismo; todo parece advertir que el propietario ocuparía una especie de casco equipado con un conjunto de sensores receptores de ondas cerebrales.

Pero, ¿qué es este ICM? Pues no es otra cosa que una tecnología que permite a los humanos proporcionar órdenes a los ordenadores utilizando la actividad del cerebro humano. Así, por tanto, podríamos esclarecer en base a la descripción de la patente que lo describle todo tipo de parámetros de funcionalidad.

Esto principalmente haciendo referencia a sistemas de adquisición de datos, sistemas neuronales, sistemas de entrenamiento y posiblemente cálculos para equilibrar el continuo espacio-tiempo. La conclusión final de este sistema de conducción propuesto de Ford es que funcionaría como una mejora del acto físico de conducir, pero sin reemplazarlo por completo.

¡Sé el primero en comentar!