Una mejora en las baterías de litio hará más accesible al eléctrico

Los fabricantes de baterías de litio para coches eléctricos se encuentran inmersos en hacer porque estas puedan tener una mejora significativa de cara a los vehículos más modernos. Sobre todo teniendo en cuenta que el mercado está observando cada vez más la llegada de las compuestas por sodio, o las cada vez más cercanas de estado sólido.

El coche eléctrico quiere continuar con el litio

Los expertos y visionarios de las energías limpias afirman que el mundo necesita una tecnología capaz de convencer a los compradores escépticos de que la opción de un coche eléctrico es la más lógica y viable actualmente. Más aun cuando se combina con las energías renovables. Por esto, los fabricantes de baterías de litio han optado por mejorar su composición de cara a una mejor visión de los eléctricos.

Sin embargo, a pesar de las muchas investigaciones y pruebas, la batería de litio, la del pasado, será probablemente la batería del futuro, al menos en la próxima década. Esto es, al menos, la percepción que tiene el mundo de la automoción en estos momentos, debido a la gran forma que están cogiendo las baterías de sodio.

De hecho, hace escasos días el fabricante de CATL propuso una alternativa viable para el futuro más inmediato, como es una tecnología híbrida entre el sodio y el litio. Sin embargo, son los fabricantes de marcas como Tesla los que, de momento, se mostrarían reticentes a un cambio. De esta manera, se está optando ya por mecanismos mejorados para un cambio generacional. Por ejemplo, más silicio.

Más silicio para un rendimiento mayor

Un problema técnico que persiste en estas baterías de litio para los eléctricos es que cada vez que se instala una nueva se pierde hasta una quinta parte de su capacidad de energía antes de que el dispositivo pueda recargarse por primera vez.

Cómo son mejoras baterías litio eléctricos

Por su parte, las investigaciones han demostrado, además, que no es cuestión del dispositivo, ya que tal circunstancia ocurre tanto en un coche eléctrico, un ordenador portátil, una cámara, o un reloj de pulsera. Es por esto que para obtener un rendimiento y una eficiencia aún mayor, se está buscando la posibilidad de eliminar sustancias como el grafito… e incorporar el silicio.

¿Qué haría el tener más silicio y menos grafito? Tener más capacidad para capturar átomos (se calcula que lo hace por hasta 10 veces más que el primero). Esto se traduce en la posibilidad de ofrecer más autonomía por un precio bastante menor, hasta un 12%.

Cuando una batería de iones de litio se carga, los iones de litio se mueven del cátodo al ánodo. Cuantos más iones pueda contener el ánodo, mayor será su capacidad de energía y más tiempo podrá funcionar la batería. Un resultado muy favorable, además, porque permitirá que nuestro vehículo pueda también cargarse a velocidades aún mayores (siempre que la red de infraestructura lo consienta), reduciendo los tiempos de carga.

Una buena solución a medio y largo plazo

Hay que considerar que las baterías de litio que equipan los eléctricos tienen cátodos hechos de capas alternas de óxidos ricos en litio y níquel. En esas, este último es relativamente económico, haciendo por ayudar a proporcionar una mayor densidad de energía y una mayor capacidad de almacenamiento a un costo menor que otros metales.

Esta ventaja se ampliará a medida que se pongan en marcha las nuevas fábricas de baterías que los principales proveedores pondrán en marcha en los próximos cinco años. Estas baterías, que se fabricarán en China, Corea, Estados Unidos o Europa, ya sea por fabricantes locales o por fabricantes extranjeros, reducirán aún más los precios, que ya han caído un 85% desde 2010.

Al respecto, son las empresas de QuantumScape (rival en la pelea con la china de CATL) y StoreDot quienes ya están sumidas en este proceso. Es más; ha sido la propia StoreDot la que ha detallado que están en pleno desarrollo de su celda de estado sólido XED de alto rendimiento. Lo cierto es que estas unidades no se esperan que estén disponibles, como mínimo, hasta el año 2028, pero todo hace reconocer que las de litio siguen siendo las más buscadas para el presente y futuro de los electrificados.

¡Sé el primero en comentar!