Esta es la vida útil que tiene un coche eléctrico

Tratado como la evolución ‘natural’ del de combustión, el coche eléctrico siempre se las ha dado con una serie de características que lo hacen tener una vida diferente. Ya no solo en lo que tiene que ver con sus componentes básicos, que también, sino más en lo relacionado con los sistemas que dan esa vida útil a lo largo de su camino. Entonces, ¿dura más que uno convencional? ¿De qué depende que esto sea así?

La vida del coche eléctrico y sus factores

Hace ya varios años que el coche eléctrico comenzó a ganar popularidad. Ya no es una vía alternativa, sino que cada vez está haciéndose por ganar enteros en una sociedad que los ve como la gran solución para la circulación y movilidad. Así, estos se caracterizan por contaminar menos el ambiente y a su vez tienen una estructura más simple.

Entre sus componentes principales se encuentra el motor eléctrico, valga la redundancia. Un aspecto clave, como las baterías, que tiene muchísimas piezas menos que uno de combustión interna, pero ¿por cuántos años hacen que el coche eléctrico pueda tener una vida más o menos longeva?

La cantidad de este tipo de vehículos que nos encontramos nos dice que han sido examinados constantemente en los últimos años por varios investigadores para mapear, entre otros aspectos, la disminución de la capacidad de la batería. Y, lo cierto, es que no se aprecia una imagen clara. Eso es porque depende de todo tipo de factores durante la vida útil del mismo.

Qué es

Pero empecemos por el principio: qué es la vida útil de un coche eléctrico. El mismo es un concepto que no está limitado exclusivamente a los automóviles, sino que se da también a otros elementos o equipos que integran sistemas eléctricos, incluso los que podemos situar en casa en nuestra vida diaria.

En lo que respecta al coche, la vida útil de estos es el tiempo que puede permanecer a pleno rendimiento durante su uso. Obviamente, esto se mostrará desde factores como el estado del motor o de las baterías. Esta es una de las claves a la hora de comprar coche nuevo y, especialmente si eléctrico o mantenerse en la combustión.

Baterías vida útil coche eléctrico

La pregunta que muchos se hacen es si la vida útil de un cero emisiones alcanzará al nivel de un coche de combustión tradicional, los cuales tienen una edad media que se posiciona en los 14 años. En el electrificado, esto pasa por la batería, donde la cantidad de carga que puede contener también depende de la frecuencia con la que la batería pasa por un ciclo de carga completo. Es lo que nos terminará diciendo hasta qué punto esto tiene un efecto en la pérdida de capacidad del coche.

Por lo general, y gracias a los continuos avances que están haciendo porque estos sean duraderos, longevos y fiables, como pasa en los diésel o gasolina comunes, los tiempos han ido alargándose de hace unos atrás a esta parte. Así, esta vida del coche eléctrico se sitúa alrededor de los 7 u 8 años, sobre todo teniendo en cuenta que este tiempo está sujeto, principalmente, de las mismas baterías.

De qué depende

Todo depende del uso y el trato que se le dé. Y es que un mantenimiento óptimo de nuestro coche puede alargar la vida de nuestro vehículo y, por supuesto, de nuestra batería también. Así, estar pendientes de todos los indicadores nos ayudará a saber cuál es su estado y, así, poder tomar las medidas necesarias.

Aquí se centran las mencionadas baterías. Estas suelen tener un tiempo que se sitúa alrededor de los 3.000 ciclos de carga completos, o lo que es lo mismo: aproximadamente 8 años de vida útil si se recarga diariamente. De todos modos, las compañías no recomiendan dejar que lleguen a su punto máximo, puesto que, como pasa con cualquier aparato eléctrico, poco a poco se va desgastando y perdiendo potencia y usabilidad; los fabricantes aseguran un perfecto funcionamiento hasta los 160.000 kilómetros.

Pero también es verdad que podemos alargar este tiempo que se encuentre en funcionamiento. Esto nos lleva a la gestión de la temperatura de la misma. Una batería del EV funciona de manera óptima y puede contener la mayor cantidad de energía a temperaturas entre aproximadamente 15 y 25º. Manteniendo la batería a la temperatura de funcionamiento ideal, puede aprovechar al máximo la batería en todas las condiciones climáticas. Esto también significa que no será necesario cargarla con tanta frecuencia y extender su ritmo por más temporadas.

¡Sé el primero en comentar!