Nunca hagas esto si hay hielo en tu parabrisas

Nunca hagas esto si hay hielo en tu parabrisas

Guille Gallego

Ahora que llega el frío es muy habitual que tu coche se llene de hielo si lo dejas en la calle durante la noche. Cuando despiertes puede que hayas encontrado, a primera hora de la mañana, tu parabrisas con una capa de hielo. Puede que baste con esperar que se deshaga pero a veces queremos ser nosotros mismos los que acabemos con el hielo y hay métodos que nunca debes seguir si quieres no dañar tu coche o no correr peligro.

Aunque lo primero que se te pase por la cabeza sea rascar el hielo para quitarlo o echar agua caliente para que se deshaga, hay prácticas que pueden ser un gran peligro para el parabrisas ya que podemos arañarlo, romperlo… E ignorar el hielo tampoco es una opción porque puede ser peligroso a la hora de la conducción.

Qué no hacer

Lo primero que se te puede pasar por la cabeza es subir a casa y bajar con agua caliente para echarlo sobre el parabrisas y retirar el hielo. Es una opción muy lógica ya que todos sabemos que el calor derretirá la capa de hielo pero puede ser peligrosa ya que el cambio brusco de temperatura en el cristal podría provocar una grieta en el parabrisas y hacer que sea peor la solución que el problema…

Otra idea que puede que se te pase por la cabeza cuando veas tu parabrisas congelado es bastante lógica: accionamos el limpiaparabrisas con agua para que se derrita el hielo y podamos circular. Pero no, no es buena idea. El agua hará que sea peor y lo normal será que las escobillas estén pagadas en el hielo y que el limpiaparabrisas no arranque correctamente, así que acabarías estropeándolo.

Coche, Nieve, Invierno

Hay otros consejos que solemos seguir. ¿Qué echamos en las calles para evitar la congelación? Sal. Puede que creas que este mismo truco se puede aplicar al cristal del coche pero no, no es así. La sal evita la congelación pero no descongela así que no va a hacer que tu coche derrita el hielo que tiene. Y no solo no conseguirás nada sino que harás que sea aún peor ya que es probable que arañes el cristal o estropees la chapa cuando eches la sal para descongelar el hielo que hay acumulado…

Cómo se elimina el hielo

Entonces, ¿qué debemos hacer? La DGT da una serie de consejos que deberías tener en cuenta si hay hielo en tu parabrisas cuando cojas el coche por la mañana. Lo primero que debemos hacer es conectar la calefacción dirigiendo el flujo de aire hasta el parabrisas pero debemos hacerlo sin esperar a que el motor tenga temperatura antes de encender la calefacción ya que, como con el agua caliente, un cambio brusco de temperatura podría provocar que hubiese grietas o se rajase el cristal.

Otra opción recomendada por la DGT es rociar el parabrisas con alcohol si la capa no es muy gruesa pero siempre hacerlo de forma externa y no llenando el depósito del limpiaparabrisas con este líquido, que haría que se estropease. Podríamos derretir el hielo acumulado si no hay demasiada cantidad sobre el cristal.

Si quieres rascar el cristal, olvídate de las llaves. Pero puedes utilizar una tarjeta o un carnet que lleves contigo en la cartera. Una tarjeta de plástico es la mejor forma porque podrás rascar el hielo asegurándote que no se araña ni se raya. Pero en el caso en el que vivas en zonas en las que encontrarte tu coche helado por las mañanas es habitual, deberías llevar siempre contigo una rasqueta de plástico especializada siempre en la guantera para utilizar en este tipo de casos y sin riesgo. Además, si sueles encontrarte tu coche congelado también sería aconsejable que llevases un producto descongelador especializado que acabaría con el hielo.

Parabrisas hielo tarjeta

Además, si es habitual que dejes tu coche en la calle en épocas de frío, puedes prevenir que se congele tu parabrisas utilizando algún cobertor impermeable o incluso tapar el parabrisas con un cartón para evitar que se congele o, por lo menos, que no lo haga tanto. Así evitarás tener que parar a quitar el hielo si vas con prisa por la mañana.

5 Comentarios