La DGT pide que no conduzcas con lluvia sin tener esto en cuenta

La DGT pide que no conduzcas con lluvia sin tener esto en cuenta

Guille Gallego

No es habitual conducir con nieve o granizo y son pocas las ocasiones en las que nos enfrentamos a este tipo de inclemencia meteorológica. Pero sí es común hacerlo con lluvia y puede ser un problema para la visibilidad y la seguridad. Según la DGT, conducir con lluvia puede aumentar el riesgo de accidente hasta en un 70% así que hay una serie de consejos que siempre debes seguir para evitar problemas en la carretera si hay agua.

Todos hemos conducido alguna vez con lluvia y sabemos que debemos aumentar la distancia con el resto de coches ya que la distancia de frenado aumenta y puede suponer un peligro para ti o para el resto de conductores. Pero debemos extremar las precauciones llegado el invierno ya que son muchos los riesgos que tenemos con el suelo mojado o con la disminución de la visibilidad cuando empieza a llover fuerte y estamos en carretera.

Qué dice la DGT

Debemos tener en cuenta una serie de aspectos cuando conducimos con lluvia. Por ejemplo, con el suelo mojado si vamos a 90 kilómetros por hora hacen falta 32 centímetros más para que el vehículo se detenga que si el suelo está seco. Además, como es lógico, tendremos mucha menos visibilidad. Por eso hay unas claves básicas que debemos seguir para evitar accidentes, evitar problemas en la carretera y prepararnos para un viaje.

Hay cinco claves que la DGT recomienda que tengamos en cuenta antes de realizar un viaje. La primera, como es lógica, es que consultemos la previsión meteorológica y hagamos caso a los expertos. Hay muchas ocasiones en las que se aconseja no salir a la carretera porque hay previsión de lluvia intensa y, en ese caso, es mejor hacer caso a las indicaciones y no salir. Siempre y cuando, claro, no sea estrictamente necesario salir.

El segundo consejo que da la DGT es que siempre que sea posible debemos evitar el agua en la carretera en caso de lluvia. Lógicamente no siempre es una opción, pero debemos evitar bolsas de agua que se formen o circular por charcos ya que no sabemos cuál será la profundidad de estos y puede suponer un grave riesgo para el vehículo.

coche con lluvia

No solo es importante extremar las precauciones sino que, en caso de lluvia, siempre debemos eliminar cualquier distracción. Si normalmente debes ir concentrado, si llueve debes hacerlo aún más. Evita siempre distraerte, no hables por teléfono ni utilizando el Bluetooth ni cambies de canción o controles la música del coche y mantén siempre firme las manos en el volante.

Otro de los consejos imprescindibles de la DGT es que conduzcas de forma suave. No hagas giros bruscos y, por supuesto, evita siempre los frenazos y los acelerones ya que con el suelo mojado pueden ser un problema aún mayor que si está seco.

Por último, la DGT recomienda parar si no ves. Cuando la lluvia es demasiado intensa, para. Lo adecuado es intentar seguir con precaución para evitar quedarte en la carretera con bolsas de agua cuando empiece a llover más fuerte pero si la lluvia es tan intensa que no puedes ver con claridad, aparca en una zona segura y espera que pase y que deje de llover o que disminuya la intensidad de las precipitaciones.

coche con lluvia

Cuidado con el aquaplaning

Otro de los peligros en la carretera durante la lluvia es el aquaplaning.  El aquaplaning se produce cuando el neumático no puede desalojar el agua que hay en la carretera. Puede ser porque no tenga una presión adecuada y esté baja o simplemente porque el dibujo del neumático no esté correctamente.

En esos casos, lo que debemos hacer siempre es sujetar el volante con mucha firmeza, según recogen desde la DGT. Además, nunca debes frenar a fondo y cuando recuperes el agarre debes corregir la trayectoria con suavidad y sin movimientos bruscos.

¡Sé el primero en comentar!