¿Por dónde pueden circular los coches con etiqueta CERO en España?

Para favorecer a los vehículos que puedan ser más sostenibles, los coches catalogados por la DGT con los distintivos Cero y Eco son los que mayores ventajas siguen teniendo. Todo lo contrario que los vehículos con catalogación A (sin etiqueta ambiental), que no pueden aparcar en las zonas más centralizadas de las ciudades. Ahora bien, ¿qué libertad tienen estos modelos? ¿Por qué zonas sí pueden moverse en las diferentes urbes españolas?

Los coches con etiqueta Cero, los más más favorables

Los distintivos ambientales marcan la diferencia. Estas pegatinas de colores, impulsadas por la Dirección General de tráfico con el Plan nacional de calidad del aire 2013-2016, permiten identificar fácilmente los coches en base a sus emisiones contaminantes. ¿Para qué? Principalmente para favorecer las políticas municipales en grandes metrópolis como Barcelona o Madrid.

Este sistema de clasificación para los vehículos mediante etiquetas de colores permite, entre otros aspectos, controlar el acceso al centro de grandes ciudades como las anteriores. Gracias a estos distintivos, puede ser efectiva la restricción del tráfico de determinados vehículos por episodios de alta contaminación, el estacionamiento en áreas residenciales o céntricas, el acceso al centro de la urbe…

Una estrategia medioambiental de la DGT que busca que sólo los coches menos contaminantes puedan tener su hueco en las diferentes ciudades, si bien algunas de estas han sufrido cambios importantes en sus políticas. Una de ellas es la que tienen que ver con el renovado ‘Madrid 360’ (antes ‘Madrid Central’), donde desde el 1 de enero de 2022 los vehículos sin etiqueta de la DGT no podrán acceder al interior de la M30, salvo que estén empadronados en la capital. ¿Y qué tiene esto que ver con los coches con etiqueta Cero, que son los más respetables y favorables?

Coches Cero circular zonas bajas emisiones España

Cuáles son los coches Cero

En este sentido, lo que tenemos con este tipo de vehículos es que resultan como los mejor vistos de todo el parque automovilístico. Su principal característica es que estos no emiten (o en proporciones muy pequeñas) gases contaminantes a la atmósfera, algo justamente en dirección hacia todos los movimientos y planteamientos de las ciudades españolas.

Así, los coches con etiqueta Cero se han vuelto una de las compras más interesantes porque permiten el acceso sin restricciones al centro de cualquier ciudad y tienen descuentos en los aparcamientos. Con este distintivo lo que nos encontraremos serán modelos puramente eléctricos o híbridos enchufables, estos últimos con una autonomía eléctrica superior a 40 kilómetros.

Son, según la clasificación que estableció Tráfico, los más limpios. Se dan con una pegatina azul en el parabrisas en la que figura un código QR donde se observa la información del vehículo: año de matriculación, combustible y tipo de coche (a baterías, híbrido, de autonomía extendida, de gas, hidrógeno…). Con la principal ventaja de poder superar las restricciones de movilidad vigentes en el centro de las ciudades como Madrid o Barcelona, su libertad de movimientos es total en estas ubicaciones

Zonas de ciudades donde pueden moverse

Como decimos, estos distintivos medioambientales de la DGT están siendo clave a la hora de establecer las restricciones a las que cada cual se enfrenta. Es conocido que en Madrid los vehículos sin etiqueta han sido expulsados del centro histórico de la capital y en Barcelona se enfrentan a importantes restricciones para moverse. Pero, incluso aquellos automóviles que cuentan con pegatinas B y C tienen que tener en cuenta sus propias limitaciones.

Madrid bajas emisiones coches Cero

Pero, ¿qué sucede si mi coche porta esta pegatina azul? A todos los efectos, no está limitado. Es decir; por norma general, esta clase de vehículos tienen la mayor libertad de movimiento para las ciudades (donde se permita la circulación de vehículos, obvio), aunque hay zonas específicas para ellos.

  • Madrid. Como tal, podrán circular libremente por cualquier punto de la ciudad en todos los escenarios y aparcar sin restricciones en la zona SER (control de estacionamiento regulado). Eso sí, tendrás que respetar la velocidad máxima limitada a 70 km/h en la M30 y en los accesos a la ciudad.
  • Barcelona. Circulación libre por la Zona de Bajas Emisiones del área metropolitana, sin ninguna restricción, todos los días de la semana e incluso durante episodios de alta contaminación.
  • Sevilla. Su Zona de Bajas Emisiones no es permanente y está sujeta a episodios de alta contaminación. Cuenta con varios niveles, aplica restricciones de velocidad o bien de acceso, y en su caso igualmente solo discrimina a los vehículos sin etiqueta. O lo que es lo mismo; por lo general, los coches Cero pueden moverse por el centro y las áreas más concurridas.
¡Sé el primero en comentar!