La multa de 80 euros por llevar mal pegada la pegatina de la ITV: así debes llevarla

La multa de 80 euros por llevar mal pegada la pegatina de la ITV: así debes llevarla

Jorge Majdalani

Como sabes, acudir a la ITV de manera periódica es un trámite obligatorio para los vehículos con cierta antigüedad con el fin de garantizar que circulan por nuestras carreteras con unas exigencias mínimas de seguridad. Pero también cabe mencionar que, en caso de que esa pegatina esté mal colocada, puede ser motivo de multa.

Son las estaciones de ITV las encargadas de la pegatina

Tal y como recoge el Reglamento General de Vehículos, todo conductor debe tener en el su pegatina de la ITV colocada (y en vigencia). El objetivo no es otro que los agentes de los cuerpos de seguridad del Estado sean capaces de comprobar rápidamente que el vehículo circula legalmente, sin irregularidades.

Curiosamente, son las estaciones de ITV las responsables de colocar el distintivo en nuestro coche tras haber superado la inspección, cosa que no suele ocurrir en muchas estaciones de inspección. En todo caso, que no nos coloquen el distintivo no nos exime, ni mucho menos, de llevarlo bien visible.

Esta es la señal V-19, nombre técnico de la pegatina de la ITV, el distintivo de inspección técnica periódica. Según el anexo XI del Reglamento General de Vehículos, hay que colocarla «en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior; la cara impresa del distintivo será la autoadhesiva».

Qué debemos saber

Como decimos, es obligatorio llevarlo y si se deteriora o se pierde (por rotura del parabrisas) se puede pedir un duplicado en la estación de ITV donde se pasó la revisión. Previamente es necesario aportar la documentación del vehículo.

Es entonces cuando nos pueden imponer una sanción, pues la multa por no llevar la pegatina en un lugar visible es de 80 euros y recae sobre el titular del vehículo, no sobre el conductor, ya que se trata de una sanción administrativa.

La infracción, consecuentemente, no conlleva la pérdida de puntos del carnet. Por el contrario, la acumulación de pegatinas en el parabrisas o en el resto de cristales puede conllevar una sanción de 200 euros si impide que el conductor disponga de ‘visibilidad diáfana’, según lo estipulado en el artículo 19 del Reglamento General de Circulación.

Pegatinas ITV coche sanción

Y con la ITV caducada…

Pero si en el caso contrario contamos con que tenemos la ITV caducada, esto se considera como una infracción grave. La ley detalla con toda claridad que «circular con un vehículo que incumple las condiciones técnicas reglamentariamente establecidas es una infracción grave». Pues en este caso suponemos un peligro importante tanto para nosotros mismos como para el resto de vehículos de la carretera,

De hecho, cuando no pasas la ITV el permiso de circulación queda retenido en el propio centro técnico de ITV hasta que volvamos a pasarla favorablemente. E incluso si nos para la autoridad pueden retirarnos el permiso de circulación hasta que acreditemos estar en posesión de la misma.

Al respecto, también la podemos tener de la mano de la etiqueta ambiental, o al menos su lugar. Sin embargo, y como algo a tener en cuenta, es que la DGT no obliga que los vehículos que tengan derecho a la etiqueta ambiental deban llevarla colocada en un lugar visible como sí ocurre con el adhesivo de la ITV.

2 Comentarios