¿Merece la pena comprar un coche de gas GLP en 2022? Estas son las mejores opciones

En el mercado automovilístico cada vez son más opciones que podemos encontrar a la hora de adquirir un nuevo coche, y las de gas GLP o GNC, son también consideradas. Una forma distinta y renovada de mirar también por nuestros intereses y el que nos rodea. Ahora bien, ¿merece la pena comprar hoy uno de estos vehículos? ¿Cuáles son las mejores en este momento?

El coche de gas GLP toma fuerza

Los coches GLP o GNC, gas licuado del petróleo y gas natural comprimido, respectivamente, son una realidad. Y muy buena, de hecho. Desde que en 2007 el Gobierno liberalizara el suministro del Autogás, en las gasolineras españolas, este carburante ha ido cogiendo fuerza como alternativa a la gasolina.

Además de que emite menos partículas contaminantes a la atmósfera, permite un ahorro de entre un 40-45% en combustible respecto a la gasolina por su menor coste. Los vehículos propulsados por GLP actualmente cuentan con la etiqueta ECO de la DGT. Sus ventas en 2021 crecieron por encima del 34% comparado con el año anterior, representando una cuota de mercado del 1,11%.

Ahora bien, ¿qué hay para este 2022? ¿Realmente merece la pena comprar un coche de GLP o GNC? Como tal, y a diferencia de lo que podemos tener con los híbridos HEV o PHEV, lo que nos dirá si es interesante o no elegir un vehículo a gas es simplemente por el precio del combustible, y éste puede variar aleatoriamente. En la actualidad no queda mucha vigencia para que se mantenga la baja fiscalidad que grava al GLP y que hace que hasta hace unos meses el precio del litro de GLP fuese exactamente de la mitad del litro de gasolina.

Qué modelos tenemos

Lo esencial que tenemos que saber sobre el gas licuado (GLP) es que tiene un funcionamiento muy similar a la gasolina, e incluso los motores tradicionales de gasolina pueden modificarse para que admitan el gas licuado como combustible alternativo. Al mismo tiempo, un coche de gas licuado es más respetuoso con el medio ambiente, y, además, acaba siendo considerablemente más económico que la gasolina, en torno a un 40% más barato.

Para el caso de los de gas natural comprimido, los de GNC, son también una opción más limpia y respetuosa con el medio ambiente, además de ser mucho más barato que la gasolina, aunque un poco más caro que el gas licuado. Para el caso, tenemos consideraciones más que aceptables.

Dacia Jogger (GLP)

Entre los distintos modelos, tenemos un coche de gas, de GLP, el Dacia Jogger. Este el nuevo modelo de Dacia que ha añadido a su catálogo para cubrir las necesidades de quien busca una mezcla de SUV mediano y un familiar offroad, el cuál está disponible en 5 o 7 plazas.

El Dacia Jogger hace todo lo que puedas esperar de un vehículo de estas características, un vehículo completo que se presta como una buena forma de acceder a esta clase de vehículos. Su precio es muy bajo (17.200 euros) y está disponible con la opción de 7 plazas. Su versión 1.0 TCe Eco-G, alimentada por GLP, desarrolla 100 CV de potencia. Esta versión bi-fuel supera los 1.000 km de autonomía y es la única mecánica de la gama en tener etiqueta ECO de la DGT.

Dacia Jogger coche gas GLP 2022

Skoda Kamiq (GNC)

Kamiq es un coche de gas que hace que ya no le temas al GNC. Se trata de un coche muy completo con un equipamiento muy interesante y unas líneas estéticas muy elegantes. El Kamiq G-TEC está equipado con un motor turbo de biocombustible de tres cilindros con una cilindrada de 1.0 y una potencia de 150 CV

Como alternativa al coche de GLP, su motor es principalmente de GNC, pero tiene un tanque de combustible en caso de que no pueda repostar. El par máximo es de 160 Nm y la transmisión es impulsada por una transmisión manual de 6 velocidades. La autonomía es de 630 kilómetros. Su precio es de 18.800 euros. Porta la etiqueta ECO.

Ford Fiesta (GLP)

Esta opción es una de las más interesantes, un Ford Fiesta en formato GLP con versión ST-Line, totalmente equipado, que tiene un diseño muy moderno y un equipamiento técnico de última generación. Va siempre asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Como el resto de la gama Fiesta, tiene una longitud de 4,04 metros -4,06 con acabado ST-Line- y un maletero de 303 litros, como el resto de sus hermanos.

Para conseguir que la capacidad no se vea mermada por la presencia del depósito de GLP, este va ubicado en el hueco de la rueda de repuesta, algo que obliga a prescindir de ella y sustituirla por kit reparapinchazos. Este depósito de GLP tiene una capacidad de 33,6 litros, que se suman a los 42 litros del depósito de gasolina para dar una autonomía de más de 1.000 km. Tiene un precio de 14.790 euros.

Seat Ibiza (GNC)

También tenemos en Seat Ibiza, un utilitario español marca de la casa que se da como parte de los más gustosos de esta clase de vehículos. Este es un coche de gas, como otra apuesta del GNC frente al GLP, del que apuesta fuertemente por el gas natural.

De hecho, esta nueva entrega está disponible con el motor 1.0 TGI de 90 CV y cambio manual de seis relaciones. Funciona prioritariamente en GNC y la gasolina (cuyo depósito es de 9 litros) entra cuando se acaba el gas. En total, se pueden recorrer cerca de 500 kilómetros. Los precios parten de los 16.050 €.

¡Sé el primero en comentar!