Cuidado si tienes alguno de estos coches: aumentan los robos de catalizadores

Cuidado si tienes alguno de estos coches: aumentan los robos de catalizadores

Jorge Majdalani

En los últimos tiempos son muchos los que se están interesando por diversas partes de los coches más modernos, sobre todo de los híbridos, híbridos enchufables y 100% eléctricos, pero no para un disfrute… sino para todo lo contrario: para hacerse y robar piezas como los catalizadores, cada vez más valorados en nuestro día a día. Pero, ¿cuál es la razón y qué tienen estos componentes para su interés?

El gran objetivo de los ladrones son los catalizadores

España ha sido el último país afectado por la ola de robos de catalizadores de coches. Bandas organizadas de delincuentes se están dedicando otra vez a sustraer estas piezas de los tubos de escape de los vehículos, las cuales son muy cotizadas porque contienen en su interior metales cuyo precio se ha incrementado en los últimos años.

Hablamos, en su caso, del rodio, el paladio y el platino. ¿Y qué tenemos con ellos? Pues que los catalizadores se presentan como una pieza del sistema de escape de los coches cuya función pasa por modificar químicamente los gases para reducir las emisiones contaminantes.

Sin catalizador, el vehículo puede circular, pero emitiendo un elevado nivel de gases tóxicos. Y, por ejemplo, no puede pasar la ITV. Así, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional y la misma Dirección General de Tráfico han alertado de estos sucesos y del repunte de robos de este estilo, donde aconsejan aparcar el coche en garajes o en lugares transitados, con iluminación, para evitar que nuestro vehículo se convierta en una de las víctimas de este tipo de robos.

En qué consiste esta oleada de robos

Como decimos, este es un dispositivo que lo que hace es producir modificaciones químicas en los gases de escape de los automóviles antes de liberarlos a la atmósfera. Estas modificaciones tienen como fin reducir la proporción de algunos gases nocivos (principalmente, monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno) que se forman en el proceso de combustión.

En esas, la vida útil del catalizador está alrededor de los 10 años, momento a partir del cual va perdiendo eficacia, si bien los metales siguen manteniendo sus propiedades y son reciclados para otros usos. Los catalizadores que ya han cumplido su servicio son reciclados en centros especializados mediante un proceso bastante complejo, donde se extrae el platino, el paladio y el rodio. Además, son pocas las empresas autorizadas para realizar estas funciones.

Los primeros casos se dieron simultáneamente en Sevilla, Barcelona y Madrid, donde los amigos de lo ajeno hicieron su agosto robando catalizadores de Toyota Prius, entre otros, un modelo híbrido muy demandado por su etiqueta medioambiental ECO.

Robo catalizadores coches

Los Toyota Prius y los Lexus, principales afectados (también por taxistas)

Como tal, ese Toyota Prius es el objetivo principal de los ladrones de catalizadores. No está muy claro el motivo, aunque los taxistas creen que se debe a la facilidad para extraer la pieza al situarse en la parte exterior de los bajos, si bien el resto de este tipo de vehículos.

Respecto a los autores, estos suelen pertenecer a bandas especializadas que dispongan de las herramientas especializadas y que tengan la habilidad para realizar el robo en menos de tres minutos, tal y como afirma la Unidad Técnica de Policía Judicial de Guardia Civil. Lo hacen mediante el que es el uso de herramientas de corte (radiales pequeñas, sierras eléctricas, artefactos con cadenas y cuchillas de corte) que separan la caja del convertidor catalítico del tubo de escape.

Así, si tenemos en cuenta que en cada catalizador se puede encontrar de uno a dos gramos de platino, la ganancia por cada dispositivo sería de unos 80 euros en el mejor de los casos, a los que habría que restar los gastos de extracción (bastante laboriosos y, por tanto, costosos).

¡Sé el primero en comentar!