¿Cuánto se ahorra si te cambias a un coche híbrido? Estas son sus cifras

Más allá del 100% eléctrico, el coche híbrido se está llevando buena y gran parte de atención para todos esos usuarios y conductores que están buscando renovar su vehículo. Siendo un paso intermedio entre el puramente electrificado y los de combustión, este tipo de coches tienen muchas ganancias, entre ellas las que tienen que ver con el ahorro. De hecho, y portando las etiquetas medioambientales más favorecedoras, esta clase y sus varias categorías premiarán tu recorrido.

El coche híbrido y el gran favor medioambiental y económico

La década de los años ochenta y los primeros años de los noventa fueron muy importantes desde el punto de vista de la sostenibilidad medioambiental. Centrándose en el segmento del automóvil, en algunas geografías se aprobaron diversas leyes anticontaminación con el objetivo principal de reducir el impacto, tanto en los ecosistemas como en la propia salud de las personas, de los combustibles fósiles en los motores diésel y gasolina.

En este sentido, en 1988 vio la luz la Normativa EURO, que obligaba a reducir las emisiones de gases a la atmósfera mediante, por ejemplo, el uso de catalizadores, el aumento del número de marchas en las cajas de cambio o a través de la eliminación del plomo en la gasolina. De este modo, los motores de los automóviles trabajan menos, reducen su consumo y, con ello, sus niveles de contaminación.

Eso hizo, en este sentido, que se iniciase una profunda transformación volcándose en la investigación de nuevos vehículos cada vez más sostenibles y respetuosos con el entorno. Entonces, ya aparecieron los primeros ‘bocetos’ de coches eléctricos… pero de los que fue el coche híbrido el gran avance del momento. Lo vimos, por ejemplo, con el primer Toyota Prius (aquí su ficha técnica), el primero de esta categoría que se fabricó en serie para todo el mundo. Y sus resultados no pudieron ser mejores; tanto, que más de 20 años después se siguió apostando por él, pero sobre su misma base. ¿El motivo? Su gran ahorro económico, entre varios otros beneficios.

Su ahorro en combustible, la gran atención

El primer interrogante surgió con el motor diésel frente al gasolina. Realmente, ¿cuál era más rentable? Pero ahora, hay más opciones en juego aunque la pregunta sigue siendo la misma, ¿lo notaré en el bolsillo? La llegada de los híbridos y su expansión en el mercado ha abierto nuevos frentes y las dudas se hacen mayores. ¿Tener un híbrido marca la diferencia en nuestro bolsillo, respecto a un vehículo convencional? La verdad es que sí.

Coche híbridos cifras ahorro

Entre los varios puntos se halla el ahorro de combustible, como es normal. Igualmente, esto será mayor o menor dependiendo del tipo de motor eléctrico que complementa al de combustión, la capacidad de las baterías y el tipo de uso que le demos. Pero en general, el coche híbrido aprovecha de una forma mucha más óptima el combustible, mientras que su consumo tiende a ser significativamente menor que el de los motores convencionales, pero siempre hay excepciones.

Dependiendo de tus necesidades, el ahorro en combustible puede estar entre el 30% y el 50%. Así que sí, los híbridos convencionales te ayudarán a ahorrar combustible en entornos urbanos y los enchufables en carreteras.

La reducción de emisiones y mantenimiento

Luego también tenemos aspectos como el medioambiente, que es el gran punto de los que son este tipo de vehículos. Como tal, la emisión media de CO2 de un coche de combustión es de 25.000 kilogramos al año. En el caso de los coches eléctricos, su emisión se reduce a 0, por lo que no es raro pensar que el impacto de un coche híbrido estará a mitad de camino.

La media anual de emisión de CO2 de un coche híbrido es de 18.000 kilogramos al año, un 30% menos en promedio que un coche convencional: otra buena razón para optar por este tipo de coche.

Mantenimiento coche híbrido ahorro

Al mismo tiempo, y según la consultora Audatex, en su informe relativo al ‘Vehículo y ahorro según motorización’, el mantenimiento de un coche híbrido puede ser la última decisión por la que decantarnos por ellos. Lo más habitual es que las revisiones de mantenimiento se produzcan entre los 15.000 y los 30.000 km y el coste medio, según los modelos, puede ser de unos 150 euros por año. Así, el coste de mantenimiento a 10 años de un vehículo híbrido puede ser hasta un 80% más barato con respecto a un gasolina y hasta un 90% más barato con respecto a un diésel.

Esto es, en su caso, por la sencillez en la tecnología y la no presencia de otros elementos técnicos y mecánicos que tienen los convencionales. Así, ello es lo que hace que sea considerablemente menor, ya que los automóviles con este tipo de tecnología prescinden de ciertos elementos expuestos a mucho desgaste y, por tanto, a contar con más probabilidades de sufrir averías.

1 Comentario