Mi coche no arranca pero tiene batería: así puedes solucionarlo

Mi coche no arranca pero tiene batería: así puedes solucionarlo

Jorge Majdalani

¿Por qué no arranca el coche? ¿Cómo arrancar un coche que no reacciona al contacto? Porque sí tiene batería… este problema puede venir de distintos componentes y, con los conocimientos adecuados, se puede diagnosticar el problema. A veces, esto podría sacarnos del apuro cuando no me arranca el coche.

Si no arranca puede estar avisando de una avería grave

Hay numerosas razones por las que no arranca un coche y estas no siempre son fáciles de encontrar. Es verdad que no todos somos mecánicos experimentados que podamos hacer diagnósticos profundos, pero muchas veces, cuando hacemos pequeñas revisiones de rutina, podemos encontrar las razones por las que el arranque de un coche no funciona correctamente.

Así que no te eches las manos a la cabeza cuando no consigues arrancar el coche porque puede que no tengas que llamar a la grúa. Porque, aunque en algunos casos nos puede estar alertando de una avería grave, no siempre es motivo para entrar en pánico. De hecho a menudo se trata más de un pequeño defecto cuya reparación no es compleja ni costosa.

Qué puede estar sucediendo

Por su parte, hay que tener en cuenta que cuando la temperatura es demasiado alta o demasiado baja, el aceite puede espesarse o volverse muy líquido, y como es necesario cierto grado de viscosidad para que el vehículo funcione, éste no arranca. Pero no es el único factor…

Es más; puede darse el caso de que el vehículo no logre el encendido del motor, pero sí a las luces del tablero, los faros y otras electrónicas, las cuales pueden estar funcionando bien. Esto es la señal de que el coche sí tiene batería, por lo que esta no sería su causa. Entonces, ¿que está pasando?

Coche no arranca

Comprueba los fusibles

Si la batería funciona bien con un hidrómetro o pasa una prueba de carga, entonces el problema está en otra parte. Por ejemplo, el relé del motor de arranque o el motor de arranque en sí podrían haber fallado. También es posible que se haya fundido un fusible o un enlace fusible, lo que evitaría que la energía alcanzara el relé de arranque o el solenoide. Para probarlo, primero comprueba si alguno de los fusibles está fundido y luego verifique la alimentación en el relé y el motor de arranque.

Otra cosa que pueda evitar que un motor gire, mientras permite que funcionen accesorios como la radio y los faros, es el interruptor de encendido. Esta no es la parte mecánica en la que pusiste la llave, sino el interruptor eléctrico que opera la parte mecánica. En algunos casos, puedes encontrarte con una situación en la que el interruptor de encendido fallará de tal manera que proporcionará energía a los accesorios pero no arrancará el motor.

Revisa el motor de arranque

En ocasiones el problema es el motor de arranque. Los motores de arranque a menudo hacen chasquidos cuando no funcionan, pero no es algo que se dé en todas las situaciones.

Por esto, si un motor de arranque tiene energía, un posible truco y solución es golpear la carcasa con un martillo, una extensión de zócalo u otro objeto metálico, mientras que otra persona intenta arrancar el vehículo.

Motor ahogado

Otro fallo habitual es una avería en la bomba de combustible, lo que puede derivar en lo que se llama como ‘motor ahogado. Este es un dispositivo eléctrico encargado de impulsar la gasolina o el gasóleo desde el depósito hasta el sistema de alimentación del motor. Aunque para saberlo con certeza harán falta ciertos conocimientos de mecánica e incluso alguna herramienta de diagnóstico especializada.

Y si se trata de un motor diésel, los precalentadores serán otra causa probable de que el motor no arranque o lo haga con dificultad aunque disponga de batería. Se trata de unas bujías que sirven para calentar el interior de los cilindros y facilitar la detonación del carburante. Son unas piezas que se desgastan con el uso y que hay que sustituir en el taller cuando ya no cumplen correctamente su función.

Problema en el tanque de combustible

¿Has revisado el tanque de la gasolina? Un simple vistazo al medidor de combustible podrá ayudarte a saber si cuentas con la gasolina suficiente para encender el motor; si no es así, entonces deberás ir a una gasolinera con un recipiente para conseguir combustible. Es importante que te ayudes de un tubo, embudo o manguera para poder realizar la tarea de repostar con éxito.

¿Qué ocurre si le has echado gasolina recientemente? Tal vez el depósito de gasolina de tu coche tiene un fuga y es la causante de que el depósito este vacío. Si no estás totalmente seguro de que el problema sea ese, entonces simplemente debes mirar por debajo del coche, a la altura del motor y el depósito de gasolina en busca de una fuga. No es un problema común, pero un fuerte impacto en el depósito contra la carretera puede dañarlo.

¡Sé el primero en comentar!