Así ha conseguido Citroën ser popular en coches eléctricos

Desde que el mercado de los vehículos electrificados consiguió posicionarse bien dentro del sector de la automoción, marcas como Citroën han conseguido ser de las más importantes de la clase de coches eléctricos. Ya no solo por la importante variedad de modelos que podemos encontrar, además de la marca premium del grupo, DS Automobiles, sino por las nuevas tecnologías que han hecho de ella una muy bien considerada.

Citroën ha ganado en el proceso de electrificación

El mercado de los coches eléctricos e híbridos enchufables no deja de crecer, y es que en unos años serán el estándar de la movilidad en el sector de la automoción. Por ello las marcas cuentan cada vez con más modelos de estas características, en diferentes segmentos para que se adapten a un mayor número de usuario en función de lo que necesiten.

Una de las marcas más y mejor predispuestas de las que se hallan actualmente es Citroën, donde su expansión en coches eléctricos no ha dejado de crecer dentro de un Grupo Stellantis, antes PSA, que tiene modelos y variantes más que interesantes. Sin embargo, el motivo de ello es que la firma francesa ha encontrado diferentes tecnologías para los suyos que la han hecho desmarcarse completamente.

Dicho de otro modo: el proceso de electrificación es una necesidad para la mayoría de fabricantes del mercado, y en el caso de Citroën no es menos. Por el momento la marca cuenta con un solo modelo 100% eléctrico en su gama, al que se sumarán más opciones en el segmento de las berlinas y los compactos, pero del que sus híbridos enchufables (C5 Aircross) son toda una declaración de intenciones.

Hasta 20 nuevas tecnologías

Y es que la firma gala siempre ha sido reconocida por sus grandes dotes tecnológicas. De hecho, obra suya son los funcionales Airbumps, que sirven para proteger la carrocería frente a las agresiones, y de los que varias marcas pronto le siguieron vistas sus grandes cualidades. También en lo que respecta a la conducción, uno de sus puntos más fuertes.

Porque, que un vehículo incorpore cada vez más (y mejores) tecnologías de seguridad y confort es una gran noticia que no se produce de la noche a la mañana. Un proceso de muchos años de ideas e innovaciones que, poco a poco, se van colando en nuestra conducción. En ese sentido, podemos decir que son coches eléctricos como el Citröen ëC4 (motor de 100 kW con baterías de 50 kWh y 350 km de autonomía), el que incorpora hasta 20 tecnologías, por lo que siempre merce una mención.

Citroën coches eléctricos tecnologías Head Up Display

Lo vemos, por ejemplo, en un sistema que ha ido avanzando con el paso del tiempo y los diferentes modelos (el CX de 1974, el BX…), y del que ahora este renovado 100% eléctrico lo incorpora de la mejor manera posible. Hablamos de un sistema que permite reaccionar al coche ante un potencial peligro. Es el sistema de alerta de cambio involuntario de carril, que hace vibrar el asiento del conductor para avisarle de una maniobra indeseada.

Asimismo, contamos también con el dispositivo de ayuda a la salida en pendiente, el sistema de vigilancia de ángulo muerto… una serie de ideas que convirtieron a Citroën en una referencia para la conducción de este tipo de vehículos de nueva generación. Al mismo tiempo, encontramos sistemas propios de la casa, como el Head Up Display, el cual permite conocer los principales datos relativos a la conducción de un vistazo. ¿Lo mejor? Es que lo hace sin apartar la vista de la carretera. Tanto, que la velocidad o las indicaciones del navegador aparecen sobre una plancha transparente, en color y en el campo de visión del conductor. Esta, unida al resto, ha hecho que sus modelos ëC4, C5 Aircross, AMI, Berlingo y MultiSpace estén muy valoradas dentro de sus segmentos.

¡Sé el primero en comentar!