5 ventajas del renting de coches eléctricos

Una de las grandes disposiciones (y más utilizadas, también) a la hora de dirigirnos a los coches eléctricos es la que tiene que ver concretamente con el renting. Esta es una forma que se ha hecho muy accesible y plausible para todos los usuarios que buscan hacerse con un vehículo de estas características, pero del que no se busca su compra de primeras. ¿Sabes las distintas ventajas que podemos tener?

Los coches eléctricos, también desde el renting

Ya nadie duda de que el futuro de la automoción pasa por el coche eléctrico. De hecho, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobada recientemente por el Gobierno de España da fechas concretas para ese futuro: 2023 para que los municipios de más de 50.000 habitantes creen Zonas de Bajas Emisiones; 2040 para dejar de vender coches con motores térmicos (tampoco híbridos) y 2050 para que estos dejen de estar en circulación.

De ahí que cada vez aparezcan más alternativas para adentrarse de lleno en esta movilidad. Ya sean puramente electrificados, como híbridos, de gas o incluso de hidrógeno, podemos acceder a ellos de la mano de vías como en renting para coches eléctricos, que se ha hecho muy completo para este fin.

Con numerosas ventajas como veremos a continuación, se trata del que es un alquiler a largo plazo en el que el conductor no es propietario del vehículo; la titularidad corresponde en todo momento a la empresa arrendadora que, como tal, es la encargada de abonar los impuestos derivados del uso y disfrute del vehículo, así como el resto de servicios asociados.

Todas sus ventajas

Cuando nos decantamos por escoger un renting debemos diferenciar las diversas características y ventajas para los diferentes tipos de usuarios que a día de hoy pueden contratar un renting de coches eléctricos con nosotros, pudiendo así saber cuál es el que mejor se puede adaptar a sus necesidades y que además se vea como el más adecuado.

Sin necesidad de entrada, una cuota mensual fija cubrirá los gastos del vehículo, sin imprevistos. Una cuota en ocasiones ligeramente superior que la de un térmico, que tiende a igualarse a medida que bajan los precios de las baterías, y que se compensa con un coste por uso inferior. Dependiendo de la compañía a contratar (aunque cada vez hay menos diferencias), dispondremos para elegir de entre toda la gama de eléctricos e híbridos enchufables del mercado.

Por qué renting coches eléctricos

Ahorro económico

Si crees que los coches eléctricos presentan muchos beneficios, pero no estás en situación de hacerte con uno, hay ventajas del renting como su ahorro económico que es todo un acierto para decantarse inicialmente por esta modalidad. Lo vemos así de una manera muy provechosa.

Y es que una de sus grandes reside en este ahorro. Comprar un coche eléctrico puede suponer un desembolso demasiado elevado, pero en la modalidad de renting, lo que se paga es una cuota mensual más económica. Finalizado el plazo de renting, el ahorro habrá sido considerable, de varios miles de euros.

Desgravable

Cambiar un gran número de vehículos en una empresa hacia estos más modernos supone un desembolso difícil de contemplar a día de hoy. Sin embargo, a las personas que realizan trabajo por cuenta propia, y en el caso de que se haga con un coche eléctrico todavía más.

Y es que estos pueden deducir el renting del Impuesto de Sociedades o IRPF en el 100%. También es un gasto deducible del IVA, entre el 50% y 100%. Así, cualquiera que necesite un vehículo bien para trabajar o para trasladarse de un lugar a otro puede contar con este gran ahorro con Hacienda.

Gastos repartidos en cuotas

Todos los costes que conllevará el uso del vehículo durante los meses pactados (a excepción de las recargas) se reparten en cuotas mensuales. Supone esto que nunca hay gastos imprevistos ya que en el pago de cada mes está incluido el mantenimiento, la averías, los impuestos, las revisiones de ITV, el seguro…

Asimismo, cada empresa de alquiler ofrece unas condiciones. De hecho, en casos como el de Santander Renting, uno de los principales a día de hoy en España, el seguro es sin franquicia con independencia de la edad del conductor.

Prueba de larga duración

Sin duda una de las grandes ventajas que aporta el renting de coches eléctricos frente a la compra es que elimina cualquier preocupación.

Como si de una prueba de larga duración se tratase, el conductor tiene por delante 24, 36 o 48 meses (los que haya firmado en el contrato) para comprobar si un enchufable puede satisfacer sus necesidades de movilidad.

Los modelos más actualizados

La tecnología de este tipo de vehículos avanza rápidamente, en especial en lo que respecta a la autonomía o a la recarga de las baterías. Con un contrato de renting se puede optar por los modelos más recientes y que mejor se adapten a la movilidad que tengamos en cada momento.

Además, podemos elegir en pro de lo que mejor nos interese a cuanto a autonomías, pues su evolución sigue creciendo mientras que cada vez hay más marcas, carrocerías, tamaños, estilos y precios que se adaptan a los diferentes presupuestos. Ni que decir tiene que recargar fuera de nuestro domicilio un coche eléctrico cada día es más sencillo.

¡Sé el primero en comentar!