Aumentan las críticas de desarrolladoras de videojuegos contra Windows 8

Aumentan las críticas de desarrolladoras de videojuegos contra Windows 8

Redacción

El nuevo Windows 8 sigue en el punto de mira de algunas desarrolladoras de videojuegos. A las críticas iniciales de Valve y Blizzard contra el nuevo sistema operativo de Microsoft se le ha unido Croteam, que considera que el entorno cerrado que propone la compañía imita el modelo de Apple.

El pasado mes de julio el director general de Valve, Gabe Newell, abría la veda de las críticas desde el sector del videojuego a Windows 8. Sus palabras fueron muy duras contra la plataforma que se estrenó hace apenas dos semanas a nivel mundial y que no dudó en tildar de "catástrofe" para las compañías desarrolladoras y para los jugadores de PC.

Tras el revuelo que generaron sus declaraciones, desde otro gigante de este sector como Blizzard, se apoyó esta postura, que ha seguido ganando adeptos. La última compañía en subirse al carro de las críticas contra Windows 8 ha sido Croteam, desarrolladora del famoso Serious Sam. Su jefe técnico, Alen Ladavac, no se ha mordido la lengua y en el propio foro de Steam (la plataforma online de Valve) ha criticado el último desarrollo de los de Redmond.

"Newell no está exagerando. Microsoft está encerrando las aplicaciones en un jardín con paredes muy parecido a lo que sucede con iOS de Apple", afirmó Ladavac. "Es algo de lo que no se está hablando, pero que queda bien claro en los términos de desarrollador: no se puede lanzar una aplicación fuera del territorio de la Windows Store", especificó a la par que criticó que los responsables de Windows 8 no permitiesen el lanzamiento de mods y las trabas a base de procesos de aprobación para las actualizaciones de software.

Sobre este entorno cerrado que está creando Microsoft y sus posibles consecuencias ya hemos hablado en alguna ocasión. El sistema abierto o semiabierto que proponía hasta ahora la compañía norteamericana en sus Windows ha cambiado, de modo que para que las creaciones en forma de software de usuarios y compañías estén disponibles tienen que pasar ahora por el filtro de la firma liderada por Steve Ballmer. Muchas críticas se centran en este aspecto y es que consideran que la compañía pretende imponer un control total sobre sus aplicaciones y a su vez posicionar de una forma ventajosa sus productos.

"Me preocupa que las cosas que tradicionalmente han sido la fuente de mucha de la innovación han desaparecido", declaraba hace unos meses Newell, quien ve en Windows 8 un intento por parte de Microsoft de excluir a los competidores que no le gustan como puede ser su tienda Steam. ¿Qué opinión os merecen estas críticas por parte de los estudios de videojuegos? ¿Camina la compañía de Redmond en dirección a Cupertino?