Euskaltel tendrá que pagar 222 millones de euros a Orange

Euskaltel tendrá que pagar 222 millones de euros a Orange

Redacción

Cinco años y medio después de iniciarse el conflicto, los tribunales han hablado. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha fallado a favor Orange en el caso que le enfrentaba a Euskaltel, operador al que denunció por romper el acuerdo en telefonía móvil y arrebatarle clientes. Euskaltel queda obligada a pagar 222 millones de euros a Orange.

Tras varios años esperando ya conocemos la decisión de la Justicia acerca del conflicto que enfrentaba a Orange y Euskaltel. En septiembre de 2006 la operadora del País Vasco anunciaba su ruptura con Amena con el fin de convertirse en Operador Móvil Virtual a través de la red de Vodafone. En su transformación se hizo con los 450.000 usuarios que el operador conocido ahora como Orange tenía.

La filial española de France Telecom entendió que Euskaltel no respetaba la resolución de la CMT que prohibía a ambas compañías hacerse con estos clientes, mientras que desde el operador vasco se afirmaba que Orange estaba enviando ofertas comerciales a los clientes. La filial de France Telecom acudió a la Corte Arbitral de la Cámara Internacional de Comercio (París) para denunciar a Euskaltel y en 2010 dictó un laudo por la cual el operador vasco quedaba obligado a indemnizar a Orange con 222 millones de euros.

Finalmente Orange acudió en 2011 ante la Justicia española el cumplimiento del laudo y ahora el TSJPV ha dictaminado que el operador vasco tendrá que hacer frente al pago de estos 222 millones de euros así como las costas del proceso. La respuesta de Euskaltel ha sido inmediata tras conocerse la noticia y ha criticado duramente la resolución, que ha calificado como "profundamente injusta y desproporcionada, sin precedentes en la historia del sector de las telecomunicaciones".

Entre los argumentos reiterados por Euskaltel se insiste en que "no existe el supuesto robo de clientes denunciado France Telecom ya que 230.000 usuarios decidieron libre y voluntariamente pasarse a Euskaltel". La elevada sanción, considerada por el operador como "desorbitada", ha dolido mucho en el seno del operador ya que considera que esta cantidad corresponde a una empresa supuestamente beneficiaria "los beneficios de siete años en todos sus negocios". "A France Telecom, por la supuesta pérdida de 230.000 clientes en quince meses, se le concede una indemnización de 222 millones de euros, cuando la multinacional francesa, que contaba con casi 10 millones de clientes en España, tenía unas pérdidas anuales en torno a los 1.500 millones de euros", critica Euskaltel.

La noticia llega en un momento delicado para el operador vasco, puesto que la compañía se encuentra en venta a causa de la decisión de Kutxabank y otros accionistas de reducir su presencia en el operador vasco de telecomunciaciones. Habrá que ver qué supone una sanción tan grande para un operador cuyo volumen de negocio ronda los 330 millones.