Xiaomi Red Rice 2: El fabricante prepara tres modelos con distintos procesadores

Nuevos rumores en torno al Xiaomi Red Rice 2 o Xiaomi Hongmi 2, como se conoce en Asia. El sucesor del exitoso equipo de gama media y precio reducido del fabricante chino estaría disponible dentro de unos meses en tres versiones que variarían en función del procesador que prefiera el usuario.

Xiaomi ha pasado a convertirse en una marca de smartphones que atrae la atención de los usuarios a nivel mundial, mucho más allá de las fronteras de su país de origen, China. Como sucede con gigantes como Apple o Samsung, ha logrado que todos los rumores a su alrededor empiecen a ser noticia y por ello recogemos la última filtración en torno a sus próximos terminales.

En esta ocasión la protagoniza el Xiaomi Hongmi 2, el sucesor del Xiaomi Red Rice (tal y como se le conoce en el mercado occidental). Según podemos leer en Gizchina, portal que atribuye a fuentes cercanas a la compañía la filtración, ésta prepara la nueva generación de terminales de gama media para el mes de abril.

La llegada de algunos competidores de otros fabricantes asiáticos como el Huawei Honor 3C o incluso de firmas como Motorola con su Moto G ha provocado la reacción de la firma china, que en esta ocasión apostaría por tres versiones del dispositivo para adaptarse a los distintos perfiles de usuario.

El diseño y tamaño serán el punto común de un equipo que contará con pantalla de 5,5 pulgadas y una resolución de 1.280 x 720 píxeles. En cambio, la diferencia estará en el interior, ya que la compañía ofrecería un equipo con procesador quad core, otra versión intermedia con chip de seis núcleos y el que vendría a ser el más potente contaría con un octa core.

A priori Mediatek sería la encargada de desarrollar los chips de cuatro y ocho núcleos, pero es toda una incógnita quién se encargaría de la versión con seis núcleos. Igualmente, el precio que tendrían los distintos smartphones es un misterio, aunque cabe pensar en unos rangos que podrían ir desde los 100 a los 200 euros al cambio manteniendo la línea económica por la que apuesta el fabricante.