¿Debería regalar Microsoft las licencias de Windows RT y Windows Phone para potenciar su adopción?

Los datos recientes muestran que el sistema operativo de Microsoft para dispositivos móviles está creciendo en cuota de mercado hasta el punto de que Windows RT ha llegado a triplicarse. A pesar de esto, desde Redmond parecen no estar conformes y buscan maneras de crecer más rápidamente y comerle parte de la tostada a Google, acercándose a los niveles de Android. Por eso, están pensando en regalar las licencias de Windows RT y Windows Phone a los fabricantes, ¿deberían hacerlo?

Ya os contábamos en este artículo las últimas cifras que nos deja 2013 indican que los sistemas de Microsoft para tablets y smartphones han logrado incluso triplicar su cuota de mercado en el caso de Windows RT. Incluso algunas predicciones avanzan que en los próximos años, volverá a triplicarse alcanzando un 10%. A pesar de esto, la distancia con los sistemas operativos principales, Android e iOS sigue siendo abismal. La multinacional estadounidense, lejos de tirar la toalla, busca dar con la tecla que permita acelerar esta tendencia de crecimiento para realmente acercarse a los líderes actuales.

Desde SoftZone se hacen eco sobre las informaciones que indican que Microsoft estaría pensando en “regalar” sus licencias de Windows Phone y Windows RT a los fabricantes. Actualmente Microsoft cobra a todo el que quiera instalar uno de sus sistemas operativos por una licencia. Lo que ahora se plantean, según el máximo responsable de estas plataformas, Terry Myerson, sería incluir las versiones de manera gratuita como parte de Threshold, el gran paquete de actualizaciones que están desarrollando.

¿Serviría de algo?

En la actualidad Nokia domina hasta un 80% de los dispositivos con Windows Phone y pocos modelos de otros fabricantes lo utilizan. La mayoría prefiere por el momento Android, a excepción de Apple, lógicamente. Ya que Nokia pertenece a Microsoft, podemos decir que los compradores reales de estas licencias son muy pocos.

Por lo que la respuesta parece ser que sí. Las versiones gratuitas de Windows Phone y Windows RT probablemente empujarían a más fabricantes a producir terminales con estos sistemas e incrementaría el interés para la creación de aplicaciones por parte de los desarrolladores. HTC, uno de los que sí ha apostado por incorporar Windows Phone a sus smartphone ya está negociando para obtener la licencia de manera gratuita.

En un principio, el movimiento podría ser inteligente ya que Microsoft tendría medios más que suficientes para suplir las ganancias de otras maneras. El impulso de los ingresos por aplicaciones seguro que sería muy importante, la inclusión de anuncios y la suscripción de los usuarios a servicios como SkyDrive, Office o Skype seguro que reportarían a la empresa unas cantidades de dinero que suplirían con creces el no obtenido por el cobro de licencias.

Nos beneficiaría a todos. Incluir en la lista de competidores reales un buen sistema operativo como es Windows Phone o Windows RT, sin duda fomentaría entre las compañías una lucha aún más cerrada y esto siempre suele repercutir positivamente en el usuario final. Bajadas de precios, mejoras, actualizaciones…tanto para los que son partidarios de este sistema operativo como para los que no.

¿Vosotros pensáis que deberían hacerlo? ¿Serviría de algo?