El interior de tu PC sólo necesitará un único cable de corriente con el nuevo estándar

Si miramos dentro de la caja de nuestro ordenador, veremos multitud de conectores estándar, como los SATA, los PCIe, o el conector de 24 pines que conecta la placa base a la fuente de alimentación. Aunque hace unos años el interior era mucho más feo con los cables IDE, todavía sigue habiendo demasiados cables redundantes en el interior de nuestro PC. Pronto nos desharemos de ellos con el nuevo estándar llamado ATX12VO.

En la actualidad, una fuente de alimentación es capaz de ofrecer corrientes de 12, 5 y 3,3 voltios en los distintos raíles. Cada voltaje va para unos dispositivos concretos, donde por ejemplo los de 12 V son usados por la tarjeta gráfica o la CPU, mientras que los de 5 V son usados por ejemplos por las unidades SSD.

Esto hace que no sólo haya que tener un conector grande de 24 pines en la placa base, sino que además cada dispositivo tiene que tener su propia alimentación independiente, teniendo por ejemplo que llevar un cable a cada unidad de almacenamiento del PC, o tener que enchufar un cable concreto para la CPU.

ATX12VO: el conector ATX para placa base con 12 voltios

Todo eso se acaba con ATX12VO (la O es de “Only”), el primer cambio en el estándar de alimentación de los ordenadores desde 1995. Promovido por Intel, su lanzamiento tendrá lugar a finales de año en algunas placas base, y como decimos eliminará todos los railes de 3,3 y 5 voltios.

Así, en lugar de los 24 pines actuales, tendremos 10 pines, y el conector EPS de la CPU será opcional para proporcionar estabilidad extra en casos de overclock o consumos muy elevados. El raíl de 5VSB para Standby será reemplazado también por uno de 12VSB, pero la salida de los USB se mantendrá en 5 voltios. Podemos ver el diagrama del conector en la siguiente imagen.

pin placa base atx12vo

Entre 216 y 288 W de serie, y otros 216 y 288 adicionales con otro conector

Será, por tanto, la placa base la que se encargue de convertir de 12 a 5 o 3,3 voltios en los casos que sea necesario. Así, el conector SATA de corriente estará ahora en la propia placa base en lugar de tener que sacar un cable de la fuente de alimentación.  El cable de 10 pines proveerá entre 216 y 288 W dependiendo de si cada pin ofrece 6 u 8 amperios, lo cual es potencia suficiente para un PC de gama baja y media.

Para la tarjeta gráfica se seguirán ofreciendo 75 W por el puerto PCIe, y habrá otro conector adicional en la placa con los mismos pines que un conector de 12 V de la fuente que proveerá entre 216 y 288 W por si se necesitan PCIe extra para una gráfica de gama alta, aunque está por ver qué será necesario si metemos más de dos tarjetas gráficas. En general, se consigue aumentar la eficiencia energética de los ordenadores y se reduce el número de cables necesarios.

El conector llegará primero a las placas base y componentes usados por ensambladores, ya que es necesario decidir qué tipo de conector usará el ordenador para elegir el resto de componentes: si ATX o ATX12VO. Poco a poco irá llegando al resto de dispositivos del mercado, y no sería de extrañar que durante los primeros años se incluya algún conversor para que funcione con fuentes de alimentación actuales, ya que es una incógnita de momento si seguirán funcionando con el nuevo sistema. Lo más probable es que hagan falta fuentes nuevas.