El litio de las baterías podría ser el nuevo petróleo y cambiar el mundo por los coches eléctricos

Ciencia

Las baterías de ion de litio llevan con nosotros desde hace 30 años. Su fiabilidad, seguridad y capacidad ha ido aumentando en las últimas décadas, pero en los últimos 10 años la capacidad de las baterías apenas ha aumentado. Estas baterías son lo mejor que podemos utilizar en la actualidad, y con la transición del petróleo a las baterías en los coches, se puede crear una nueva OPEP del litio.

Actualmente, la movilidad en los coches de explosión depende de las gasolineras: unas pocas empresas cuyo producto, el combustible, está basado en el petróleo. La extracción y distribución de ese petróleo está en muy pocas manos, controlado por una veintena de países y por la OPEP, que puede decidir reducir la producción para que aumenten los precios. Este tipo de cártel tendrá los días contados en las próximas dos décadas cuando empiecen a dejarse de usar los coches de explosión y todos los coches sean eléctricos o usen alguna otra tecnología innovadora, como la pila de hidrógeno.

litio bolivia

El litio ya juega un papel vital en nuestros dispositivos que usamos a diario, como los móviles, ordenadores portátiles, tablets, etc. Son un invento imprescindible, ya que nos permite utilizar la electricidad en aquellos puntos donde ésta no llega. Sin embargo, con el coche eléctrico, la demanda del carbonato de litio se va a disparar. Para el año 2025 se espera que se triplique con respecto a 2018, alcanzando las 500.000 toneladas.

Más de la mitad del litio mundial viene de América Latina

El litio es muy abundante en la tierra, pero sólo está presente en unos pocos países en grandes cantidades. De hecho, la mitad del litio del mundo procede del llamado «triángulo del litio«, formado por Argentina, Bolivia y Chile. Según estimaciones, todo el litio que produce Bolivia actualmente sólo valdría para cambiar toda la flota de vehículos de explosión de Gales a eléctricos. La extracción del litio requiere de mucha inversión, además de que es difícil de extraer. Normalmente está presente en minerales o en la salmuera, y teóricamente podría extraerse del agua marina.

Aunque se está trabajando en baterías alternativas al litio, como las basadas en carbono o en sulfuro, las que tienen más posibilidades de llegar a los coches son las de baterías de estado sólido en los próximos años. Además, se están invirtiendo miles de millones de dólares en infraestructura en torno a las baterías de litio.

La producción del litio está satisfaciendo la demanda actual, pero eso podría cambiar en el futuro más cercano cuando más fabricantes empiecen a producir coches eléctricos. De hecho, el principal problema al que se están enfrentando los fabricantes de coches es que no pueden fabricarlos en grandes cantidades por falta de baterías; y sobre todo baterías a buen precio, como tiene Tesla con Panasonic. Muchos fabricantes acaban comprándoselas a LG Chem, pero no pueden disponer de suficientes unidades como para sustituir gamas completas de coches en la actualidad. Fabricantes como Volkswagen están trabajando para crear sus propias baterías, pero es un proceso que llevará unos años.

tesla bateria panasonic

La batalla por el litio recuerda a la del petróleo que arrancó en los años 50

Entre los mayores importadores de litio del mundo se encuentran China, Corea del Sur y Japón, que trabajan por conseguir acuerdos que les garanticen baterías durante años e incluso décadas. Por ejemplo, en enero, Alemania, cuya economía depende fuertemente del automóvil, firmó un acuerdo con Bolivia para obtener 40.000 toneladas de hidróxido de litio anuales hasta el año 2092. China, por su parte, tiene un acuerdo parecido con Australia, y está buscando llegar a otro con República del Congo.

Llegar a estos acuerdos ha sido algo relativamente sencillo en la actualidad, pero la situación recuerda mucho a la ocurrida en la década de 1950, donde el petróleo estaba en manos de pocos países. En 1960, Venezuela, Arabia Saudí, Iraq, Irán y Kuwait formaron la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Actualmente hay 14 países miembros, donde se sumaron Angola, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria y República del Congo.

La OPEP pacta precios y producción, y desde su formación ha jugado un papel vital en la política mundial, y suele ser usada por los países miembros como un arma para presionar a otros países, como Estados Unidos, que es el primer productor de petróleo del mundo pero no forma parte de la organización, al igual que Rusia (3º), Canadá (4º) y China (5º). Con ello, la OPEP presiona a esos países, como hicieron en los años 70 con un embargo a Estados Unidos, donde actualmente el país produce el 18% del petróleo mundial, pero consume el 20%, por lo que tiene que importar ese 2% restante.

Una situación similar podría vivirse con el litio, donde el poder empezará a virar hacia los países que produzcan litio. Actualmente, Arabia Saudí, que es el segundo mayor productor de petróleo, puede hacer que Estados Unidos se ponga muy nerviosa en cualquier minuto. Dentro de 10 años, Bolivia podría tener el mismo poder con países como China.

Nueva OPEP (¿OPEL?) del litio o guerras: posibles consecuencias por el control del litio

Por ello, puede que ocurran dos cosas. La primera es que se cree una «OPEL» formada por países productores de litio para controlar su producción y precio, aunque pueden ser incluso más hábiles y que la organización existe en la sombra. Sin embargo, la presión geopolítica de esos países es muy diferente a la que tenían los países miembros de la OPEP en las dos primeras décadas cuando empezaron a operar.

Lo segundo que puede ocurrir es que se produzcan guerras e incluso invasiones en países productores de litio tal y como se hizo con Iraq y el petróleo. Estados Unidos y la CIA tienen un amplio historial de dar apoyo a guerrillas y opositores de gobiernos, y podrían apoyar la instauración de dictaduras en esos países como ya hicieron en Chile.

Países como Bolivia ya se protegieron de influencia externa al nacionalizar las extracciones de gas del país en 2006 a pesar de que había en ella empresas como Repsol, Exxon Mobil y Petrobras. En 2007 nacionalizaron una planta de procesado de metales de la empresa suiza Glencore.

También aumentarán las prospecciones para encontrar litio, donde por ejemplo Estados Unidos detectó presencia de litio y oro en Afganistán por valor de 1 billón de dólares. Además, si aumenta el precio, habrá cada vez más minas que pasarán a ser rentables; y muchas de ellas están en Europa. En España hay litio en roca, que es tres veces más caro de extraer que el de salmuera, pero desde 2011 no hay producción. En aquel entonces sólo operaba una fábrica en Mina Feli, en La Fregeneda (Salamanca), donde se usaba para producir cerámica y esmaltes. Se estima que en España hay 1 millón de toneladas de materias primas en Salamanca, Cáceres, Badajoz y Pontevedra.

De momento, países como China están ganando todo el control que pueden de la producción, como lleva haciendo el país asiático desde hace 15 años. Sólo una nueva tecnología que no use litio podría cambiar una tendencia difícil de parar. Algo parecido está ocurriendo también con los países productores de cobalto, así como otros materiales necesarios para las baterías, como el níquel o el manganeso, que de momento son abundantes y relativamente baratos.

Escrito por Alberto García

Fuente > Wired

Continúa leyendo
  • Álvaro Lázaro Laín

    Tanto consumo desmesurado y la obsolescencia programada va a hacer que se agoten los recursos rápidamente. Y algunos países como los de América Latina no parecen aprovechar los recursos tan abundantes que tienen, y así Venezuela no levanta cabeza a pesar del petróleo que tienen.
    Saludos

    • Coralwin Man

      Venezuela no levanta cabeza por la incompetencia de sus dirigentes comunistas, por la tragedia de aplicar fórmulas comunistas que arruinan países enteros como si de un cáncer con metástasis se tratara. Parece que los progres nonos dais cuenta…. TODOS LOS EXPERIMENTOS SOCIALCOMUNISTAS HAN FRACASADO Y SEGUIRAN FRACASANDO. Meteoslo en vuestras cabecitas rojas de la hoz y el martillo de una vez por todas coño. Un abrazo.

  • Coralwin Man

    Perdón…. el advenimiento de la dictadura en Chile fue gracias a la tragedia social comunista de Salvador Allende. Hubiera sido una nueva Venezuela, que como todos los progres sabemos, viven en el paraíso comunista de Maduro donde la pobreza, la miseria y la muerte campan a sus anchas…. Repito ‘paraíso socialista’. Un abrazo a ADSLZone.

    • Alfredo Saavedra

      Si hablamos de tragedia social entonces no hay que olvidar que la dictadura de Augusto de Pinochet dejó el país con un índice de pobreza superior al 40% de la población,. 3 mil detenidos desaparecidos, 30 mil detenidos sin juicio, con el 1% de la población concentrando más del 50% de la riqueza nacional, con privatizaciones o saqueós de bienes del Estado en beneficio del 1% de la población, con FF.AA. que aprendieron a corromperse en dictadura, cuando el dictador se enriqueció utilizando el alias de Daniel López para ocultar su cuentas bancarias en Estados Unidos. Salvador Allende cometió errores pero no horrores y tampoco se enriqueció utilizando su cargo. Salvador Allende no fue ni asesino ni corrupto !

  • Luis Caballo Loco

    Como transijamos con esa estafa de los coches a pilas nos van a joder bien a todos. Son carísimos, absurdos e inútiles, contaminan más que un cinco litros y el año que os toque cambiar las contaminantes baterías (cosa que suele ser cada cinco años de media) olvidaos de comer dicho año.

    NO PASES POR EL ARO! Que se los coman los políticos lacayos del mundialismo!!

    • DFB

      Cuanta tontería. Para empezar te dan 8 años de garantía en las baterías, hay que avanzar y dejarse de respirar humos tóxicos. El futuro es eléctrico, pese a quien le pese. Dentro de 30 años veremos los coches de hoy en día como trastos ruidosos que iban echando humo.

      • Luis Caballo Loco

        Haga caso al que sabe y no se deje vender humo por los políticos.

        Cualquiera que tenga un vehículo o un móvil, o un mp3, o cualquier otro aparato que necesite una batería para funcionar, sabe perfectamente que las baterías tienen todas sin excepción una vida limitada que va de los pocos meses a, con suerte, 6 u 8 años. Pero todas sin excepción morirán antes de los diez. Reponer media tonelada de baterías no es barato. Son muchos miles de euros.

        Por otra parte su fabricación es altamente contaminante y su destrucción todavía más, si cabe. A esto añadir la energía que proviene de las centrales. Centrales que para más inri España no quiere construir y se limita a comprar la electricidad a Francia la cual tiene en construcción ahora mismo creo recordar que unas veinte nuevas. Como resultado de esta y otras infamias de nuestro no menos infame régimen, pagamos la energía más cara del mundo.

        Ahora póngase al volante de uno de esos vehículos. Hace calor. Pero coño! El AA gasta una buena dosis de Wats lo cual hará que su autonomía se reduzca un mogollón. Y mejor no salir de noche porque las luces gastan otro buen mogollón de energía. Y reponerla no es cuestión de parar cinco minutos en una gasolinera. En el mejor de los casos serán tres o cuatro horas para poder reemprender el viaje y poder hacer otros miserables 300 KMS. Eso sin contar que dado que todos los coches serán eléctricos las colas pueden ser incluso de varios días. Y no es coña.

        Así que después de pagar 30.000 euros por un coche mediocre le espera un largo calvario de incomodidades, esperas, gastos desorbitados y cabreos. ¿esto es lo que queremos? ¿O es más bien se trata de otro truño más que nos quieren encasquetar los gobiernos de mierda que padecemos en occidente, en nombre de otro truño como el Cambio climático?

        Apuntar que también es casualidad que ahora que ya se ha destapado que el petroleo es casi que inagotable y su precio puede ser muy económico, haya en ese empeño en clavarnos la estafa de los eléctricos. Curioso…

        Dentro de 30 años es posible que sean una opcción válida. Quién sabe? A día de hoy son una auténtica estafa. Y se lo digo yo que me dedico a ello.

        • Nacho-Mitranes

          Pues para dedicarse a ello no conoce la realidad de esta tecnología a día de hoy. Las baterías de un móvil o un MP3 nada tienen que ver con las de un coche. Son químicas distintas. Porqué se preocupa de la generación de la energía solo cuando hablamos del eléctrico? Ahora mismo usamos electricidad y a nadie le preocupa cuánto emitimos. Le colgamos las emisiones de la generación al ve como si hubiéramos inventado la electricidad para abastecerle solo a él y eso es una gran tontería. Y puestos a decir tonterías se producirían muchas más colas si todos nosotros fuéramos a repostar a la vez. Ni hay gasolineras, que llevan más de 100 años de implantación, ni hay suficiente combustible. El problema de ve hoy es la falta de infraestructuras. A día de hoy, con lo verde que está esa tecnología, le es suficiente para cumplir las necesidades de bastantes personas, que no todas. En poco años llegará soluciones técnicas para todo tipo de usuarios que dejarán al vehículo térmico como lo que es: un invento del pasado. Si usted cree sinceramente que emitir gases de efecto invernadero, cosa que solo le preocupa en la generación de baterías para todo lo demás le es indiferente, son una milonga lo respeto pero no lo comparto. Pensar que millones de tubos soltando humo no es perjudicial para nadie creo que no se sostiene de ninguna manera pero cada uno tiene su opinión. Lea usted a Brufau, ese señor es el presidente de Repsol, diciendo que el petróleo de máxima rentabilidad y fácil extracción se está agotando HOY. Dele al Google sino me cree. Pensar que ir en coches que no emitan o que podamos generar energía renovable en mucha mayor medida es algo viable y muy beneficioso para nosotros y nuestra manera de vivir que no es otra que el turismo.

          • Luis Caballo Loco

            Yo con toda mi buena fe, y desde una muy dilatada experiencia vital, me limito a avisar: desconfiad de todo lo que los gobiernos os quieren clavar.

            Lamentablemente es todo lo que puedo hacer. Al final todos hemos de escarmentar en propia carne. Es la vida….

            • Nacho-Mitranes

              Pero si todo esto no viene de parte de los gobiernos. Nadie en Europa quiere el vehículo eléctrico. No hay más que ver lo que se ofrece desde el viejo continente. Sí todo esto emerge es básicamente por dos motivos: uno fue el escándalo del diésel gate que abrió muchos ojos y otro fue la pujanza de Tesla. Todo el mundo automovilístico espera y desea que fracase Tesla. Solo el tiempo dirá al final quien tenía razón. Tenemos diferentes percepciones de la realidad.

              • Luis Caballo Loco

                Hombre, no sea usted ingenuo. ¿De dónde cree que salen las subvenciones para la compra de esos vehículos en varios países de Europa? De su bolsillo y del mío. Osea, de los estados correspondientes. Aquí todavía no pero en cuanto haya cuatro puntos de recarga homologados las habrá.
                Todo nos es impuesto por los gobiernos (o mejor dicho, quién está tras ellos en la sombra) a través de los medios de comunicación. Pensamos y creemos lo que ellos quieren que pensemos y creamos. Recuerde que no hay mejor esclavo que aquél que se cree libre.

                No se engañe. Al final todo gira alrededor del dinero, el poder y control de la población. Los seres humanos les importamos un bledo.

                • Nacho-Mitranes

                  Su percepción de la realidad y la mía son bien distintas. Los gobiernos quieren el poder. Y para conseguirlo han de ser lo suficientemente permeables como para entender qué quieren sus votantes. Yo no creo en conspiraciones ni poderes ocultos. Marcho a trabajar.