Cinco cosas que Microsoft podría hacer para mejorar el gaming en Windows 10

Software

Windows 10 se ha convertido en el mejor sistema operativo para jugar a videojuegos en PC gracias a las mejoras que Microsoft ha ido incluyendo en él (como poder ver el uso de GPU en el Administrador de tareas). Sin embargo, hay muchas cosas que Microsoft podría hacer para mejorar la experiencia gaming en Windows 10, y vamos a recopilar algunas de ellas.

A principios de año, el propio Satya Nadella, CEO de Microsoft, afirmó que el PC Gaming es uno de los principales pilares de la estrategia de la compañía con Windows 10. Y no es de extrañar, ya que el 61% de los usuarios de Steam utiliza Windows 10, que incluye herramientas como el Modo Juego, soporte para DirectX 12 (aunque pocos juegos se benefician de él), o una herramienta gratuita de grabación de gameplays y capturas in-game. Además, el sistema detecta automáticamente cuándo abrimos un juego en pantalla completa para que no nos molesten las notificaciones del sistema mientras estamos jugando.

Todas estas funcionalidades han ido siendo introducidas en los últimos tres años por Microsoft, pero la compañía podría hacer mucho más. Al igual que la compañía hizo el modo Windows 10 S (que ahora estará disponible simplemente como una configuración al instalar el sistema), se podría tener un modo similar para jugar.

Una barra de juego potenciada o un modo Big Picture como el de Steam

En primer lugar, la Barra de juegos de Windows 10 podría asemejarse en funcionalidades a lo que se ofrece en Xbox; un ecosistema más complejo que vaya más allá de la posibilidad de grabar vídeo y hacer fotos, similar al OneGuide de Xbox. Podríamos encontrar juegos jugados recientemente, actividad de amigos, logros, mensajes, chat de voz, etc. Básicamente, integrar cosas como un modo Big Picture similar al de Steam.

Esto ayudaría a que muchos usuarios integrasen el PC en su televisor, además de poder gestionar toda su biblioteca de juegos en un único sitio junto con aplicaciones multimedia como Netflix o Spotify.

Mejor rendimiento y menos añadidos innecesarios en Windows 10

Microsoft ya busca ofrecer el mejor rendimiento para juegos en todas las versiones de Windows 10, además del trabajo que hacen los fabricantes de tarjetas gráficas en optimizar los drivers para ganar algo de rendimiento en juegos. Sin embargo, se podría hacer más al respecto.

Por ejemplo, sería muy cómodo para los usuarios una función que cerrase todos los programas y aplicaciones en segundo plano, pudiendo elegir los que se quieren dejar abiertos. Gracias a eso, se gana más memoria RAM para los juegos, y también se libera carga innecesaria del procesador mientras estamos jugando. Esto es particularmente útil en portátiles, donde el exceso de temperatura suele generar Thermal Throttling. Actualmente el Modo Juego hace algo así, asignando y priorizando más recursos a juegos y limitando los de otros programas, pero no permitiendo cerrarlos.

Otra cosa que podría hacer automáticamente el sistema operativo es desactivar pantallas secundarias que tengamos conectadas. Tener dos o más pantallas conectadas al ordenador afecta ligeramente al rendimiento (en torno a un 5%), y desactivándolas automáticamente se ganan FPS. Sin embargo, es un incordio tener que estar cambiando la configuración constantemente cada vez que se abre un juego usando comandos como Win + P.

Más herramientas de control de rendimiento

Hace algo menos de un año recogimos una manera muy cómoda de medir el rendimiento del ordenador con Rainmeter, pudiendo configurar interesantes gadgets y ponerlos en una pantalla secundaria. Sin embargo, es necesario recurrir a herramientas de terceros para poder controlar aspectos como la cantidad de FPS que estamos teniendo en un juego (como Fraps o GeForce Experience en el caso de los usuarios de NVIDIA), o usar programas como MSI Afterburner para hacer overclock a la tarjeta gráfica.

Que Windows 10 incorporase su propia herramienta para realizar overclock podría tener bastantes ventajas. Por ejemplo, se podría regular para que sólo se ejecute el overclock cuando abramos un juego, estando el resto del tiempo en su frecuencia base para reducir su temperatura y aumentar su durabilidad. Además, estos ajustes podrían controlarse a través de la Barra de juego, donde podrían sugerir frecuencias en base a otros ordenadores con los mismos componentes, ya que la compañía tiene todos esos datos gracias a la telemetría.

Priorizar el tráfico de los juegos

Mientras que quienes tienen fibra óptica ya no sufren estos problemas, en conexiones ADSL sí que existen graves problemas de ping en cuanto alguien en casa se pone a subir y bajar cosas, saturando el ancho de banda. Es por ello que no podemos estar descargando nada con aplicaciones de descarga como el torrent mientras estamos jugando. Sin embargo, si Windows 10 priorizase el tráfico del juego frente a cualquier otro, todos esos problemas desaparecerían.

Tienda de Microsoft para instalar mods

Microsoft está tratando potenciar su tienda entre los usuarios, habiéndose llevado ahí apps como Netflix, o las fuentes de letras. Tímidamente, la compañía ha intentado vender juegos UWP a través de ella, pero ofrecen algunos problemas a nivel de funcionalidades frente a Steam, como un precio más elevado, el no poder devolver juegos o la ausencia de compatibilidad con SLI o Crossfire.

Lo que sí podría añadir Microsoft en su tienda, y que podría facilitar muchas cosas a los jugadores, son los mods. De manera similar a la Steam Workshop, Microsoft podría ofrecer mods que fueran más fáciles de descargar e integrar, con la seguridad añadida de que no van a tener virus.

En definitiva, ya sea mediante un modo exclusivo para Windows 10 o mediante futuras actualizaciones, el sistema operativo puede ofrecer mucho más de lo que ofrece actualmente a los gamers. Por suerte, siempre es posible instalar software de terceros para poder añadir muchas de estas funcionalidades, pero el hecho de que se incluyan de manera nativa simplifica mucho el proceso.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone