El Bluetooth puede ayudar a identificar drones y su posición de vuelo

Software

Estamos acostumbrados a usar el Bluetooth a corto alcance, y para la transferencia de archivos o música; pero el Bluetooth 5, que es su revisión más reciente, puede alcanzar los 1.000 metros para el intercambio de información. Y esta tecnología inalámbrica se puede emplear para utilidades muy diferentes como, por ejemplo, Open Drone ID, que ha sido propuesto por Intel. Un sistema de detección de drones, pero de coste mucho más reducido que los sistemas de detección de ‘naves’ ya disponibles y en uso.

La popularización de los drones implica algunos daños colaterales. En los diferentes países en que se comercializan han forzado al establecimiento de marcos reguladores de su uso, y unas pautas para catalogar naves de uso profesional, comercial, etcétera. Pero además de esto, hacen falta herramientas que sirvan para proteger determinadas zonas de vuelo, por ejemplo –como aeropuertos-, y para identificar no solo a los drones sino también a sus pilotos y propietarios. Para todo esto, Intel propone Open Drone ID, una tecnología basada en Bluetooth que permite que sean las propias ‘aeronaves’ no tripuladas las que retransmitan su posición.

Open Drone ID quiere resolver los ‘choques’ en el aire por la popularización de los drones de uso ocioso

Esta tecnología usa dos estándares: Bluetooth 4.2 y Bluetooth 5, la primera limitada a un alcance aproximado de 300 metros, y la segunda alcanzando los 1.000 metros. Con la primera iteración se puede transmitir información al teléfono inteligente; a partir del mismo, como receptor en tierra de la señal del drone, se envían los detalles de posicionamiento del dron a torres ya existentes. De esta manera se puede informar a otros equipos sobre la posición de un drone, o incluso informar sobre los movimientos del mismo, para evitar que pueda haber choques a medida que el tráfico aéreo vaya creciendo.

Intel ha demostrado esta semana cómo funciona su tecnología Open Drone ID, y explicado que es especialmente interesante por el bajo coste que implica la introducción de Bluetooth en los drones. Además, la infraestructura restante ya está disponible, en tanto que se utilizan los smartphones como ‘punto intermedio’, y la información se repite por las torres de telefonía móvil a partir del teléfono inteligente.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone