Z390 vs Z370: Intel filtra el nuevo chipset para Coffee Lake

Hardware

Actualmente las mejores placas base para la 8ª generación de procesadores de Intel, con el i7-8700K como tope de gama, son las que emplean el chipset Z370. Sin embargo, llevan rumoreándose desde hace unos meses el lanzamiento de placas con chipset Z390, y finalmente Intel ha confirmado su existencia detallando nueva información.

WiFi y USB 3.1 a 10 Gbps: principales diferencias entre el Z390 y el Z370

Esta información tenía pinta de estar preparada para la Computex, pero se ve que a Intel se le escapó este domingo. Un domingo es un día raro para anunciar novedades, por lo que todo pinta a que fue accidental. Sin embargo, ya podemos conocer las novedades de las placas Z390, y cómo se comparan frente a otras que hay en el mercado, como la Z370, H370 o B360.

msi z370 z390

El chipset Z390 se basa en el Z370, pero añade algunas funcionalidades extra. Entre estas novedades encontramos hasta seis puertos USB 3.1 Gen 2 de hasta 10 Gbps, mientras que también se añade conectividad WiFi de serie 802.11ac de banda dual con el chip Intel Wireless-AC 9560. La parte lógica, la dirección MAC y la memoria estarán incluidos en el chipset, y los fabricantes decidirán incluir el PHY y la antena en un módulo adicional.

Por ello, no todas las placas base incluirán WiFi (al igual que ocurre con las H370), ya que añadirle WiFi a una placa implica añadir más costes de fabricación (en torno a 15 dólares), por lo que es opcional para los fabricantes. Las placas base empezarán en 130 dólares, y llegarán a modelos que superen cómodamente los 400 dólares (es de esperar que estos sí tengan WiFi).

Intel filtra casi todo del chipset Z390: estas son sus diferencias con el Z370

Extrañamente, esta conectividad sí venía incluida en las placas base de gama media y baja, lanzadas más tarde. Estas placas salieron más tarde, lo cual demuestra que el chipset Z370 salió con prisas para contrarrestar a AMD, y que ha sido ahora cuando lo han tenido listo para ser lanzado. Además de Wi-Fi, también se incluye Bluetooth 5.0.

Lo que extrañamente se mantiene son las líneas PCI, con sólo 24; igual que con el chipset Z370. Esta cifra es algo a lo que estamos acostumbrados en la gama media, y que Intel suele mantener bajo para reducir costes, así como para diferenciar a las plataformas de alto rendimiento.

El resto de funciones se mantienen, con soporte para Intel Smart Sound, soporte para Intel Optane y posibilidad de hacer overclock al procesador. El chip de red es Intel I219-V, con velocidad Gigabit y la menor latencia posible en juegos.

No sabemos cuándo llegarán al mercado (no más tarde verano en principio), ni tampoco si en el futuro Intel las hará compatibles con la siguiente generación de procesadores de 10 nm. De hecho, este año podríamos volver a ver procesadores de 14 nanómetros en la 9ª generación, por lo que ahí no habría ningún motivo para no hacer compatibles estas placas. Conoceremos todos los detalles en la Computex dentro de menos de un mes.

Escrito por Alberto García

Fuente > HardZone