Si eres joven y vas a comprar un portátil, una de las decisiones a las que tienes que enfrentarte es decidir qué priorizar: si un portátil ligero para poder llevarlo siempre encima, u optar por un portátil gaming que te sirva tanto para llevarlo siempre encima como para poder usarlo en casa para jugar.

Es bastante difícil encontrar un portátil que esté equilibrado entre ser ligero y que tenga un buen rendimiento para jugar. Por suerte, los ordenadores gaming cada vez pesan menos gracias a las mejoras tecnológicas que han permitido reducir el tamaño de los componentes de las placas base. Por ejemplo, en la gama HP OMEN 15, con portátiles de 15,6 pulgadas, encontramos dispositivos con un peso de 2,62 kg.

Normalmente el peso ideal para un portátil que vamos a llevar todos los días encima debería situarse por debajo de los 2 kg. A pesar de ello, si vas en coche o en transporte público es probable que este factor no te importe demasiado. Tener un portátil de gama alta también te ofrece otras ventajas, como mejor pantalla, mayor velocidad o componentes de mayor calidad. Eso sí, procura que no supere las 15,6 pulgadas para reducir al máximo su peso.

Uno de los portátiles mejor equilibrados es el HP OMEN 15-ce012ns, con un procesador Intel Core i5 7300HQ, 16 GB de RAM, un SSD, y una NVIDIA GTX 1050 de 4 GB. Además de ser potente, su batería ofrece una duración de hasta 8 horas reproduciendo vídeo. Su precio es de 949 euros.

Una buena alternativa: portátil ligero y barato con ordenador de sobremesa

Otra alternativa puede ser comprarse un portátil más ligero, mientras que para casa podemos tener un ordenador de sobremesa. Por ejemplo, HP tiene el convertible Stream x360, con una pantalla de 11 pulgadas y un peso de tan solo 1,35 kg. También tienen una tablet/portátil de 10 pulgadas con base que pesa tan sólo 580 gramos, mientras que si le añadimos la base pesa 1,09 kg. Este tamaño es ideal para llevarlo a clase y poder tomar apuntes, e incluso poder realizar algún dibujo.

El precio de ambos portátiles es de 348,99 y 388,89 euros, respectivamente. A esto habría que sumarle el precio de un PC. HP tiene ordenadores de sobremesa dentro de la gama OMEN con un gran rendimiento y un precio bastante ajustado, sobre todo si tenemos en cuenta lo que han subido los precios de los componentes en el último año.

Por ejemplo, tenemos un HP OMEN 880-110ns, con una tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1050, 8 GB de RAM y un procesador Intel Core i5-8400 de última generación por sólo 799 euros. Esta configuración es similar a la que encontramos en rendimiento en portátiles más caros, por lo que elijas la alternativa que elijas HP te tiene cubierto. La decisión es tuya: llevar el mejor rendimiento en un único portátil con la gama OMEN, o dividir entre un ordenador sobremesa potente y un portátil más modesto.