Mejores adaptadores de USB a HDMI para proyectar tu pantalla

Mejores adaptadores de USB a HDMI para proyectar tu pantalla

Manu Iglesias

Es habitual tener un puerto HDMI pero no todos los dispositivos tienen y por ello es interesante contar con adaptadores que nos hagan más fácil esta tarea para proyectar o ampliar la pantalla. Los adaptadores de USB a HDMI son muy útiles cuando necesitas conectar una pantalla a un ordenador y por cualquier motivo no tienes un puerto dispositivo. El motivo puede ser que el conector integrado en el ordenador está estropeado o que ya esté ocupado por otra pantalla.

Para que estos adaptadores funcionen correctamente es necesario, en general, instalar un software creado por el fabricante del accesorio. Este software se encarga de “hacer entender” al ordenador que debe emitir una señal de vídeo por el puerto USB para alimentar la pantalla u otro tipo de dispositivo conectado a él (por ejemplo, un proyector).

Una vez instalado el software, no tienes más que conectar la pantalla, televisor o proyector al extremo HDMI del adaptador y el puerto USB al ordenador. Nada más hacerlo el ordenador detectará la conexión y empezará a emitir imágenes para el periférico conectado a través del adaptador. Por supuesto, una vez conectado, podrás configurar diferentes opciones como resolución, si quieres que se comporte como una pantalla extendida, pantalla en espejo, como salida principal, etc.

En qué fijarnos y cómo elegir

Los criterios principales para este tipo de dispositivo son variados desde el uso que le vayamos a dar as el propio diseño, ya que muchas veces ante la duda elegiremos el más atractivo o el que nos parezca mejor en este sentido.

  • Uso que vamos a dar
  • A la hora de elegir un adaptador de este tipo debemos tener claro para qué lo vamos a necesitar, cuáles van a ser lo usamos que le vamos a exigir, puesto que de ahí vendrá buena parte si nos fijamos en unos o de otros, si tiene más o menos soporte de reproducción o si necesitamos ciertos puertos auxiliares, entre otras cosas. Aquí solo queda decidir todas esas cosas a cada uno y cuando lo tengamos claro será el omento de continuar.

    • Compatibilidad

    Es el momento de ver la compatibilidad que necesitamos y a partir de ahí elegir el que mejor se adapte a ella. Puede que necesitemos que nos sirva para un terminal móvil o una tablet, Además de para un televisor, por lo que en ese caso será distinto. Debemos fijarnos en el tipo de conexión HDMI que tenemos o si los aparatos son o no son compatibles.

    • Conectores

    Será clave saber qué tipo de conectores y puertos estamos pensando, puesto que hay alguno que solo llevan los dos de rigor y otros que equipos que vienen con muchísimos puertos auxiliares. En ese momento es otro en el que debemos de elegir que necesitamos y optar en consecuencia. Puede ser que simplemente quieras un adaptador USB a HDMI pero también hay opciones para tener uno que cuente con un lector de tarjetas, con un puerto microUSB y mucho más.

    • Diseño

    El diseño es otra razón para elegir uno u otro, ya que no estamos hablando estrictamente del aspecto físico del adaptador, sino de temas como si el cable es más o menos largo, si las cajas son más o menos voluminosas o si los adaptadores están colocados en buenas posiciones, entre otras cosas.

    • Conversión 4K

    Este es un aspecto que tampoco es que sea algo obligatorio, puesto que es más bien fruto de la necesidad. Pero sí que conviene tenerlo en cuenta, a lo mejor, de cara al futuro, puesto que, si no lo necesitamos ahora, puede ser que dentro de un tipo sí que tengamos la necesidad de la transferencia de contenido en resolución 4K. Evidentemente no todos son aptos para este tipo de contenido, peor eso debemos buscarlo explícitamente, y si hace algún tiempo era complicado tener alguno compatible, hoy en día es mucho más fácil porque la demanda es mucho mayor.

    Adaptadores USB-HDMI

    A continuación, te dejamos algunos de los mejores adaptadores USB-HDMI que puedes encontrar actualmente en el mercado, con diferentes puntos de vista sobre este tipo de dispositivos, con resoluciones diferentes y diseño que difieren ligeramente unos de otros. Dependerá de lo que quieras utilizar ya que todos cumplen con la misma función pero varían en formato, en la versión USB o la resolución compatible con la misma.

    Con calidad 4K: Cable Matters USB 3.0 a HDMI

    Si tu ordenador dispone de puertos USB 3.0 podrás utilizar este adaptador para conseguir una salida de vídeo adicional con resolución hasta 4K (3840 x 2160 píxeles a 30 Hz). El adaptador de Cable Matters es compatible con los modos de pantalla extendida o espejo y para que funcione requiere que se instale el software incluido tanto en Windows como en Mac.

    Se trata de un adaptador que no es barato sino que ronda los 75 euros pero nos permite tener la máxima calidad en los contenidos que vayamos a conectar. Por ejemplo, para ver contenido en 4K de Netflix en una gran pantalla. Una opción para los más exigentes que buscan lo mejor, el mejor adaptador posible.

    Adaptador KKShop USB-HDMI

    Una de las principales ventajas de este adaptador es que es muy compacto, ocupa poco más que un pendrive y ofrece unas características muy interesantes para todo aquel que necesite llevar siempre el adaptador en la mochila del portátil. Es compatible con los modos primario, pantalla extendida y pantalla en espejo. Ofrece una resolución máxima de 1920 x 1080p en puertos USB 3.0 y 800 x 600p en el caso de los USB 2.0 o 1.1.

    kkshop

    AIN Adaptador USB a HDMI

    Otra opción si buscas un adaptador muy ligero que puedes llevar siempre en la mochila junto a tu portátil y utilizarlo en cualquier momento para conectar una pantalla, proyector, televisor o similar. Conectado a través de USB 3.0 alcanza resoluciones de 1920 x 1080p y en el caso de USB 2.0 800 x 600p.

    Como en los demás modelos, para utilizarlo es necesario instalar el software que incluye el accesorio en un ordenador con Windows 7, 8 o 10. Es un buen dispositivo pese a ser un poco pequeño, pero sirve de sobra con lo que esperamos de él.

    AIN Adaptador USB a HDMI

    ABLEWE USB

    Este adaptador de puerto USB a HDMI no necesita alimentación externa. Es un USB 3.0 capaz de soportar vídeo desde 1.080p (1.920 x 1.080 píxeles) y pantalla 3D a 60 Hz. La velocidad de trasmisión es de 5 Gbps. Es ideal para conectar un ordenador a un monitor, una televisión o un proyector. Hace muy buen trabajo y es capaz de conseguir una buena calidad de imagen, aunque parezca extremadamente sencillo.

    Su buen hacer radica precisamente en lo ligero y poco que ocupa y lo bien que funciona. No es de tipo bidireccional, por lo que solo vale de USB a HDMI. El controlador es compatible con Windows 10, por lo que si tu ordenador no lo detecta siempre podrás descargar sus drivers. Desgraciadamente no tiene compatibilidad con Mac, Chromebook y Linux.

    ABLEWE USB

    Adaptadores múltiples

    Si quieres tener un adaptador HDMI pero que no solo sea de USB a HDMI sino que tenga otros puertos, hay algunos modelos que cuentan con más opciones. Por ejemplo, tendrás compatibilidad con este pero también lector de tarjetas.

    Ofima USB 3.0 a HDMI 5 en 1

    Si buscas un adaptador más completo, esta opción de Ofima podría encajarte. En este caso no solo incluye un adaptador USB-HDMI, sino que también incluye lector de tarjetas SD, microSD y dos puertos USB 3.0. En el apartado de salida de vídeo HDMI, el adaptador ofrece una resolución máxima de 1920 x 1080p a 60 Hz a través de USB 3.0 y 800 x 60p en el caso del puerto de generación anterior.

    Adaptador Ofima 5 en 1

    Básico y versátil: URSICO 4 en 1

    Este adaptador USB permite conexión HDMI pero también permite otros puertos. Se trata de un adaptador multipuerto portátil 4 en 1 compatible con HDMI 4K. Es compatible con Chrome oS, con Windows o con macOS y con todo tipo de dispositivos como ordenadores, teléfonos, tabletas, convertibles. Cuenta con un puerto USB 3.0, un puerto USB 2.0, un puerto USB-C y un puerto HDMI 4K que podemos usar para emitir la pantalla o para cualquier otra labor.

    ¿Cuál elegir?

    Dependerá de lo que necesitemos que escogeremos una opción u otra. Cualquier convertir de USB a HDMI cumple con su función pero debemos fijarnos en la letra pequeña, saber si es o no compatible con nuestro equipo. Debes fijarte en la calidad máxima con la que es compatible si queremos ver series o películas en pantalla grande. O también podemos fijarnos en el formato si queremos algo más compacto y transportable o no nos importa algo que ocupe algo más de espacio.

    Una buena opción es escoger los modelos múltiples que no solo nos permitirán conectar un HDMI sino otros cables o incluso tarjetas.

¡Sé el primero en comentar!