Vendedores terceros en Amazon: una ventana a las estafas

Software

Amazon es una de las compañías más grandes a nivel mundial, en el ámbito del comercio electrónico. Emparejada con similares como eBay con frecuencia, hay una diferencia clave respecto a este rival –entre otros-, y es que Amazon permite el acceso y uso de su plataforma a vendedores externos pero de forma secundaria, con protagonismo de su propio sistema de venta y distribución, y manteniéndose siempre como pasarela de pago incluso en estas relaciones –con externos- por parte de los que aún así considera sus propios clientes. Este sistema de venta, el de vendedores terceros, es una ventana a las estafas.

Amazon se dedica de forma directa a la gestión de stock producto, comercialización y distribución. Tiene sus propios almacenes y mantiene una plataforma de compra, pero para la distribución tiene ciertas dependencias de terceros. En este caso, Amazon ofrece garantías de cumplimiento de sus compromisos, tanto a nivel producto como en los plazos de entregaentre otros-. Pero dentro de la ‘gestión de producto’ es donde están también los vendedores externos, como los denominan en su política, o vendedores terceros, que es como podemos localizarlos dentro de la búsqueda de productos en su página web oficial. El tratamiento, como intemediario entre ‘sus clientes’ y vendedores externos, está contemplado también entre sus garantías, pero no deja de ser una ventana a las estafas que ciertos vendedores están sabiendo cómo explotar.

La ‘fluctuación’ de precios en Amazon ha abierto una brecha en la seguridad de la plataforma

Amazon es la primera que, dentro de su propia plataforma, ha sabido aprovechar la fluctuación de precios como sistema para potenciar las ventas de forma puntual en cambios que, habitualmente, denominan ‘ofertas flash’. Es sólo una de las formas de aprovechar la evolución de precios que se produce dentro de su plataforma, por la modificación manual de los precios de producto. Y en torno a esta evolución han surgido servicios externos de alerta que permiten monitorizar cómo varían los precios a lo largo del tiempo, incluso con notificaciones cuando un determinado producto está por debajo del precio deseado, el que hayamos seleccionado de forma manual.

Hay decenas de aplicaciones, extensiones y otras utilidades que permiten hacer seguimiento de la evolución de precios de Amazon de forma externa, mientras que la propia compañía tiene también un servicio de mailing oficial y suscripción a boletín para recibir las ‘ofertas flash’ y promociones, entre otros. Y lo que determinados vendedores externos están aprovechando como ventana para estafar ‘a través’ de Amazon son estos servicios de notificación ajenos a la propia plataforma de comercio electrónico.

alerta-precio-amazon

En varias ocasiones, el producto queda disponible en torno al 50% de su precio habitual a través de un vendedor externo, que fuerza las notificaciones a través de sistemas de seguimiento de precios en Amazon.

Alertas de precios de terceros, un cebo para estafar ‘a través’ de Amazon

En este tipo de servicios que comentábamos anteriormente, los usuarios pueden hacer seguimiento sólo de los precios de Amazon oficiales, de los precios de vendedores terceros, o también de los productos de segunda mano. Y explicado de la forma más simple posible, el servicio en cuestión nos permite configurar un precio mínimo para activar la alerta, y a partir del cual seremos notificados con un mensaje similar a ‘El producto XXX ya cuesta menos de XXX’. En dicho mensaje encontramos el precio habitual, máximos y mínimos, y el precio del momento en que se ha producido la notificación, inferior al deseado cuando rellenamos la configuración del servicio de alerta.

Cuando la notificación es relativa a los precios oficiales de Amazon, todo correcto. El problema lo encontramos cuando se notifica la bajada de precio de un producto gestionado por un vendedor externo. A modo de cebo, el vendedor externo –estafador- señala un precio extraordinariamente bajo que podemos comprar de forma directa y, a partir de aquí, según testimonios de usuarios de la plataforma –disponibles en las propias valoraciones de Amazon, a los vendedores externos- podremos experimentar cómo la operación se demora de forma anormal y presuntamente intencionada, probablemente persiguiendo que cancelemos la operación el comprador- de forma manual.

aviso-camel

Un cebo y una invitación a completar la compra fuera de Amazon

El problema viene cuando la compra no se hace en Amazon, en cuyo caso experimentaríamos –por lo general- lo que describíamos anteriormente. Lo más frecuente es que en el propio ‘anuncio’ del producto, donde debería aparecer únicamente la marca y modelo, y quizá una breve descripción de sus especificaciones técnicas, aparece además una dirección de correo electrónico y una invitación a continuar la operación de compra fuera de Amazon, vía correo electrónico. Es aquí cuando el supuesto vendedor nos indicará que el precio extraordinariamente bajo se consigue ‘evitando las comisiones de Amazonconcluyendo la operación de compra fuera de la plataforma’.

Da igual que nos señalen una cuenta bancaria a la que hacer un ingreso o transferencia, o que se trate de una dirección de PayPal. Métodos ha decenas y cada vendedor aplica su imaginación para tratar de convencernos de pagar fuera de Amazon, con diferentes argucias.

alerta-compra-amazon

¿Qué dice Amazon de los vendedores externos? ¿Hacen algo para evitarlo?

Amazon, en su sección de ayuda –referente a vendedores externos- explica de forma muy clara cómo se debe proceder. En caso de hacer la operación de compra dentro de la plataforma ‘los fondos se transfieren al vendedor’ sin proporcionar información sobre el método de pago –por ejemplo, la tarjeta de crédito-. Y añaden, en forma de anotación, que no se deben realizar pagos directos al vendedor, puesto que entonces estaremos haciendo la operación más allá de las coberturas de la garantía de la plataforma de comercio electrónico, y fuera de su control para subsanar posibles errores por parte del vendedor externo, o incluso operaciones de reembolso por devolución, o cambio por cualquier cuestión.

En contra de este método de estafa, Amazon señala que se deben denegar las peticiones de transferencia directa al vendedor y contactar con el Servicio de Atención al Cliente. No se describe en la sección de ayuda, ni en ninguno de los apartados sobre información legal u operativa, qué se hace con este tipo de vendedores. No obstante, mi experiencia personal con casos de este tipo es que duran poco, muy poco, los anuncios con estos precios extraordinariamente bajos y un email disponible y publicado con la intención de hacer la operación fuera del control de la plataforma.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Jose Gonzalez

    Hay gente que cuando ve un móvil o similar, a mitad de precio, le falta tiempo para hacer una transferencia a un banco de China, aunque el “vendedor” diga que el artículo está en España. Es el timo del toco-mocho que se repite a lo largo del tiempo y contra eso nada se puede hacer.

  • Fabricio Martínez Tamayo

    Un tonto y su dinero pronto se separan.

  • Fernand0

    Mmm técnicamente no hay estafa a través de Amazon por lo que sigue seguro, mas bien es algo como phishing tratándose de aprovechar de la idiotez de la gente y contra eso no hay método que funcione mas que tomar consejos una vez te vean la cara de tonto.

    • Carlos González

      No, la estafa no es a través de Amazon, ni la hace la propia compañía… es lo que explicamos

  • EXPERIMENTONGOD

    La única “estafa” posible es que compres algo y no te lo envíen, en cuyo caso la propia Amazon te devuelve el dinero (me ha pasado). Jamás se debe contactar con los vendedores y mucho menos pagarles desde fuera de Amazon

    • Carlos González

      Eso es

  • buty

    Lo que si hacen es poner un precio extremadamente bajo para aparecer en todas las páginas de alertas y dandose publicidad gratuita, y cuando locompras a los dos dias te anulan el pedido