Ford apuesta por conectar coches y drones en el futuro para tareas de emergencia

Actualidad

Dos sectores a priori tan diferenciados como los coches y los drones empiezan a tener más puntos de unión de los esperados tras conocerse los primeros proyectos de automóviles que incluyen de alguna forma estas aeronaves controladas remotamente. Ford ha sido el último fabricante en apuntarse a esta tendencia y anuncia un proyecto con el fabricante DJI mediante el cual ambas máquinas podrán estar conectadas entre sí.

El proyecto DJI Developer Challenge va a contar con un nuevo socio de gran calado en la industria del automóvil. La compañía americana Ford se sube al barco con el Ford F-150 que servirá de banco de pruebas para desarrollar una tecnología mediante la cual puedan conectarse los coches y los drones  en tiempo real. Esta tecnología será especialmente útil en algunos campos como el de la gestión de emergencias, ya que podrán ayudar a los equipos de salvamento que lleguen con los coches a acceder a zonas de difícil acceso mediante el uso de los drones.

Además de esta comunicación dron-automóvil realizada mediante el dispositivo Ford SYNC, con el dron será posible realizar mapeados al instante de una zona afectada por una catástrofe y ayudar a salvar vidas o localizar y rescatar a personas heridas o desaparecidas. Además de este matiz humanitario, el proyecto también explorará su funcionalidad dentro del ámbito comercial, pudiendo aplicarse en tareas como las entregas de paquetería, un campo donde los drones ya han comenzado a dar sus primeros pasos. En España, Correos ya anunció las pruebas del uso de drones para realizar la entrega de cartas o paquetes en zonas alejadas o de difícil acceso.

renault kwid drone

Los coches y los drones, ¿condenados a entenderse?

El paso dado por Ford y DJI es otro peldaño más en la carrera que se ha iniciado dentro del sector de la automoción para ofrecer nuevas tecnologías que complementen la mera actividad de la conducción. Echando la vista atrás,  el salón del automóvil de Nueva Delhi del año 2014 dejó ya un concepto del Renault KWID, un buggy todoterreno que incorporaba un dron como compañero de fatigas.

También se puede encontrar otro ejemplo de la interconexión entre ambas máquinas en el Rinspeed Etos, un vehículo deportivo con motor híbrido que vuelve a incorporar un dron en su parte trasera. Por ahora, han sido solo conceptos pero ya han mostrado la clara intención de la industria de proseguir por este camino en los años venideros.

¿Pensáis que los coches con drones podrían tener un futuro comercial exitoso?

Quizá te interese…

Me voy a comprar un drone, ¿con cámara integrada o instalo una después?

El primer escuadrón formado íntegramente por drones policía ya es una realidad

Este drone es capaz de detectar constantes vitales para rescatar supervivientes

Escrito por David Valero

Fuente > El Mundo