Cómo configurar un ordenador nuevo en pocos minutos

Cómo configurar un ordenador nuevo en pocos minutos

David Valero

Si te has comprado un ordenador o lo has formateado para dejarlo de fábrica, necesitarás configurar los programas y procesos para empezar a utilizarlo lo antes posible. Te explicamos de qué forma puedes dejar tu PC listo para empezar a sacarle todo el potencial sin tardar mucho tiempo.

Lo primero que debemos hacer es librarnos de todo aquello que no nos sea útil o al menos que no necesitemos por el momento. Desinstalar buena parte del bloatware del fabricante que trae consigo un nuevo ordenador preconfigurado nos ayudará a evitar males mayores o problemas de rendimiento en el futuro. A través del panel de control puedes acceder a la desinstalación de programas y una vez allí selecciona aquellos que te sobren y deja espacio libre para empezar a instalar todo lo esencial. Si no quieres complicarte, existen optimizadores de PC que te echarán un cable en esta tarea.

Ahora es el momento de pasar a instalar los programas básicos que necesitaremos utilizar en nuestro día a día. Obviamente podemos ir instalando uno a uno aquellos que deseemos si tenemos los instaladores previamente descargados o si accedemos a ellos través de una unidad de almacenamiento o de disco externa, pero existen opciones como Ninite que nos facilitarán las cosas. Esta web ofrece la posibilidad de seleccionar aquellos programas realmente claves y básicos (y gratuitos). Desde navegadores a reproductores multimedia pasando por grabadores de CD o DVD, ofimática, videojuegos o almacenamiento en la nube, esta página permitirá que se instalen todos de forma automática sin que necesitemos gestionarlos de forma independiente.

ninite instalador programas

Anticípate a los problemas de rendimiento

Si quieres mantener tu PC como nuevo el mayor tiempo posible puedes contribuir a ello gestionando el menú de Inicio a través de la configuración del sistema en Windows  (Inicio>ejecutar>msconfig >configuración del sistema> Inicio de Windows), y desmarca aquellos procesos y programas que no quieres que se inicien durante el arranque de Windows, así aliviaremos la carga de trabajo inicial del equipo.

Si quieres mantener un a gran parte de la configuración e información que guardabas, puedes acceder a una copia de seguridad creada de los archivos para volver a restaurarla o si es un ordenador nuevo, acostúmbrate a realizar copias para mantener a buen recaudo la información importante. A partir de ese momento ya puedes empezar a sacarle todo el juego a tu ordenador, el cual estará listo para el combate.